lunes, 9 de mayo de 2016

El PSOE ya no puede ni con la astenia de su militancia

Soñando con un triunfo inalcanzable
En este mundo traidor de la política, sobre todo cuando están cerca unas elecciones, resulta extraordinariamente difícil percibir la realidad de las cosas. Las declaraciones de los políticos no contribuyen lo más mínimo a aclarar las naturales dudas de los ciudadanos que deben prepararse para soportar una campaña, en la que lo único que se pretende es complicar al máximo la oscura ceremonia de confusión  en la que han convertido la política de este país, los que se supone son los responsables de regir nuestros destinos.

Pero así como no se puede tapar el sol con un cesto, resulta imposible ocultar una serie de detalles que  nos dan una idea aproximada de qué es lo que realmente sucede en nuestro entorno mediático- político. Por poner un ejemplo, digan lo que digan las encuestas, al PSOE le crecen los enanos; ayer cerraban el proceso de primarias en el que supuestamente elegían al candidato que presentarán el 26J, un gesto estéril toda vez que no se presentaba nadie más que Pedro Sánchez, porque entre los socialistas no hay nadie que desee encabezar la lista, a sabiendas que al que se presente le van a partir la boca.

Están las cosas tan mal que ante la falta de interés de la militancia por avalar al “figura” que los llevó de cabeza al fracaso más estruendoso de su historia electoral, las organizaciones territoriales han tenido que esforzarse para que los socialistas avalaran, otra vez, al  malogrado Sánchez que necesitaba simplemente 9.462 avales; pero Ferraz entendió que conseguir un número exiguo de avales, aunque fueran suficientes para cumplir con el penoso trámite, perjudicaba la figura del candidato y creo que ni siquiera en eso aciertan los estrategas de Ferraz, porque de perjudicar la imagen del candidato socialista ya se ha encargado y con suficiencia manifiesta D. Pedro Sánchez, que ha hecho lo imposible por ridiculizar a su partido y al candidato.

Ante el muermo generalizado de la militancia, dicen que en Ferraz han tenido que apelar al “patriotismo de partido” para conseguir que  los avales emitidos hayan llegado a los 30.062. Lo de mentar el patriotismo en Ferraz con la finalidad de  maquillar la figura de su candidato, toda vez que no hacía falta aval alguno porque nadie se presentaba como víctima propiciatoria para protagonizar la derrota que se les viene encima, dice mucho más que cualquier encuesta.

La falta de interés de los militantes socialistas expresa a las claras que éstos saben perfectamente que van de cara a otra derrota histórica y si ese es el sentir de la militancia, las encuestas pueden cantar misa. Se encuentran en peor posición que el 20D tras utilizar el último cartucho que les quedaba, el célebre pacto que al final para nada ha valido y a nadie que tenga dos dedos de frente le cabe en la cabeza la posibilidad de un triunfo socialista.

Pedro Sánchez no puede ganar las elecciones, el 27J no podrá reeditar el pacto con Rivera y si quiere pactar con Iglesias ya sabe que la poltrona que le toca será la de vicepresidente, así que no extraña el desaliento que sufre la militancia socialista.  El candidato sigue hablando, realmente es lo único que sabe hacer y culpa de perezoso a Mariano Rajoy, del que dice no ha hecho nada en estos cuatro últimos meses. Si con permanecer en silencio y observar paciente como Sánchez y sus socios hacían el ridículo, ha conseguido demostrar a todo el mundo su tremenda incapacidad, miedo le tendría que dar pensar lo que hubiera podido suceder si al popular le hubiera dado por ponerse a la tarea de darle caña.

Antonio Hernando, portavoz del Comité Electoral del PSOE, al que por lo visto le traicionó el subconsciente, ha manifestado: “Tenemos una posibilidad el 26-J y hay que aprovecharla como si fuera la última campaña de nuestras vidas”. Como profeta no resulta muy alegre, pero acierta, será la última.  Entre el triste reconocimiento de uno de los responsables de la campaña de Pedro Sánchez y la atonía de la militancia, maldita la falta que hacen las encuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario