viernes, 12 de abril de 2013

Los de los escraches mienten

La PAH y la izquierda mienten
Dedico este artículo a D. Sigfrid Soria que está pagando su facundia y al que considero una víctima de la manipulación de la zurda y de los complejos del PP. Parece que en España ya no se pueda hablar claramente… si uno es de derechas.

Dª Elena Valenciano, la culta, delicada, sutil y honesta líder del PSOE, exclamaba me parece que fue ayer “Si aquí no hay izquierda, que baje Dios y lo vea". No puedo entender el empeño que tienen estos “laicos” – quieren decir ateos – del PSOE en sacar a pasear al Dios del que niegan  su existencia, pero no es que me extrañe, también Carrillo, el comunista que logró colocar a Paracuellos del Jarama en el mapa mental de tantísimos españoles, era muy aficionado a hacer frases con motivos religiosos. 

La piadosa exclamación de la Valenciano venía a cuento de la oficialización del “exprópiese” hasta hace bien poco, triste patrimonio venezolano y que ahora gracias al PSOE andaluz, que ha decidido “expropiar” las viviendas desocupadas para poner remedio al asunto de las hipotecas y las familias sin techo, se puede convertir en la solución propagandística  de la izquierda española que irresponsablemente se ha apresurado a hacer suya la idea. Muy mal tendremos que estar cuando los progres entienden que es una buena solución lo de “bolivarizar” las viviendas.


La causa de que haya tanta gente en Andalucía que no puede pagar su hipoteca supongo se debe al paro, que castiga de manera especial a esa CA. Probablemente haya gente que piensa que la responsabilidad de esa crisis social es de la Junta y de sus magníficas políticas de empleo, pero a los del PSOE no le preocupa ni la responsabilidad, ni lo que piensen los ciudadanos, porque a la izquierda lo que le interesa es hacer la frase. La coherencia no les ha preocupado jamás y mucho menos ahora, cuando se ven amenazados por el asuntillo ese de los 1.400 millones de euros de nada que debían haber sido para los parados y que no se sabe bien - hoy me he levantado caritativo - dónde han ido a parar.

Llevaba tiempo Ferraz buscando algún asunto que le permitiera manipular a los ciudadanos y lanzarlos a la calle. Lo del 15 M les salió rana, los indignados no mascan demasiado a los partidos y por mucho que les duela a algunos, ahí va incluido el PSOE; en estos momentos ni siquiera los sindicatos quieren rozarse demasiado con ellos, como si los socialistas sufrieran una enfermedad contagiosa.

Aunque finalmente han encontrado el yacimiento que les puede sacar de su miseria electoral. Me refiero a la PAH, hay que reconocer que lo de los desahucios y los escraches les está saliendo redondo. Dirige la plataforma, Ada Colau, una ciudadana que ha recibido generosas subvenciones del PSOE. 822.000 euros salieron en su día de las arcas del gobierno central caminito de la caja de la ONG de la Colau, sobresalen dos subvenciones concedidas en 2010 por la Agencia de Cooperación que ascienden a 563.495 euros para “promover el derecho a la alimentación en Paraguay”.  Ya se sabe que hay que tener amigos aunque sea en el infierno, pero mejor encontrarlos entre los que te deben el favor de una generosa subvención.

El tema del drama social de los desahucios se ha ido enconando de manera exponencial porque los responsables de la PAH, el PSOE e IU se han puesto de acuerdo y han presentado un problema tremebundo con unas cifras que nada tienen que ver con la realidad. Lisa y llanamente han mentido a todo el mundo, se han valido del dolor de muchas personas, han manipulado a la opinión pública y se han dedicado a coaccionar, insultar y vejar a los que han señalado como culpables de una situación inexistente, manipulada para sacar ventaja partidista.

Dicen que la crisis está produciendo un impago masivo de las hipotecas ante la imposibilidad que tienen los ciudadanos de hacer frente a sus compromisos por estar en el paro. Esa afirmación resulta absolutamente falsa. El año 2012 se cerró con la morosidad hipotecaria situada en el 3,84%, por lo tanto aunque uno sea de letras, cabe decir que solamente 4 ciudadanos de cada 100 hipotecados no han podido hacer frente a sus compromisos.

