lunes, 11 de julio de 2016

Para d’ír y luego volver, más vale no d’ir



Me van a permitir que titule el presente escrito con una frase que me llamó muchísimo la atención cuando, allá por el año 1976, acababa de llegar a Fuerteventura. Un dicho muy canario que he intentado transcribir fonéticamente, que significa lo mismo que  “para este viaje no hacen falta alforjas”.

Esa es la sensación que tengo tras conocer el desarrollo del Comité Federal del PSOE, no creo que la reunión haya servido para nada. De hecho ha estado muy por encima de la reconocida inutilidad del célebre parto de los montes, porque en aquella ocasión al menos se dio a luz a un ratón y este Comité no ha servido ni siquiera para que los socialistas parieran una comunicación por escrito que nos explicara al común de los mortales, qué diablos piensan hacer los socialistas para ayudar a la gobernación de España.

¡Oiga que han dicho muy claro que no apoyarán a Rajoy ni por activa, ni por pasiva! Pues sí lo han dicho, pero también tenemos conciencia, porque así nos lo dijeron desde Ferraz, que a las malas siempre se puede volver a convocar otro Comité que, al igual que la mancha de la mora con otra verde se quita, rectifique, no lo acordado, sino lo simplemente hablado en el comité del sábado.

No apoyarán a Rajoy por ahora, pero mañana o pasado mañana Dios dirá. Siguen instalados, unos en el “no es no”, otros están por la “abstención parcial” los hay que afirman, que de fracasar Rajoy, Sánchez debe intentar formar gobierno. ¿Y el PSOE que dice? El PSOE no sé, el Comité poquito, aunque se dijeran algunas cosas significativas. 

La primera es que ha llegado la hora que la dirección del partido haga su trabajo, por aquello de cerrarle el camino a Pedro Sánchez a una nueva consulta a la militancia; estuvieron de acuerdo en que para el partido socialista es absolutamente inaceptable el que haya otras elecciones y que desde luego la culpa del fracaso electoral no se debe “una confluencia poderosa de intereses”, como afirmaba muy serio Pedro Sánchez, en plan Leire Pajín total,  influenciado sin duda por la visita de Obama, sino del secretario general que es el que va a tener que comerse ese apoyo que ayer negaron, pero que si Rajoy no consigue los diputados necesarios para la investidura, le prestarán para evitar unas nuevas elecciones.

Así que se reunieron, dijeron que no apoyarán a Rajoy, intentaron evitar la posibilidad de una nueva consulta a la militancia, criticaron a su secretario general, unos con el fondo musical de “Suavemente me mata tú canción” y los más duros a capela, pero no pidieron su dimisión ni le sacudieron demasiado la badana porque quieren que, cuando llegue el momento de apoyar a Rajoy sí o sí, sea Pedro Sánchez el que se coma el sapo correspondiente.

Pero si digo verdad aquí no hay nada cerrado. Si Pedro Sánchez decidiera tirar por la calle de en medio y colocara al Comité Federal ante el trágala de una nueva consulta  a las bases que le permita intentar formar gobierno con Iglesias ¿Será capaz el PSOE de cerrar filas y oponerse a ese deseo? Igual que el “no es no” se mantiene, pero si fuera necesario se apoyará a Rajoy, siempre y cuando sea Pedro Sánchez el que cargue con ello y aquí se acabó el problema, quién asegura que esto no acaba en el enésimo intento de Pedro Sánchez por llegar a la Moncloa, pactando con  Iglesias y con quién haga falta y el PSOE reaccionando con la timorata excusa de que no se puede romper la inexistente unidad del partido y comiéndose con papas fritas todo lo que han dicho, mientras culpan a Rajoy de lo que haga falta.

Pedro Sánchez que por lo visto estaba sumido en el mundo de  las paráfrasis, supongo se acordó de Kennedy y lo de "No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate que puedes hacer tú por tu país"  y se descolgó, molesto ante las tibias críticas recibidas, con una frase que es para nota alta.

Dijo muy serio Sánchez “Si tanta falta hace un liderazgo fuerte, pensemos todos qué hacemos para fortalecer ese liderazgo” sin el menor temor a que alguno fuera sincero y le gritara ¡Cambiar de secretario general, melón!

Así que todo esto han sido fuegos de artificio, amagar y no dar y virgencita déjame como estoy, por no decir repugnante exhibición de trileros. 

Me temo lo peor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada