sábado, 30 de abril de 2016

Rivera y Sánchez se apuntan a sostenella y no enmendalla

El dúo del pacto fallido
Si habláramos de cualquier actividad humana que no fuera la política, entenderíamos como cuestión natural que tras el fracaso sufrido por Albert Rivera y Pedro Sánchez que nos han tenido entretenidos cuatro meses con ese pacto fallido, los padres de la criatura hicieran autocrítica, dijeran que se habían equivocado, que habían tomado buena nota de lo sucedido y que en las próximas elecciones, palabrita del Niño Jesús, actuarían de otra manera.

Ha sucedido exactamente lo contrario, Rivera ya ha advertido que no piensa pactar con Rajoy, ni con su equipo y no ha exigido a los peperos que cambien el logo de la gaviota y las siglas porque no se le ha ocurrido. Afirma que no puede permitirse un pacto con los del PP, para que no le salpique la corrupción, aunque no parece molestarle lo más mínimo la del PSOE, al que apoya en Andalucía, lugar donde hay más corruptos por metro cuadrado que en ningún otro lugar del mundo.

Pedro Sánchez por su parte ha asegurado que no pactará con el PP porque tienen “proyectos antagónicos”, lo que no deja de ser una afirmación ridícula, porque bien se guardó su programa allá donde le cupiera, con tal de firmar el pacto con los naranjitos. Cuando convino, dijo aquello tan “marxista” de estos son mis principios Albert, pero si no te gustan aquí tengo otros.

Así que ambos dos afirman lo que afirman y para apoyarlo nos largan un milongazo de los de  aquí te espero. No son amigos de la verdad, ahí está la promesa de Rivera de no apoyar jamás a los perdedores de unas elecciones, para demostrarlo; en cuanto a Sánchez, podemos empezar por el principio de este lío, cuando juró por todos los santos laicos del PSOE que jamás pactaría con los populistas y todos hemos presenciado el ridículo acoso al que sometió a Iglesias para que pactara con él.

Pero cuando afirman que no pactarán con el PP, sostienen lo único que pueden afirmar en estos momentos. No pueden reconocer que se equivocaron y que su error nos ha llevado a otras elecciones, por lo tanto mantienen  su postura inicial. Sostenella y no enmendalla, al menos en los primeros momentos, es lo que dice el manual de perdedores en su primer párrafo. Si te has equivocado, no rectifiques, perderías votos, reza el mismo manual a pie de página.

Si Rivera dijera ahora que bien pensado y por el bien de España se iba a sacrificar y pactar con el PP – que es precisamente lo que va a hacer en cuanto toque – la fuga de votos hacia su derecha iba a ser de órdago a la grande y eso no lo puede permitir; debe conseguir un buen resultado electoral para poder negociar desde una posición lo más cómoda posible.

Tres cuartos de lo mismo sucede con Pedro Sánchez, si reconociera su error, admitiese que los resultados electorales del 26 J muy probablemente serán peores que los del 20 D y que sin el apoyo de su partido, que además se está preparando para decapitarlo, su posición es ahora más difícil porque seguiría sin poder pactar con los de Podemos, que muy probablemente le releguen al cuarto puesto en las elecciones. Si reconociera todo esto, que muy probablemente sea lo que suceda, iba a sufrir una pérdida de votantes que dejaría al PSOE en una posición realmente angustiosa.

Por eso digo que los dos perdedores, tienen que seguir manteniendo su postura inicial. Resulta ilógico pero rentable para ellos, apostaron a caballo perdedor y a pesar de eso dicen a sus votantes que van a mantener el envite con las mismas cartas u otras peores. Ya llegará el momento de ir matizando las afirmaciones de hoy; no les importa lo más mínimo reconocer que la verdad es enemiga de sus proyectos, con la carga negativa que ello conlleva. Por ahora se trata de salvar los muebles y ya llegará el momento de cambiar el rumbo.

No es que sean unos mentirosos patológicos, que a lo peor sí, no es que no vean las cosas claras, es que siguiendo el guion de estos cuatro meses, continúan engañándonos con tal de sacar provecho.

Ellos le llamarán habilidad política, yo le llamo contumacia.

1 comentario:

  1. Hola, gracias por la felicitación en el face. No puedo contestar allí a nadie, llevo con la cuenta bloqueada desde el pasado dia 12 por un mes, así que aun me quedan unos dias.

    Y lo malo es que no puedo avisar, en el muro hay gente que ha colocado avisos pero se ve que no todos lo han visto.

    Saludos.

    ResponderEliminar