Afirman que a causa de esa morosidad generalizada, inexistente como demuestran las cifras, se está produciendo una atroz oleada de suicidios, afirman que los desahucios obligan a la gente a quitarse la vida. Mentira otra vez, en España en 2011 se produjeron 3180 suicidios de acuerdo a la última estadística recogida por el INE, una cifra muy parecida a la del 2010. De hecho en 2007, en pleno éxito de la burbuja inmobiliaria, nuestra  tasa de suicidios  era superior a la actual.

Por finalizar, según la PAH y los partidos de izquierda, el número de desahucios en España se aproxima a 400.000 desde que estalló la crisis. Este dato nace de la estadística que periódicamente realiza el CGPJ sobre la incidencia que tiene ésta sobre los órganos judiciales. Pero en esa cifra se contemplan todas las ejecuciones hipotecarias que necesariamente no tienen por qué acabar en desahucio. Ítem más, la inmensa mayoría de éstas no afectan a la primera y única vivienda, por el contrario en el total de ejecuciones hipotecarias se incluyen todo tipo de procesos: Inquilinos que no pagan la renta del alquiler, segundas viviendas, viviendas abandonadas por ciudadanos extranjeros que han salido de territorio nacional, viviendas de promociones inmobiliarias que no han podido ser vendidas y que los bancos instan a desahuciar para hacer frente a las deudas del promotor o demandas judiciales en las que al final se llegó a un acuerdo.

De hecho si tenemos presente lo que todos entendemos por desahucio, es decir, el acto por el que se desaloja a una familia de su vivienda habitual y única por impago de hipoteca, la cifra que dan los chicos de la Colau y los del PSOE es falsa de toda falsedad. De tal manera que ante la brutal manipulación el CGPJ se ha dado por aludido y ha aclarado que de las casi 253.000 ejecuciones hipotecarias que se han llevado a cabo entre 2008 y 2012,  los desahucios de primera vivienda apenas ascenderían a 25.000, un 10% del total de las realizadas.

Así que no es cierto que la morosidad hipotecaria haya alcanzado niveles insoportables, la crisis no parece que afecte a las estadísticas sobre suicidios - el nivel está por debajo de las cifras recogidas en el año 2007 - y ya por finalizar los desahucios habidos en el plazo entre 2008 y 2012 son  25.000, ¿muchos? pues sí, pero muy lejos de los 400.000 que venden los escrachadores de la Colau y la zurda nacional que mienten a boca llena.

Lo que afirman es falso, las cifras no responden a ese drama social que venden y además me pregunto yo que tendrá que ver el PP con todo esto. Podría entender que la gente de la PAH se manifestara frente a Ferraz, al fin y al cabo fue el PSOE el que abrió seis juzgados para que los desahucios se produjeran con más rapidez, crearon la figura del “desahucio exprés” y se negaron a considerar siquiera lo de la dación en pago, pero ¿qué tienen que ver los peperos con lo que sucede? 

Nada, son víctimas de otra maniobra de nuestra irracional izquierda que prefiere, como siempre, que sean otros los que paguen ...los platos que ellos rompieron.  

2 comentarios:

  1. Rafael Molina Cano12 de abril de 2013, 10:03

    Magnífica exposición, D. Miguel. Como siempre. Si me permite, yo añadiría incluso una expeculación sobre el "proyecto chavista" de la Junta de andalucía: Imaginemos que una familia que no puede pagar la hipoteca, le sea entregada esa vivienda sin tener que pagar. Y ahora, imaginemos que otra familia que se ve verde, azul y morada cada mes para hacer frente al pago de su cuota, aún quitándoselo de otras cosas también necesarias, PERO LA PAGA. Si mi caso fuera éste último, yo también dejaría de pagar, e imagino que muchísimas familias harán eso. Como siempre, los tarugos de la izquierda, hablan porque oyen hablar, pero pensar, pensar....poco. Un saludo y le reitero mi felicitación.

    ResponderEliminar
  2. Que decir D. Rafael, darle las gracias por su amable comentario, muy clarificados por cierto en lo del proyecto chavista como usted lo define. De eso tocará hablar también, qué remedio. estos del PSOE no aportan nada más allá de demagogia y muchos disgustos. Un abrazo.

    ResponderEliminar