lunes, 22 de abril de 2013

En pie famélica legión

Manolo Pastrana

Llevan una temporada los responsables de UGT-A empeñados en ser carne de primera página en la prensa y se dedican a ello con una dedicación y un entusiasmo digno de mejor causa. Cuando no es la juez Alaya la que afirma que han cobrado dinero que provenía de los ERE,s por trabajos que realmente no han llevado a cabo, es la prensa la que les acusa de haberse lucrado en lo de la Asociación para la defensa de la Faja Pirítica de Huelva o nos enteramos que cargos de ese sindicato, familiares y allegados han cobrado jugosas indemnizaciones de ERE,s que se han producido en empresas en las que jamás habían trabajado.


He de suponer que existe gente honesta en UGT-A, pero está claro que su cúpula está corrompida hasta la médula y que los sindicalistas honrados que existan en ese sindicato deberían darse de baja urgentemente de una organización que con la conducta de sus responsables se ha constituido en el peor enemigo de la causa sindical.

Ahora es ABC el que recoge informaciones que ponen los pelos de punta. El 30 de noviembre del 2012 UGT-A  pone en marcha un ERE y un ERTE, es decir un expediente de regulación de empleo que pretende aplicar a 159 de sus trabajadores, justifica la medida el sindicato alegando que se encuentra en muy mala situación económica. Ese mismo día el inefable Sc. Gral. de UGT-A, D. Manuel Pastrana, tira de Visa Oro en Sudáfrica, concretamente en la ciudad de Durban y con el dinero del sindicato, es decir con nuestro dinero, se paga una mariscada de más de 800 euros.

Habrá quién se extrañe de la presencia del compañero Pastrana en Sudáfrica y se pregunte que se le había perdido al sindicalista tan lejos de Andalucía, porque por buena que fuera la mariscada que se metió entre pecho y espalda, la bondad del marisco y su abundancia no parecían justificar por sí solos un desplazamiento así.

Veamos, Manolo Pastrana  se había desplazado hasta allí para asistir el XXIX Congreso Internacional de Servicios Públicos (ISP), los gastos de ese  viaje quedaron reflejados en la tarjeta de crédito del líder sindical con un cargo por un importe de 1.252,75 euros, como consta en un extracto bancario. El amigo Pastrana que viajaba a Durban con los gastos de alojamiento y manutención a cargo de la organización, se dejó entre la mariscada y unos “pequeños” gastos en  el hotel de cinco estrellas en el que se alojaba casi 1.300 euros de nada, todo ello coincidiendo en el tiempo con el ERE al que sometía a 159 de los trabajadores de UGT, a los que entre nécora y nécora mandaba al paro.

Ya es jodido y sabrán ustedes perdonar la manera de señalar, el hecho de que UGT que le ha organizado al gobierno dos huelgas generales por aquello de la reforma laboral, cuando decide aligerar de lastre al sindicato, emplee sin siquiera ruborizarse esa norma a la que siempre han calificado de injusta y cercenadora de los derechos de los trabajadores. Que UGT afirme encontrarse en mala situación económica para justificar la medida que manda al paro a 159 de sus trabajadores, que seguro que además eran afiliados al sindicato, mientras su Secretario general se da un homenaje en una marisquería de Durban de más de 800 euros da  simplemente asco.

Me parece escuchar a la progresía defendiendo el fuerte y calificando el gasto de mera anécdota. Compañero eso es un gasto puntual y anecdótico que en nada mancha la inmaculada ejecutoria de una organización obrera que ha encabezado siempre la lucha por los derechos del proletariado y que hay que demostrar, porque muy probablemente la noticia responda a una campaña de la derechona a la que UGT tiene acorralada y bla, bla, bla… 

Es cierto que con ser grave lo de Pastrana y su íntima comunión con el marisco, qué hay que ver lo que les gusta una mariscada a estos zurdos que Dios o el diablo nos han dado, que es que les pones por delante una docena de cigalitas a la plancha y embisten con  el mimo ímpetu que una manada de bisontes en estampida; digo que si el gasto fuera ese simplemente, quizás tuvieran razón los que pudieran afirmar que eso no dejaba de ser una anécdota, grave que conste, pero una anécdota que deja en muy mal lugar al compañero Pastrana que luce reluciente y sobrealimentado en las fotografías, pero que nada tiene que ver con la conducta que observa UGT.

Pues no es así, resulta que en el informe que aporta la representación letrada de los trabajadores que han denunciado el ERE ante la justicia alegando que no es cierto que UGT- A esté en mala situación económica se incluye un extracto bancario que justifica el dispendio de Pastrana, pero también recoge documentación que demuestra que el sindicato posee inmuebles por valor de más de 19 millones de euros, que los componentes de la dirección de UGT pagan con las tarjetas que el sindicato pone a su disposición un promedio de 1200 euros mensuales. Asimismo incluye documentación que demuestra que entre enero de 2010 y noviembre de ese mismo año la liquidación de las tarjetas de  crédito de la dirección del sindicato asciende a la bonita cantidad de 423.000 euros.

En ese demoledor informe presentado por la defensa de los trabajadores se incluye documentación que acredita que los miembros de la Ejecutiva regional de UGT se repartieron entre enero y marzo de 2012 58.430 euros por los siguientes conceptos: colaboración actividad sindical y pago de desplazamientos y dietas. De esos 58.430 euros el amigo de las mariscadas, que no de los trabajadores, el compañero Pastrana, se llevó 8.000 euros de vellón que naturalmente no están sujetos a eso tan incómodo de la declaración del IRPF.

Me parece que ha llegado el momento que la Fiscalía Anticorrupción, la Agencia Tributaria, la Inspección de Trabajo y si hace falta, las fuerzas de la ONU se pongan en marcha y depuren responsabilidades, porque el dinero que tan alegremente se reparten los compadres de Pastrana sale de nuestros impuestos y llega a UGT por la vía de la subvención.

Está la izquierda clamando por incluir a la Iglesia Católica y a la Corona en lo de la Ley de Transparencia. ¿Ustedes por casualidad conocen a algún miembro de la progresía intelectual o han oído por un casual a algún  zurdo reclamar lo mismo para los sindicatos? No, seguro que no, el problema no está realmente en la opacidad o transparencia de las instituciones, por lo que pelea la izquierda es por meterle un dedo en el ojo a la Iglesia Católica o a la Corona, la transparencia les importa una higa.

Y si me equivoco quiero verlos a todos, manifestándose con el mismo ardor que lo hacían cuando lo de los “sobre sueldos” del PP, pero esta vez ante las sedes de UGT.

Hay que ver cómo está la famélica legión. Pobrecitos, tratándose obligatoriamente de eso tan jorobado del ácido úrico, las transaminasas y los triglicéridos. Anda que no resulta rentable y sobre todo placentero lo de encabezar la lucha final…


No hay comentarios:

Publicar un comentario