miércoles, 4 de enero de 2012

Vivimos de prestado

Montoro, la mano que recorta...

Me parece que ésta es una consideración que la gran mayoría de los ciudadanos de este país no tienen presente y digo esto, porque empiezo a estar hartito de escuchar a tanto izquierdista irreductible o votante pepero, reconvertido urgentemente en acerbo crítico, a cuenta de la subida de impuestos. Vamos a ver si nos enteramos de una puñetera vez, que eso de  que los mercados son los que mandan y la supuesta rendición de los gobiernos al interés del capital no son más que las demagógicas afirmaciones de una izquierda que, si de lo que se trata es de hablar de economía, debiera estar muda, silente, limitándose en todo caso a repartir tabaco entre los presentes.

Aquí parece que nos hayamos acostumbrados a las malas costumbres zapateriles y pretendemos seguir viviendo en un mundo irreal. No es que el club Bilderberg sea el que mande aquí o que los “mercados” llamen a Rajoy para decirle lo que tiene que hacer o que estemos a las órdenes de Merkel; el problema radica en que vivimos de prestado y como cualquier familia, tenemos que poner al día nuestras cuentas o se nos va a acabar el crédito y entonces sí que se va a liar la mundial, que diría un castizo, o no, que añadiría Rajoy.

Y sin embargo, estando a punto de que la comunidad internacional, nos declare listos de papeles, y los economistas sapientes reunidos en sesión con los arúspices, nos declaren infectados del terrible virus griego y aconsejen a la Merkel llamar al cura y al notario, mientras tanto, aquí el personal anda inquieto, quejoso y algo sublevado porque les han subidos los impuestos. Hace falta dinero y hace falta ya, ¿de dónde sacan los gobiernos sus ingresos?, de los impuestos, pues ya está,  no hay otra, si hace falta dinero con urgencia hay que subirlos.

Y esto de llorar ahora, es como aquel que se queja de que los bomberos le hayan tirado la puerta abajo y roto la vajilla que le regaló su tía Eugenia cuando se casó, mientras apagaban un incendio en su domicilio y salvaban la vida de Gloria, su suegra, que eso algunos lo situarían en el debe de la acción salvadora, pero sólo algunos.

Vamos a ver si somos capaces de entender que vivimos hace ya tiempo del crédito, y aquellos que tienen dinero para invertir en comprar deuda española están inquietos por la deriva de un gobierno (el saliente) que no cumplía con sus compromisos y era incapaz de aplicar con contundencia las medidas que tranquilizaran a los inversores. Vamos a ver si somos capaces de entender que “el capital” gana dinero cuando la gente puede gastarlo, que los más ricos no ganan nada si convierten a los pobladores de este país en pobres de solemnidad. Vamos a ver si somos capaces de ver las cosas con un poquito de sentido común.

¡Es que siempre pagamos los mismos!, pues sí, resulta hasta una obviedad. El Estado vive de los impuestos y cuando le hace falta pasta, el gobierno pasa de Papá Noel a Sheriff de Nottingham o a malvado Juan sin Tierra, en menos tiempo que se persigna un cura loco. No sé quién dijo que no es justo que los hijos paguen los pecados de los padres, aunque suceda todos los días. Todos sabemos que cuando el padre de familia la lía y creyéndose un genio de la economía, se pone a jugar en la bolsa o acomete negocios cargados de riesgo que fracasan, los hijos que maldita la culpa que tienen, ven que su nivel de vida se reduce de manera considerable. No es agradable para nadie, pero es así y todo el mundo lo encuentra lógico y natural.

Bueno pues estamos en la misma situación, no hemos tenido nada que ver con la génesis de la crisis, ni con el suicida endeudamiento que llevó a cabo Zapatero, ni con el dinero público que utilizó el PSOE para ayudar a la banca, pero nos va a tocar pagar los platos rotos. Igualito que los hijos de esa familia a la que el padre ha arruinado, pero en nuestro caso con un agravante o un consuelo según se mire, nadie escoge a su padre pero nosotros sí escogimos a Zapatero.

Así que esto es lo que hay. Resulta inútil discutir si lo de subir impuestos es una medida socialdemócrata, que pone palos en la rueda de la creación de empleo y del despegue económico, lo que es cierto, en nuestra situación es exactamente igual que discutir con el bombero de marras, si las puertas se deben abrir con la mano y no de una patada, porque en los momentos de gravedad lo que valen son los resultados. Y si no, que se lo pregunten a Dª Gloria la suegra de el del incendio.

El nuevo gobierno tendrá que hacer equilibrios para, a sabiendas que la subida de impuestos puede resultar un problema si no se maneja con habilidad, implementar las reformas estructurales que necesitamos como el aire que respiramos. Necesita hacer frente al desvío del déficit que Zapatero y el PSOE nos dejaron y aplica recortes, necesita dinero para poder hacer frente a la situación y nos sube los impuestos, pero sobre todo necesita que los ciudadanos le den algo de tiempo,  esto es política y economía, no hay espacio para los milagros.

Por tanto creo que habría que dejar hacer al nuevo gobierno, los votos de los ciudadanos los han llevado hasta donde están. En este país hemos asistido a la debacle organizada por ZP en silencio y ahora vamos a montar el escándalo en la misma línea de salida. Y no me hablen de que les han engañado, porque no es cierto, creo que hasta las víctimas de la ESO saben lo que se quiere decir cuando se utiliza el modo condicional, por tanto no ha habido engaño.

Vamos a pasarlo mal, pero o apoyamos la acción de este gobierno o lo pasaremos mucho peor. Y sobre todo no olviden quién creó el déficit y no fue capaz de controlarlo, a ver si ahora los padres de la criatura se van a permitir dar lecciones, que eso sí que ya sería para nota alta.


12 comentarios:

  1. Vamos a ver, lo de votante pepero reconvertido creo que no es una expresión muy afortunada, más bien se debería tomar como una crítica (creo que todavía se pueden hacer), al orden en que se hacen las cosas. He estado en bastantes actos electorales, algunos de ellos con Cristobal Montoro como anfitrión, y la conclusión que saqué es que subir los impuestos en época de crisis no ayuda en nada y es contraproducente. Plantear medidas como eliminar subvenciones a sindicatos, patronal etc etc, habrían sido aplaudidas y si después de eso hace falta más, vale se suben impuestos, pero pienso que ha sido un error ir a lo más fácil. Y sigo siendo del PP, sin reconvertir, pero con derecho a decir lo que pienso vayamos a caer en la intolerancia que ya conocemos.

    ResponderEliminar
  2. No creo que quién no se considere en esa situación deba darse por aludido, sé lo que he leído de votantes del PP y era para llorar. De todas maneras el que sea cofrade que coja su vela. Todavía no he visto una propuesta alternativa que permita recoger dinero el 30 de este mes. Lo de que subir los impuestos en estos tiempos es contraproducente es sabido, no hace falta escuchar a Montoro y así lo digo en el post, cuestión distinta es si a la fuerza ahorcan. Y ya se han recortado subvenciones a sindicatos, partidos y confederaciones empresariales, pero lo que tu propones, lo de ir buscando las medidas que sean aplaudidas y después lo de los impuestos, ya ves tu, a mí eso me parece ir a lo fácil. Porque además de Montoro, la crisis, la socialdemocracia, el liberalismo, etc., está lo que haya exigido Europa. Personalmente creo que todo el mundo puede decir lo que piensa, incluso yo. Un abrazo y tiempo, que todo se andará.

    ResponderEliminar
  3. Yo no me opongo a esa subida, sino a la carencia de recortes en determinadas cosas. Por ejemplo, tenemos una grieta económica profunda y que pinta irreversible en un sistema autonómico que fracasó hace veinte años. Su supresión sería un ahorro, aunque la consecuencia lógica sería que más de un funionario o personal laboral perromuerto acostumbrado a leer ocho horas el periódico se tendría que dedicar a doblarla en serio.

    Otra cosa es lo de recortar "solo" un veinte por ciento las subvenciones a entes que deberían ser capaces de autofinanciarse. ¿Por que cojones tengo yo que mantener partidos políticos de los que no soy afliliado, sindicatos que me cobran a parte si voy a hacer una consulta por no ser numerario, Organizaciones Empresariales que sólo representan a una mínima parte de las empresas o a la SGAE que cobra hasta por silbar?

    Son muchas las cosas que se pueden hacer empezando por reclamar responsabilidades a los que se han aprovechado de su cargo para destinar dinero público a amiguetes y enchufados en lugar de condecorarlos por mucho que eso sea tradición.

    No es que seamos peperos reconvertidos, es que nos están haciendo la cama desde el primer día.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
  4. No puedo estar mas en desacuerdo con el fondo y la forma. No, si le parece hacemos como los votantes socialistas calladitos como putas hasta la derrota final, luego si, ahora todos son cojonudos incluidos los máximos responsables. No, mire nos sentimos engañados con razón. Tenemos que pagar las deudas del padre dice usted, correcto, pero no voy a consentir que ponga a mi madre a mi hermana y a mi a ejercer la prostitución en la casa de campo para pagar su derroche. NO, mire cuando no hay pasta no solo consiste en ganar mas --recaudar mas impuestos-- si no en gastar menos y mejor. El tijeretazo gordo, entérese usted si quiere enterarse o se da en toda la arquitectura del estado, se ataja la corrupción, se da independencia judicial efectiva y se pone coto al desmadre de la Comunidades Autónomas o desde ya le digo que me encanta el negro y cuanto mas negro mejor. Mis impuestos los tienen que manejar con el mismo cuidado que si fueran los dineros de sus propias casas. ¿A que ellos no están arruinados?. Por supuesto que el prestamista manda, que Alemania manda, otra cosa es porque mandan, pero que mandan, coño claro que sí, los que no mandamos nada somos nosotros las gallinitas de los huevos de oro de los políticos y los financieros. No señor eso no es así, por no protestar y estar calladitos desde la linea de salida hasta el pozo estamos en el barranco. El gato escaldado del agua caliente huye. Le extraña que ya protestemos, pues no hemos hecho mas que empezar. ¿Queremos pagar impuestos?, sí, pero queremos cambios democratizadores de verdad para que en el futuro ningún gobierno de cabrones pueda repetir la hazaña Zapateril y eso no se consigue callándose, que si no viene la izquierda. Ni hablar.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  5. Si retiran las subvenciones a los sindicatos, a los partidos políticos, se recortaran los sueldos estos últimos, que algunos tienen más de uno y encima son sueldos altos (que salen de las subvenciones a los partidos, es decir, salen del pueblo), se ahorraría mucho dinero sin necesidad de exprimir tanto al personal.
    No me pongo en contra de que suban "temporalmente" (y eso de temporal ya veremos) los impuestos si con eso ayudamos, pero, Miguel, siempre nos toca a los mismos. Lo malo es que los primeros, los sindicatos, van a seguir viviendo de los afiliados y de las subvenciones para seguir sin hacer nada, y si hacen algo, serán chanchullos con las empresas para jorobar más al obrero y seguir forrándose ellos.
    Que quiere que le diga! No hay trabajo, el poco que hay está mal pagado (que no todos son mileuristas) y encima te explotan. Y hablo con conocimiento de causa.
    Sé que no se van a arreglar las cosas en dos días, hay que darles tiempo, pero que lo haga bien y que no se sigan forrando los de siempre.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Vamos por orden, Peinado, estoy de acuerdo contigo, en parte. Hay que recortar 40.000 millones, eso no sale de dónde tu pretendes, sin duda deben llevarse a cabo pordecencia política, pero que se hayan subido los impuestos no quita para que eso se haga. Le han recortado a sindicatos, partidos políticos y confederaciones profesionales un 20%, insuficiente, estoy de acuerdo, aunque creo que eso llegará más tarde. Yo creo que no es que nos esten haciendo la cama, están haciendo lo que pueden hacer, de los 16.800 millones previstos a cerca de 40.000 millones va un mundo, así que la situación no es fácil. Sobre el sueldo de los políticos lo tengo muy claro, que cobren por su responsabilidad, no se puede ir por el mundo con un gobierno de mal pagados. Por tanto lo que me parece es que teniendo razón en muchas cosas, hay que darle tiempo al gobierno para que las haga, que llevan dos consejos de ministros. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Zorrete, puedo entender que no estés de acuerdo con el fondo, pero no creo que haya nada en la forma que pueda molestarte. NO te puedes sentir engañado, porque nadie ta ha engañado, y francamente sigo insitiendo en que hay que dar tiempo al tiempo, que los milagros están fuera del ámbito de lo político. Lo del énterese usted, me sobra porque no creo que la agresividad te aporte algo a tu discurso, calma y tranquilidad que lo de la cortesía está muy bien. Me parece, si te hablo con franqueza que tu no quieres que se arregle nada. Pides imposibles, rapasa tu lista, simplemente es que no hay tiempo para hacer lo que tu pides, y amenazas con protestar, bueno, no creo que consigas gran cosa. Resulta infantil pedir lo que pides y que se haga en quince días, es así de claro. En muchas cuestiones coincido contigo, pero comprendo que no se tomó Zamora en una hora, así que francamente lo que creo de muchos de los que se quejan, es que buscan más encizañar que solucionar. Quién sea cofrade que coja su vela. Puedo entender tu indignación, pero no tu agresividad y desde luego mucho menos conmigo. Un abrazo. Y calma que si no todo mucho se andará.

    ResponderEliminar
  8. Hola Had, estoy de acuerdo contigo, así es, hay que sacrificarse pero exigir a cambio. Aunque habrá que dar tiempo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Cierto que a la fuerza ahorcan, pero puede que no sea una buena idea empezar pisando los callos de los tuyos. Y estamois esperando ver los recortes a sindicatos, culturetas y subvencionados de todo tipo.
    Paciencia, vale, pero no infinita. Y la subida de la cuesta tiene que implicar esfuerzo para todos. Te dejo un enlace sobre esto, por si te interesa.
    http://ajustandolasvelas.blogspot.com/2012/01/la-escalada.html
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Usted dice: muchos de los que se quejan buscan encizañar, también podría haber dicho muchos de los que se quejan pueden llevar razón. Desde las elecciones autonómicas, el mapa es azul en su mayor parte, ¿se desconocía el deficit del 8% realmente? ¿era previsible o no que ganaran las elecciones generales? ¿no existían otras medidas para hacer caja y mandar un mensaje claro a los mercados?. El problema son las formas y los tiempos, estoy de acuerdo, es pronto no se pueden pedir milagros, pero aprobar al mismo tiempo subida de impuestos, condecoración a ZP y aval a la banca de 100000 mill., hay que reconocer que puede cabrear a la gente. Lo de la cortesía está muy bien, también estoy de acuerdo, pero expresiones como pepero reconvertido, no contribuyen a ello, deberá reconocerlo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Votante pepero reconvertido urgentemente en acerbo crítico, si citamos hagámoslo de forma precisa. A mí me da la impresión que más allá de lo de la subida de impuestos, hay cierta desilusión porque en el relevo no ha habido sangre ni discursos expplicando lo mal que lo han hecho los salientes. Bueno a esta gente la hemos puesto para que gobierne, lo de ajustar cuentas no entra en la acción de los gobiernos. Sigo insistiendo en lo mismo, yo creo que la cosa está sucediendo como debe, y digo yo, creo que hay que darle tiempo a este gobierno, creo que hay que tener paciencia y creo que lo de la subida no basta, que hacen falta las reformas estructurales y muchas cosas más. Pero esa es mi opinión, yo escribo sobre lo que pienso pero puedo estar equivocado, no hay problema, vamos digo yo. El tiempo dará y quitará razones. Es lo único que puedo decir.

    ResponderEliminar
  12. Ahí tiene razón, Miguel. Todos pensábamos que iba a dirigirse al pueblo, explicar como encontró las arcas y nos ha decepcionado porque no lo hizo, y pienso, personalmente, que debería hacerlo. Tal vez así, aparte de hundir más a los socialistas, nosotros no protestaríamos tanto y veríamos las cosas tal y como son. Claridad y transpariencia, que es lo que Rajoy nos decía. Habrá gente que entienda bien la diferencia entre un 6% y un 8%, pero habrá gente que no la entenderá, y cuando a los que se ahogan se les aprieta más... pues ya sabe.
    Saludos.

    ResponderEliminar