lunes, 18 de abril de 2016

El PP se instala en el 30% de intención de voto



Siguen los estudios demoscópicos señalando la tendencia al alza del Partido Popular, a pesar de los papeles de Panamá o la detención del alcalde de Granada, que dicen perseguía garantizar la seguridad del alcalde. Había oído explicaciones peregrinas, pero que una detención ordenada por un responsable policial y no por un juez, persiga proteger al detenido es de las de nota alta. Es más resulta increíble que un alcalde de una capital de provincia que tendrá, digo yo, una policía municipal que garantiza su seguridad, sea detenido por el CNP “por si las moscas”.

Y extraña, porque visto lo que sucedió en el juzgado, a saber, declaración del alcalde y puesta en libertad del mismo con cargos, no parece demasiado apropiado que se le detenga con la presencia programada de los medios de comunicación, cuando lo cierto es que el juez puede llamarle a declarar, algo que se hace todos los días en los países civilizados y en España, con los alcaldes y altos cargos socialistas. 
La vara de medir es de una diferencia tan abismal, que no me hace falta ni hablar del clan Pujol. ¿O ustedes creen que no hay ningún socialista en los papeles de Panamá?

Pues a pesar de la “contraprogramación mediática “ que sufre el PP - no reciben ni de lejos, la misma atención policial o mediática los escándalos socialistas, ni los tropiezos que sufren los de C,s con algunos de sus cargos públicos, ni las financiaciones raras, raras de Podemos - a pesar de todos los pesares, los populares están a una décima de alcanzar el 30%, meta que se fijaron para el 20 D y que entonces no alcanzaron.

Tracking semanal de La Razón
En esta semana de “corrupción programada” a mansalva, lo que son las cosas, los de Podemos han cogido carrerilla y han pasado, por la izquierda como está mandado, al sandio de Pedro Sánchez y consiguen un 20,9 frente al 20,7% del PSOE y en cambio a Ciudadanos parece que le ha fallado el fuelle y en esta semana  detiene su progresión.

Así que a la izquierda patria le interesa acudir en junio a las urnas. Las esperanzas del PSOE, ojo que digo PSOE y no Sánchez, estarán puestas en un resultado que permita un gobierno popular con el apoyo de Ciudadanos, para así tener tiempo y espacio para organizar su maltrecha estructura y prepararse para las siguientes elecciones, ejerciendo una oposición rigurosa dirigida por un líder que sea capaz de cosechar votos.

Podemos, que ya advirtió que a ellos les van muy bien las campañas, espera mejorar ese 20,9%, a cuenta de los votantes de izquierda que abandonen al PSOE, por lo tanto creo que por mucho que mareen la perdiz - que el rollito del pacto va a ser una baza propagandística importante de cara a las elecciones - se van a apuntar con entusiasmo a unas votaciones que lo mismo les permiten ejercer la oposición siendo la segunda fuerza en el Parlamento.

Y he de suponer, la realidad es muy tozuda, que Albert Rivera, reconsiderará su actitud y apoyará a la lista más votada, tal y como reza su manual de instrucciones. No me parece, que en el segundo intento se atreva otra vez a buscar un pacto  a su izquierda, en primer lugar porque la aritmética no lo hace posible y en segundo, porque como la vuelva a liar como esta vez, va a tener un serio disgusto. Le conviene recordar a Rivera que el 44% de sus votantes, lo eran antes del PP y con las cosas de comer no se juega, como nos han enseñado a todos de pequeños.

Nihil novum sub sole y si usted no estudió aquel bachillerato, del rosa, rosae… Pues lo mismo, pero en román paladino: Nada  nuevo bajo el sol, por mucho que se empeñen algunos.


2 comentarios:

  1. Más valiera que los que abandonen el Psoe, pensasen con dos dedos de frente y viesen que la unica solución a este desastre está en votar al PP, y que ello nos aleje de otro Republica dictatorial, que es lo que nos espera por la mala cabeza de los jovenes que votaron a los Podemitas.
    Saludos de un C.l.

    ResponderEliminar
  2. LO que me parece evidente es que los electores españoles no saben votar... con la cabeza. O es que no leen las propuestas y planes que nos cuentan, cuando los tienen.
    Porque Sánchez no sabe decir más que NO A RAJOY Y AL PP, para hacer un Gobierno de cambio ... ¿a peor?
    Y C's se ha pegado al mantra, con una torpeza de resentidos sin pensar que su futuro está en apoyar al PP. Pero desde un principio ha tenido actuaciones dispares en Andalucía y Madrid, y ahora Granada. No se trataría de apoyo incondicional, pero sí no vender a las primeras de cambio.
    ¿Podemos? Parece que va decayendo la mayor gloria de Iglesias, según van siendo conocidos. Pero es la gran incógnita para mí, por la ideologización que impera en sus filas.



    ResponderEliminar