sábado, 4 de junio de 2016

Líderes del PSOE le quieren hacer la cama a Pedro Sánchez

Ex ministros que pertenecen a la Fundación España Constitucional

Lleva una temporada Pedro Sánchez quejándose de que entre Podemos y el PP le están haciendo una pinza que busca su destrucción política. Creo que nadie podrá discutir una cuestión evidente, para que haya una “pinza” debe existir un concierto de voluntades que actúen con una finalidad bien definida. Nadie en su propio juicio, salvo Pedro Sánchez que ya no sabe a qué santo o a que cuento encomendarse, puede pensar que entre Pablo Iglesias, Anguita y Rajoy exista un acuerdo para terminar con el PSOE.

Sobre todo porque esa labor la hace y por cierto brillantemente  D. Pedro Sánchez, no hay nadie que haya hecho tanto y tan bien para destruir al PSOE como su propio Secretario General, no hace falta pinza alguna para acabar con las expectativas electorales y políticas del PSOE, de eso se ocupan, y muy bien por cierto, Sánchez y sus mariachis que llevan una temporada en la que no han acertado ni una.

¡Eso es lo que usted piensa! Efectivamente, eso es lo que pienso, pero también hay gente en el PSOE que han decidido que su actual secretario general constituye un serio peligro para su partido y están buscando, políticamente hablando, la manera de liquidarlo. Todos ustedes habrán leído y escuchado que el PP no ha hecho nada en estos últimos meses, acusaban  Rajoy de dedicarse exclusivamente a la lectura del Marca, pero parece que los populares se han estado moviendo y trabajando. 

Se puede hacer política de muchas maneras, una la que hicieron Sánchez y Rivera que se pasaron cuatro meses concediendo entrevistas, dando ruedas de prensa, acudiendo a las televisiones para que al final no hubiera nada, esa política de relumbrón resultó ser pan para hoy y hambre para mañana.

Hay otra manera basada en la discreción y en un análisis riguroso de la realidad que sirve prepararse para lo que va a venir, que es lo que hizo el PP. No es que no hiciera nada, es que no se dedicó a pregonar lo que hacía y hete aquí que a lo largo de estos meses, entre otras muchas cuestiones, se establecieron conversaciones con socialistas con mucho peso específico en Ferraz que están decididos a cortar por lo sano.

Existe un grupo de trabajo que ha utilizado la Fundación España Constitucional, a la que pertenecen ex ministros de gobiernos peperos, socialistas y de UCD, como plataforma para favorecer un gobierno de coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos. Dice Rivera que Rajoy no hizo nada y eso no es cierto, ofreció aquel pacto constitucional al PSOE como segundo de a bordo y los naranjitos de complemento circunstancial y Pedro Sánchez y el propio Rivera se negaron rotundamente siquiera a comentarlo.

Rajoy sigue en la misma tesitura, entiende que en las actuales circunstancias es necesario por el bien de España el entendimiento entre PP y PSOE y de esa idea no se ha movido ni un milímetro, sabe que tras el 26J éste sería el pacto que llevaría a buen puerto la próxima legislatura. Su propuesta no ha cambiado y consecuentemente ha puesto en marcha los resortes que puedan hacerla fructificar.

Sabe que con Pedro Sánchez es imposible, porque de ello se vanagloria el candidato socialista, pero también sabe que necesita al PSOE. Lo necesita Rajoy y lo necesita España y ha buscado entre los socialistas aquellos que entiendan que no existe otra solución que la de alcanzar un acuerdo entre las fuerzas constitucionalistas y que es de todo punto inaceptable, pactar con populistas, comunistas y secesionistas por muy de izquierdas que éstos sean.

Tras las últimas reuniones, los representantes socialistas han comunicado a los populares que si Sánchez consigue un resultado peor que el del 20D, para que quede claro, si consigue menos de 90 escaños o los de Unidos Podemos le ganan en votos, en Ferraz se pondrán en marcha y obligaran a dimitir a Sánchez y será otra persona la que se ocupe de las negociaciones post electorales que desembocarían en un pacto que, como poco, permitiría la investidura de Rajoy.

Así que a lo peor tiene razón D. Pedro Sánchez cuando denuncia la existencia de una pinza contra él, pero debiera saber que si la pinza existe, llevaría  inscrita la leyenda “Made in Ferraz”. 

Eso sí que es una pinza peligrosa para él y no la de Podemos-PP.

No hay comentarios:

Publicar un comentario