viernes, 29 de julio de 2011

Se va el caimán, se vá el caimán se va para Barranquilla...

Se va pero a su manera...

Estaba escribiendo el comentario de hoy y ya casi a su finalización me sorprendía la noticia del adelanto electoral que anunciaba José Luis Rodríguez Zapatero. Decía en mi anterior versión, que me veo obligado a cambiar toda vez que en ella comentaba los rumores que insistían en que se iba a producir esta noticia durante el mes de agosto que:
“Me consta que a muchos de los lectores no les va a sonar demasiado la frase que titula el presente comentario, formaba parte del estribillo de una canción latina de por allá los años cuarenta del pasado siglo. Pero se me ocurrió en el mismo momento que me senté a escribir, era una canción pegadiza y alegre, y así se va a quedar la inmensa mayoría de los ciudadanos españoles, ante el rumor de que a finales de agosto, Zapatero va a anunciar la disolución de las Cortes lo que da, seguramente, como fecha para las próximas elecciones el próximo 23 de octubre”
Pero el resto de lo que había escrito  no me sirve ya para nada. Qué cierto es eso que dice  “no por mucho madrugar, amanece más temprano”. Pero vamos a lo que impone la realidad, Zapatero ha tenido que rendirse ante la presión del PSOE, el clamor popular y además a lo que “aconsejaban” un par de recaditos llegados  de Europa, los “mercados” y también por qué no decirlo, desde la más alta instancia de España
Parecía tener previsto anunciar la celebración de las elecciones tras el Consejo de Ministros del mes de agosto. Pero la situación internacional, la presión de los mercados, el consenso generalizado en que la simple noticia de su abandono sería un buen remedio para la economía española, ha hecho que tuviera que dar su brazo a torcer y hoy tras el Consejo de Ministros ha anunciado la buena nueva: Las elecciones se adelantan y se llevarán a cabo el 20 N. Hasta la elección de la fecha parece que se le ha negado y el equipo de Rubalcaba candidato la ha impuesto por entender que en ese día será más fácil movilizar a la izquierda para que vaya a votar.
Naturalmente que el PSOE negará, como lo ha hecho Zapatero, que la elección de la fecha se haya hecho en clave electoral, de creer a ZP  la elección responde a dos motivos fundamentales, en primer lugar afirma que así el nuevo gobierno que salga de las urnas podrá tomar posesión el día 1 de enero y podrá iniciar en esa fecha las reformas y la recuperación del país. El argumento resulta difícil de aceptar, lo que urge, lo que resulta imperativo es que el nuevo gobierno tome las riendas del país cuanto antes, lo de las fechas significativas, véase el 20 N o el Año Nuevo, son las típicas ocurrencias zapateriles con las que se ha cargado al país. La segunda parece que responde a la necesidad de que todo el mundo conozca claramente cuál va a ser la fecha en la que se produzcan las elecciones ¿?.
Y yo me pregunto, si lo importante es la fecha o por el contrario lo substancial es iniciar cuanto antes ese camino, que nos lleve a la recuperación. Si lo importante es la fecha ¿por qué es mejor el 1 de enero que el 7 de julio? ¿existe algún motivo real que ampare esa afirmación? Y si lo importante, lo fundamental, lo mollar es emprender esa recuperación de la que habla Zapatero ¿no será mejor pronto que tarde?

Por tanto ninguna de las dos afirmaciones se sostienen, la fecha se ha buscado por su significado, que permitirá a los rubalcabianos y los del 15 M – que seguro que para ese día, habrán sufrido una sorprendente transformación – utilizarla con una intención claramente electoralista. Si tal y como reconoce nuestro nefasto Presidente hay que iniciar la “recuperación del país”, lo suyo es que se hubiera buscado una fecha que permitiera, al gobierno que saliera de las urnas, llevar a cabo los trabajos necesarios para presentar el presupuesto que sirviera a tal fin.
Pero no, se busca la fecha que impida al gobierno entrante disfrutar siquiera de un plazo de tiempo prudente y razonable para hacer su trabajo, tan importante para todos. El asunto está en poner palitos en las ruedas del PP al precio que sea, el interés general de la Nación y de los españoles no interesa, sólo se sirve al interés electoralista del PSOE, eso está tremendamente claro, honestamente nadie puede negar lo que afirmo.
Para rematar Zapatero se ha atrevido a presumir de que a estas alturas "se han cubierto en buena medida los objetivos que el Gobierno se fijó para esta legislatura", habría que preguntarse cuáles eran los objetivos del gobierno para España, porque si con el panorama que sufrimos se han alcanzado “en buena medida los objetivos planteados”  da miedo entrar en averiguaciones, no vaya uno a enterarse qué es lo que se ocultaba tras las homilías zapateriles.
Así que como no podía ser de otra manera Zapatero ha actuado conforme reza el viejo dicho: “Genio y figura hasta la sepultura”, política que quede claro. Se ha rendido, pero ha hecho el anuncio tarde y mal. Tarde, ya he explicado el porqué y mal porque su decisión sirve nada más que a los intereses del PSOE y ya puestos a barbarizar se ha permitido el lujo de sacar pecho con su acción de gobierno.
Demencial, como es costumbre, más falso que un billete de tres euros marroquí y absolutamente incapaz de reconocer la realidad. Ha hecho mucho daño a España y a los españoles y deja una herencia terrible que vamos a sufrir durante años y se va sin siquiera hacer un poquito de autocrítica, sin reconocer ninguno de los errores. Espero que le alcancen al menos,  la mitad de las maldiciones que le habrán lanzado hoy los parados que lo votaron en el 2008.
Se va el caimán, se va el caimán, se va para Barranquilla...

7 comentarios:

  1. Ahhhhhhhhhh , si es militar lo siento, pero mire usted bien, que la democracia deberia estar a la altura que esta y nadie la cambiaria, haga algun comentario de la derecha, que tiene muchos, un saludo, yo no me molesto por nada

    ResponderEliminar
  2. Estimado amigo, no me diga que no conocía mi condición militar, se me hace cuesta arriba creerlo, porque en su primer comentario hablo de ex militares, luego se pasó en los siguientes a lo de los militares. Pero si usted afirma que no sabía cual es mi oficio, le creo, no voy a cometer la incorrección de poner en duda su palabra. Sobre la derecha supongo que conocerá usted a cientos que hablan de ella, yo formo parte de la minoría que criticamos a la izquierda, pero que conste que también he criticado a la derecha, lo he hecho en este blog. He de suponer que se le habrán escapado mis comentarios porque no me sigue a diario, cosa que lamento. Pero busque usted que aunque numéricamente son menos, cuando le ha tocado a la derecha le he dado.
    Me alegra saber que no se ha molestado. Y repito que le agradezco la atención que presta a lo que escribo en este humildísimo blog. Siga así y gracias
    Miguel Rives

    ResponderEliminar
  3. Se va el caimán igual que como entró mal, ocultando la realidad y mirando por sus intereseses electorales sin importarle España y los españoles.
    Me ha gustado mucho este artículo Miguel, un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Fantastico Miguel..realista y certero, un fuerte abrazo.
    Victoria

    ResponderEliminar
  5. "Después de mí el diluvio" O la peste, como pude ver en una adaptación teatral libre que no hace mucho tuve el placer de presenciar. Es una buena noticia para todos. El problema es que el futuro se presenta desierto.

    Si damos por buena la máxima que reza: Zapatero es igual a Rubalcaba. Tenemos que la opción socialista es similar a un lobo con piel de cordero. Y en la otra esquina y con calzón azul... El lobo en persona.

    En cuanto al 15m, 16j, 38w o como quiera que se llamen ahora, estoy de acuerdo con usted. Se politizará (o mejor dicho; reconocerán que están politizados)y veo en el horizonte a varias marcas compitiendo por esos votos: "Democracia Real", "Democracia Real Ya", "Los Indignados" y "Votadnos a nosotros que somos los buenos". ¿Qué sería de la izquierda española históricamente sin la fragmentación y el borreguismo?

    No me querría despedir sin hacer de abogado del diablo, y es que en su declaración ante los medios, ZP dijo que "se habían cumplido los objetivos" Pero no dijo que fueran los de la legislatura. Probablemente se refería a los de antes de ayer por la mañana.

    También coincido con usted en la zafiedad de la elección de la fecha. Yo creo que es todo contra Intereconomía. Ese día, tendrán dos noticias importantes que cubrir.

    Un saludo

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Miguel muy bien dicho ¡!!Explicado, magnifico como siempre, eres el mejor ¡!!!
    Q se vayan los caimanes q ya han chupado bastante….. Un abrazo fuerte y sigue así.
    El mejor de todos !!!escribes como los dioses saludo Miguel.

    ResponderEliminar