lunes, 13 de junio de 2016

¿Qué busca Albert Rivera?

Ciudadanos SI quiso pactar con Podemos, aquí está la foto de la mesa de negociación
El domingo, excepción hecha de Albert Rivera, el resto de  los líderes dieron vacaciones a sus respectivas parroquias, dedicando su tiempo a preparar el debate a cuatro. Total durante los días anteriores ya habían dicho todo lo que tenían que decir, que fue bien poco. 

Iglesias advirtió que si Unidos Podemos gobernaba, sería gracias al PSOE; Pedro Sánchez, instalado en la negación del sorpasso como es natural, afirmó que se veía en un gobierno de coalición formado por el PSOE, Unidos-Podemos y Ciudadanos y  Albert Rivera, que anunció hace bien poco que jamás pactaría con Podemos, cuando lo intentó hace unos meses y un poco más arriba está la foto que lo deja bien claro y del que decían que había llegado a un acuerdo con el PSOE para no darse palos entre ellos, lo confirmó el domingo en el que dedicó su atención y críticas a Rajoy y Podemos. 

Los del PP para variar a lo suyo, dicen van a pactar la investidura con el PSOE pero sin Pedro Sánchez; aunque ya empiezan a decir con toda claridad que el voto que no vaya para Rajoy, sirve sólo para que gobierne Iglesias, cuestión que no voy a criticar porque pienso exactamente lo mismo.

Y en este marasmo de posibilidades, supongo que algún lector -que no sea votante de Ciudadanos, porque esos están obnubilados por la presencia y labia de Albert y lo del pensamiento crítico brilla por su ausencia en las filas naranjitas- habrá pensado en algún  momento qué diablos buscará Albert Rivera que con el peso de sus votos poco cuenta, porque ni para el pacto de izquierdas, ni para el del PP-PSOE  son necesarios sus votos o así al menos lo parece.

Así que supongo habrá ciudadanos  a los que pique la curiosidad y piensen que a qué viene tanto lío y alboroto ¿ Todo este jaleo para figurar como líder de un modesto partido bisagra, limitándose a dar el poder a unos u otros según le convenga? Pues no, creo y conste que lo tengo escrito y publicado hace meses, que Albert Rivera sigue en una oscura operación que lo llevaría, con –no voy a decir complicidad, aunque lo piense, porque la Institución merece un respeto- digo que con la colaboración de la Corona lo llevaría a presidir el próximo gobierno.

Simplemente necesita que el PSOE, liquide, inhabilite o “convenza” a Pedro Sánchez  y que el Partido Popular – ojo a la pregunta que ha incluido en su tracking semanal Metroscopia – se ventile a Rajoy y entonces, sólo entonces, desde La Zarzuela se impulsaría su figura, como único aspirante electo a la presidencia, porque los suplentes de Sánchez y Rajoy no habrían pasado por las urnas como “números uno”.

Así, una serie de poderes de esos que jamás dan la cara pero tienen un poder impresionante, elevarían a los altares a Albert Rivera, en una suerte de resurrección del centro político español, que de paso se haría con los restos del PP que seguro iniciarían un fulgurante y atropellado viaje al centro reformista, encantados de demostrar que a regeneracionistas no les gana nadie y que la culpa era de Rajoy.

Una suerte de justicia poética la maniobra que volvería a dar fuerza y poder al centro de la mano de la Corona, si recordamos que fue esa institución, cuando Juan Carlos I era rey,  la que se cargó a Adolfo Suárez con el inestimable trabajo de zapa del PSOE de Felipe González y la colaboración de unos poderes  muy parecidos  a los que ahora prefieren a Rivera antes que a Rajoy.

¿Qué eso es un disparate? Pues pudiera ser, pero lo mismo decían los de UCD y bien que se arrepintieron. Al final va ser cierto eso de la teoría cíclica de la Historia.

2 comentarios:

  1. Hombre, la idea no es descabellada pero yo la veo alejada de la realidad. Ya sabemos que la opinión pública internacional acoge de buen grado a Rivera. Yo mismo, que asistí al nacimiento de C's, me es simpático, aunque lo que he visto después del 20D me ha hecho sembrar dudas. ¿Que es una opción de centro para España? Si. Pero los intereses financieros de éste país creo que aún no lo han coronado. Yo veo más un gobierno de PP apoyado por C's, con algún ministro de C's, a Sánchez defenestrado por su propio partido, y la abstención del PSOE en la investidura de Rajoy, que será el motivo/excusa por el cual renuncie Pedro Sánchez - y sus mariachis consigo - a seguir mal gobernando el PSOE. Otra opción es que Rivera se niegue a compartir nada con Rajoy como ha dicho en ocasiones, - con la excusa de la corrupción, de la que mira con lupa al PP, y con una venda en los ojos la del PSOE - y no apoye la investidura de Rajoy pero no la impida con su abstención. La lógica ésta vez se debería imponer dejando gobernar al PP en solitario con una oposición a fuego abierto de todos los demás partidos contra Rajoy y el PP con la única opción de destruirlo. Y si las cosas siguen saliendo bien, que yo lo creo así, convocar otras elecciones en dos años y medio para entonces obtener mayoría absoluta, pero para ese día regenerar en caras y juventud el partido jubilando a unos y dando entrada a otros que de hecho deberán poner la cara desde el minuto uno a las órdenes de Rajoy para irse posicionando, algo que ya hemos visto en las últimas fechas (Maroto, Casado, etc). En ese momento, si creo que Rajoy cedería el testigo a otros, permitiendo que a sus votantes se añadan jóvenes que hoy no les gusta nada el PP. El PP necesita a la juventud entre sus votantes, y para ello deben haber nuevas caras más acordes con el mundo juvenil. Y no lo digo porque considere que Rajoy no es capaz, pero adaptándose a la realidad deberá prepararlo y dejar paso. Otra opción sería que Rivera exactamente como dices esté en un Gobierno de centro derecha. Eso yo lo vería, y lo dije dos meses antes de las elecciones, como vicepresidente de un gobierno presidido como Saenz de Santamaría. El envite a cuatro de ésta noche, día 13 de junio, quizás aclare algo esos movimientos. A ver como se desenvuelve Rajoy ante los ataques que le van a lanzar. Porque aunque no lo parezca, en este encuentro mucho jóvenes pueden valorar ó desvalorar el discurso de Rajoy...Interesante! Espero que Unidos Podemos no tenga tantos votos como se le pronostica...Eso si que es un desastre y retrocedería a España al menos 50 años. Al menos, las leyes que ya están aprobadas por el PP seguirían funcionando con el PP de Julio del 2016, y todo lo que pueda legislar entonces será bueno para con temas sociales y de impuestos, recuperar a los que se perdieron en el populismo barato chavista. De ahí que es factible que con el PP de nuevo en el poder, los financieros se tranquilicen, y que sabrá torear oportunamente a la CE con medidas impopulares que quieren forzar a España a que las adopte. Ahí deberá ser duro. Porque el esfuerzo que se ha hecho debe empezar a crear sus frutos com o más trabajo, y más liquidez para las familias, restituir el fondo de pensiones, y recuperar la confianza en la gente que los haga desoir los cantos de sirena del populismo barato, ese mismo populismo al que Pedro Sánchez por querer unirse a él en la oposición de estos últimos cuatro años y medio, le va a costar su permanencia en politica y una debacle en su partido. Saludos Miguel.

    ResponderEliminar
  2. Populistas son todos los partidos. Dudo y mucho que su interés sea el bien común. Cuarenta años corroboran lo que afirmó. Gane quién gane. España y sus ciudadanos siempre saldrán perdiendo. Un saludo.

    ResponderEliminar