lunes, 18 de agosto de 2014

El PSOE ignora si Podemos es de izquierdas



Antonio Pradas nº 3 del PSOE

En este mes de agosto tradicionalmente vacacional y por tanto corto de noticias  dado que los políticos son muy amantes del descanso estival, hemos tenido sorpresa. La realidad social, los malos resultados electorales, las ganas de simular que algo ha cambiado en el PSOE y sobre todo la vuelta a los medios de Pablo Iglesias, ha obligado al PSOE a mover ficha. Por lo visto en Ferraz ignoran que no hay peor política que la reactiva, no hay nada más negativo que consentir que el adversario – hoy para el PSOE el adversario es Podemos - lleve la iniciativa y por ahora es lo que está sucediendo, con la última entrevista de Iglesias en la nada mediática de agosto, les han obligado a responder a una iniciativa de los “circulares”.

Le ha tocado el muerto al nuevo número tres del PSOE el compañero Antonio Pradas que ostenta la Secretaría de Política Federal del PSOE, que ha mantenido una entrevista en la que ha toreado como ha podido, ha estado voluntarioso diría un crítico taurino, pero no ha estado brillante ni de lejos. El mensaje que ha manejado tenía muchísimos matices y bajo el mensaje evidente, subyacían una cantidad muy importante de “recaditos” que me han parecido demasiado visibles, se le han visto las costuras al flamante secretario de Política Federal, costuras que a lo peor sólo veo yo, pero que como a mí me parece que ha sido así, así se lo cuento a ustedes.

La primera andanada iba dirigida, no podía ser de otra manera, a Podemos, dice el compañero Pradas que en el PSOE no saben "muy bien si Podemos es una formación de izquierdas" aunque reconoce que entre la militancia circular "sí que hay gente de izquierdas". Resulta curioso que sea el número tres del PSOE el que diga eso de Podemos, porque es algo que se achaca desde hace tiempo al PSOE, al que muchos  no lo reconocen como izquierda y por ahí le duele a Ferraz.

Por otra parte a lo largo de la entrevista Antonio Pradas afirma que a ellos (PSOE) nadie los está pasando por la izquierda, por lo que me da la impresión que se puso el parche antes que la herida y niega que Podemos sea de izquierdas y así, haciendo uso de la jesuítica restricción mental, puede afirmar ignorarando la realidad evidente, que por la izquierda del PSOE nadie les está adelantando.

Pero cómo en Ferraz son un poco raros, por si fuera cierto que estuvieran tan perdidos que no supieran qué clase de partido es Podemos - puedo entender que no tengan la cabeza para demasiadas fiestas, porque su situación es de las de alivio - me place informarles que Podemos es una organización de carácter totalitario y claramente situada muy a la izquierda de la zurda española. Supongo que habrá quien quiera discutir mi definición, pero es lo que pienso y si miramos para Cuba y Venezuela, los otrora referentes de Podemos, ahí tenemos la verdad.

La entrevista está organizada para que Prada les explique el cuento de la buena pipa a sus votantes y por ello afirma que el PSOE no acude a las municipales pensando en pactos, porque en Ferraz confían en ser los vencedores. Una afirmación que sobraba, porque es de las que no se cree nadie, a decir verdad no creo que ni él mismo se trague la machada. Continua hablando el secretario de Política Federal y se contradice sobre la marcha, es sobradamente conocida la habilidad con la que los socialistas son capaces de sostener a la vez  una cosa y la contraria, porque tras asegurar que van a ser los vencedores en las municipales, pasa a corregir esa afirmación y sin solución de continuidad afirma que "cosa distinta es lo que ocurra después". Traducido al cristiano, saben que no van a ganar, se preparan para pactar y para que no quede la más mínima duda señala que tendrán que ver  “que planteamientos o programas puedan ser razonables” con lo que reconoce que se van a plegar a programas distintos al suyo, es decir que están dispuestos a pactar al precio que haga falta y lo anuncian por si alguien estuviera interesado en la oferta.

Habla Prada y comenta que no conoce el programa de Podemos y arguye que esa ignorancia se debe a que los de Pablo Iglesias lo esconden. Estos adornos dialécticos son los que perjudican claramente su credibilidad, porque Prada sabe o debiera saber, que el programa de Podemos se acordará en otoño en esa ya sobada Asamblea Ciudadana, así que programa, programa, lo que se dice programa no tienen por ahora, en todo caso tienen el que publicaron para las europeas y en Ferraz deben tener un centenar de copias de él.

Dice que habrá que ver cuáles son los programas “razonables”, conste que eso está dicho en politiqués, un idioma muy parecido al castellano, pero que lleva a engaño. Lo que está diciendo Prada en realidad es que ya verán cómo quedará la aritmética electoral en cada ayuntamiento y conforme a ese dato, pactarán con quien les pueda dar la posibilidad de tocar algo de poder. Pero tienen un problema que no pueden ignorar, Podemos ha dejado bien claro que en cuestión de pactos, no tragan, el que quiera pactar con ellos y ser de la partida, tendrá que aceptar por escrito el programa de Podemos y además en cuestiones importantes la última palabra será la de ellos. Así que alguna solución van a tener que buscar en  Ferraz, porque someterse a Podemos dañaría infinitamente , aunque fuera en los ayuntamientos.

Después de justificar la decidida voluntad de pactar tras las elecciones con quién puedan, esa es la desoladora impresión que dejó,  lanzó el mitin del cambio en el PSOE, ahí se encontró más cómodo aunque hablara de un cambio que nadie ha percibido. Habló también de las nuevas políticas económicas, pero sin explicar que pretenden subir el IVA y el IRPF, porque de eso cuanto menos sepan los votantes mejor y tras sudar la gota gorda,  fuese, y como decía el poema, no hubo nada.

¿Conclusión? que para este viaje no hacían falta alforjas, poco que decir y mucho que fabular es lo que se ha visto obligado a hacer Galán. Mientras, en Podemos se estarán partiendo la caja, con la duda existencial del número tres del PSOE que dice no saber si ellos son de izquierdas. Les va a dar igual, mientras en Ferraz siguen discutiendo si son galgos o podencos, se les van a venir encima y los van a arrollar.

Para desgracia de todos, que conste.










No hay comentarios:

Publicar un comentario