viernes, 8 de agosto de 2014

La política económica del PSOE y Podemos. ¡Éramos pocos y …!

Los dos están encantados de subir impuestos
Efectivamente tal y como habrán adivinado, parió la abuela. Se me ocurre alguna otra frase, pero como tiene que ver con el asunto de la micción y sus dificultades, me van a permitir que me quede con lo de la abuela. Vivimos en un país, España, en el que durante dos años hemos asistido a un ataque furibundo al gobierno – conste que esto no es una defensa del PP ni de Rajoy – porque el ejecutivo había subido los impuestos y el IVA. Tengo los tímpanos encallecidos de oír los gritos y denuestos de la izquierda nacional contra los responsables de la subida.

Independientemente de qué color sea el gobierno, lo que resulta imposible de aceptar es que los del principal partido de la oposición, que tienen las cuerdas vocales hechas polvo de tanto dar leña a quién subió los impuestos, ahora que han cambiado de secretario general, postulen como solución a nuestros problemas la subida del IRPF, el IVA y los Impuestos Especiales. Lo mismo que hizo Rajoy en cuestión de impuestos, pero en una versión corregida y aumentada.

Justifican la subida del IRPF “para que paguen más los que más tienen”, lo que es una falsedad, porque en España, los ricos  de verdad, los que manejan una pasta gansa, no pagan IRPF; aquí sólo  hacemos Declaración de la Renta los que tenemos nómina, alta, altísima, baja, bajísima, pero sea como sea la nómina, pagamos sólo los asalariados. Puestos a subir impuestos los de Ferraz se han acordado del IVA y los Impuestos Especiales, ya saben, combustibles, tabaco y alcohol..., porque dicen que, aunque les sabe muy mal, la subida es necesaria para mantener el Estado del Bienestar.

Y ahí tenemos a D. Pedro Sánchez, que de subir impuestos no ha dicho nada, porque de lanzar el globo sonda ya se ha encargado su equipo, pero que nos va preparando para lo peor y explica en su web que "no hay más que mirar hacia los países escandinavos para corroborar que el Estado del Bienestar dinamiza y no frena el crecimiento". Habrá quién sostenga que dado que D. Pedro Sánchez es economista y ha sido profesor de la materia, sabe lo que se dice. Advierto que soy de la opinión de que los economistas deberían estar en la misma sección sindical, que los echadores de cartas, lectores de posos del café, tarotistas y redactores de horóscopos.

Comprendo que la gente buena, que a pesar de todo la hay, piense que exagero, pero tras la experiencia que hemos sufrido con esto de la crisis, en la que hemos tenido el dudoso placer de ver a “prestigiosos” economistas defendiendo una cosa y la contraria, según les convenía o si consideramos los éxitos obtenidos en la materia por estos profesionales, llegaremos a la conclusión que el trabajo de los economistas resulta una mancia como otra cualquiera. No dan una, aunque lo malo no es que ignoren lo que va a suceder, que eso al fin y al cabo tiene un pase, es que si pretenden explicarnos lo que ha sucedido, tampoco se ponen de acuerdo.

Ver a D. Pedro Sánchez secretario general del PSOE y Profesor de Estructura Económica y de Historia del Pensamiento Económico, defender la falacia socialdemócrata del Estado del Bienestar, acogiéndose a lo que sucede en el norte de Europa, da vergüenza ajena. Porque o no sabe lo que dice, que siendo político es probable o falta a la verdad que considerando su actividad laboral, sea lo más seguro. En Suecia hace ya mucho tiempo que dieron por amortizado lo del Estado del Bienestar y llevaron a cabo reformas económicas y fiscales dirigidas a aminorar el gasto público, bajar los impuestos y evitar el intervencionismo estatal, que es precisamente lo contrario que pretende aplicarnos por la brava, D. Pedro Sánchez.

Las desgracias nunca vienen solas, acompañanado a la propuesta socialistas nos enfrentamos a la propuesta estrella de Podemos. Ya saben ustedes que los “circulares” andan preocupados por las promesas que hicieron en la campaña de las europeas y como a resultas de lo prometido les han dado del derecho y del revés, han decidido hacer frente a la situación llevando a cabo un estudio sobre su principal propuesta, la Renta Básica Universal. Si llevan a cabo el estudio ahora, está claro que cuando prometieron su implantación,  no sabían de qué hablaban,  pero estos detalles no van a detener a un populista, así que se han puesto a la tarea, obligados, supongo yo, por el hecho de que un economista de “derechas” ha llevado a cabo el estudio y ellos pretenden mejorar sus cifras.

Podemos afirma que  van a implementar una Renta Básica Universal para todos los ciudadanos, por el mero hecho de serlo y salvando el valor considerado como umbral de la pobreza (sic). El portavoz del Círculo de Economía de Podemos declara que trabajan sobre varias alternativas pero que los costes que ocasionaría la adopción de la medida tendrían un montante sobre los 250.000 millones de euros, aunque se sacan de la manga unos ahorros y la cifra les resulta más arregladita a los economistas circulares y queda en unos modestísimos 145.000 millones de euros.

Lo de tener  una renta por la mismísima cara, resulta atrayente a todo el mundo, pero todos sabemos que hay que leer la letra pequeña de los contratos. El gasto público que ronda actualmente el 45% del PIB, subiría tras la implantación de la Renta  Básica Universal al 60%, según los cálculos de Podemos y al 70% de acuerdo a las cifras del otro estudio. Para hacer frente al gasto, deberíamos pagar el doble de impuestos, así de fácil. Aunque probablemente habría problemas añadidos y deberíamos aumentar esa previsión, si contamos con el perjuicio que origina a la recaudación una subida de impuestos, asunto que tan bien nos han explicado los economistas zurdos, cuando ha sido Montoro el que los ha subido.

Resulta desolador que todo lo que se le ocurra a la izquierda, aunque todavía no conozcamos la propuesta de IU - gracias sean dadas a Dios por ello - digo que resulta penoso que  lo único que se les ocurra a los zurdos para solucionar nuestros problemas, sea subirnos los impuestos. Que ya sé que venderán que se los van a subir a los ricos, que es una mentira recurrente pero por lo visto efectiva, porque lo cierto y verdad es que en España desde el tiempo de los visigodos, cuando éstos todavía eran arrianos, los ricos no pagan impuestos. Y por otro lado, resulta que el IVA y los impuestos especiales los pagamos todos, vamos que el ámbito de aplicación  del IVA lo describe perfectamente D. Juan Tenorio  cuando dice  aquello de “Yo a las cabañas bajé, yo a los palacios subí, yo los claustros escalé y en todas partes dejé, memoria amarga de mí, no tenía ni idea el pobre Zorrilla que, sin saberlo, estaba definiendo las consecuencias de una subida del IVA.

Los de Podemos también hacen sus  trampas en su RBU, porque hablan de ahorro en pensiones y dicen que las pensiones más bajas que la renta desaparecerán. Yo soy de derechas y quizás por eso me preocupo por los jubilados, pero no puedo por menos que  preguntarme, si los berzas del Círculo de Economía afirman que la renta  la van a cobrar todos los ciudadanos, trabajen o no trabajen, si se la van a pagar a un tío que está currando y llevándose un sueldo, cómo es que se atreven a quitarle la pensión  a un jubilado y darle a cambio la renta, aunque ésta sea mayor que su pensión. Digo yo, que si la renta de marras es para todo el mundo, todos la deberíamos cobrar, vaya a ser que para que les cuadren los números a estos progres de la zurda radical,  vayan a dejar a los jubilados, fuera del chollo.

La prensa y ya de paso los ciudadanos, deberían preguntarle a Pablo Iglesias si acaso mantiene su promesa de abrir las fronteras para que venga aquí todo el que le parezca, porque siendo así y se pusiera en marcha la dichosa renta Básica Universal, íbamos a tener metidos en España como poco a media África y sobre el 90% de Rumanía, lo que significa que con suerte cobraríamos la renta un par de meses y luego iríamos todos alegremente a la quiebra, que a lo peor es lo que quieren los “circulares”.


En cuestión de economía lo de la izquierda es de preocupar, de verdad, cómo no les quise decir antes, es para “eso” y no echar gota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario