jueves, 26 de mayo de 2016

La "zurda" vende cuentos de hadas

A veces Caperucita Roja se transforma en lobo feroz
Todavía no estamos en campaña y está la zurda patria que no sabe qué explicar y como nada o muy poco tiene que ofrecer se lanzan al mundo de la precampaña con un triste refrito de otras ofertas que ya hicieron y será por eso que se ponen a hacer la competencia a los Grimm, Perrault o Andersen y nos largan unos cuentos que son para echarse a llorar.

Lo lamento muchísimo pero hoy me voy a autocitar –que está muy feo- y me voy a repetir, espero que ustedes sabrán disculpar, pero la  izquierda vuelve a explicarnos lo que ya nos contó antes, durante y después del 20D y ante su reiteración y contumacia uno siente la tentación de apoyarse en lo que en tiempos ya escribió para refutar las eternas, gastadas e inútiles mentiras fiscales de los socialistas, que vuelven mandar el mismo mensaje de siempre, con la descabellada esperanza de conseguir resultados distintos.

El lunes pasado hablaba Pedro Sánchez de impuestos e intentaba justificar una subida generalizada de ellos, escondiéndola tras el dulce concepto de “recargo de solidaridad”. ¡Qué buenos son los Padres escolapios que nos llevan de excursión y que bueno es D. Pedro Sánchez que no sube la contribución!;  aunque dijo establecerá ese “recargo de solidaridad” que por lo que cuenta va a ser para la renqueante Hacienda española como el bálsamo de Fierabrás. 

Supongo que  al ver la cara de los periodistas que conocen perfectamente lo que le gusta a un socialista retorcer el lenguaje para esconder el verdadero significado de las cosas, se apresuró a explicar que el “recargo” -que no sé por qué no lo llamó impuesto, que es exactamente lo que es- se aplicaría exclusivamente a las rentas y patrimonios más elevados, excluyendo así una mayor carga fiscal sobre las rentas medias y bajas.

La afirmación de Pedro Sánchez es un cuento, chino, de terror o de hadas, según prefieran. En primer lugar porque su ministro de Economía “in péctore”  Jordi Sevilla, aquél experto que NO le explicó la economía en dos tardes a ZP y por lo visto a este tampoco, afirmó con claridad meridiana que los socialistas iban a seguir el modelo francés,  los galos que son muy suyos, tienen en marcha un modelo, "Contribución Social Generalizada" le llaman y con ese nombre no engañan a nadie, al que contribuyen todo tipo de asalariados, pensionistas y desempleados y que afecta a las rentas del trabajo, plusvalías, rentas del capital y hasta prestaciones.

Eso es lo que hay de verdad tras el “recargo solidario” que nos vende D. Pedro Sánchez, un sablazo fiscal con el que recaudaría algo más de 40.000 millones de euros al año, que bien saben ustedes de dónde saldrían.

En segundo lugar  peca de torpe porque si fuera verdad que la nueva presión fiscal que propone sólo afectara a las rentas y patrimonios más elevados, no alcanzaría a recaudar ni de lejos lo que necesita. Por lo tanto habrá que suponer que lo del “recargo de solidaridad”, se aplicará como hacen los franceses, lo que va a suponer un hachazo muy importante para la deteriorada economía de los ciudadanos. Tan duro tiene que ser, que siguiendo la tradición socialista, le obliga a “embellecer” la realidad.

Lo he dicho muchas veces, en cuanto escuchen a un zurdo explicarles que van a aumentar el gasto público y consecuentemente van a necesitar pasta para financiar ese gasto, que naturalmente se empleará en mantener el falaz invento socialdemócrata del “estado del bienestar”, pero que no deben preocuparse porque la pasta la van a poner “los que más tienen”, dense ustedes por f…  La parte más importante de la recaudación del Estado se consigue del IVA, los impuestos especiales (tabaco, alcohol, carburantes, etc) y el IRPF. El IVA a los ricos se la trae al pairo, así como el resto de los impuestos indirectos y en el IRPF, simplemente no están.

Así que cuando D. Pedro Sánchez ataca a Rajoy por haber subido los impuestos, mientras falta a la verdad cuando habla del inefable “recargo de solidaridad” que no explica, lo mismo que no aclara lo del dichoso cambio, que así a bote pronto suena muy bien, pero nada significa, a ustedes que tienen amarga experiencia de la administración socialista porque ya la han sufrido, más les vale que a la hora de ir a votar se les pongan las orejitas tiesas, porque a la vuelta de la esquina estará Pedro Sánchez, trasmutado de infeliz Caperucita Roja, en feroz lobo fiscal que  los va a dejar  temblando otra vez.

Que tampoco hace falta tanta memoria para acordarse de ZP y la que nos lio a todos el gachó.

CODA: Hoy el primer cuento de la izquierda, mañana los millones venezolanos de Podemos y para otro día el cuento del ajuste fiscal de Podemos e IU.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada