jueves, 18 de noviembre de 2010

Batata de oro


Tras leer lo que ayer sucedió en el Congreso de los Diputados en Madrid y en el Parlamento de Canarias en Santa Cruz el mismo día y pudiera ser que a la misma hora, no me queda otro remedio que pedir se instituya un premio, la Batata de Oro, a la mentira más gorda contada en sede parlamentaria por alguno de los grupos parlamentarios o incluso si alguien se hiciera acreedor por su capacidad imaginativa y aplomo la expresada por cualquiera de los parlamentarios ya sean nacionales o regionales pero, cuidado, obligatoriamente deben representarnos en tanto que canarios.

Por si alguno de mis lectores no está muy ducho en canarismos les aclararé que tal y como se recoge en el Gran Diccionario del Habla Canaria, de Alfonso O’Shanahan, en Canarias batata significa mentira, pero una mentira gorda, una mentira magnificada, una mentira de categoría.

Ayer Coalición Canaria, tal y como estaba previsto apoyó con su voto en el Congreso, los Presupuestos del 2011 que pasarán al Senado con 220 enmiendas entre las que no han prosperado ninguna de las que proponían evitar la congelación de las pensiones para lo que fue vital el apoyo de los nacionalistas canarios que con sus dos votos, más los del PNV y el PSOE consiguieron un total de 177 frente a los 168 en contra y las dos abstenciones que se produjeron.

Como digo, todo el mundo sabía que Coalición Canaria apoyaría la congelación de las pensiones, de hecho y como comentábamos ayer, portavoces de CC reconocían el impacto electoral que ese apoyo les iba a costar y manifestaban que confiaban convencer a la ciudadanía “gracias a los logros” conseguidos por Rivero en Madrid.

Pero la imaginación nacionalista no tiene límite y su falta de vergüenza parece que tampoco; porque en el mismo día y en el Parlamento Canario los de CC votaron a favor de una proposición no de ley defendida por el PP que instaba al Gobierno socialista a que rectificara su posición sobre las pensiones y evitara la dichosa congelación de las narices.

Parece imposible que una organización política seria y responsable pueda llevar a cabo acciones contrarias en el mismo día y yo quiero tranquilizarles, es imposible que una organización política seria y responsable haga una cosa así, otra cosa distinta es Coalición Canaria que además se permitió el lujo de dar las correspondientes e imaginativas explicaciones. Para nota alta, sin duda.

De la explicación se hizo cargo la diputada nacionalista Nuria Herrera, cuyo nombre completo es, lo aclaro para que todo el mundo sepa con quién se juega los cuartos y no haya confusiones, Esther Nuria Herrera Aguilar.

Que debe ser la que peor juega a los chinos de la bancada coalicionera, supongo yo que habrán utilizado este método o cualquier otro sistema para sortear, hay que reconocer que el asunto era de los padre y muy señor mío y parece que no hubo quién se presentara voluntario; que cuando pintan bastos reza la filosofía nacionalista “a quién Dios se la dé, San Pedro se la bendiga”.

Yo siempre cuento que tuve un jefe, que cuando metías la pata y pretendías justificarte decía gravemente “aquí lo que sobran son las explicaciones” ¡¡qué razón tenía D. Jesús!! qué cierto es eso de las explicaciones.

Y allá que se fue para el atril Dª Esther Nuria y dijo muy digna a los socialistas que clamaban ante la contradicción, que el problema lo tenían los zurdos porque la cosa estaba más que clara, cristalina, que sólo gente más bien tonta y políticamente malintencionada eran incapaces de entender una cosa tan clara y aplastantemente lógica.

Después de aspirar profundamente y mirar a los del PP de reojo, con su mijita de mala milk, porque los de Soria estaban que se partían; se soltó, parlamentariamente hablando, y solemne manifestó que, como todo el mundo sabe, su grupo parlamentario apoyaba “el compromiso absoluto y total de Coalición Canaria con el Pacto de Toledo” que curiosamente señala que las pensiones deben recuperar su poder adquisitivo de manera automática y por tanto no pueden estar sujetas a congelación alguna.

Y claro sobre la cargada atmósfera del salón de plenos del Parlamento de Canarias sobrevolaba graciosa y levemente una duda que fue a posarse en el atril ocupado por la Excelentísima Señora Herrera en forma de pregunta automática ¿si eso era así, cómo habían votado en Madrid a favor de la congelación?, y Dª Esther Nuria, sonrió relajada y dijo alegre como unas castañuelas ¡esa me la sé!

Afirmando a continuación seria y solemne que en Madrid Coalición Canaria estaba por el “sentido de Estado” supongo yo, no cabe otra explicación, qué pensará la infeliz que si en Santa Cruz es una hora y en Madrid otra, por el mismo motivo se podrá votar un cosa en Canarias y la contraria en Madrid el mismo día y quién sabe si a la misma hora o bueno, por no discutir con la diputada con una hora de diferencia que tampoco hay que ponerse picajosos, oigan y se quedó tan tranquila, de hecho el acta no recoge ni siquiera un ligero rubor ni la menor alteración del pulso. Al tiempo que los parlamentarios nacionalistas la vitoreaban entusiasmados.

Es por lo que respetuosamente solicito la creación de la Batata de Oro a la mentira más imaginativa y redonda y su inmediata entrega a la Excelentísima Señora Dª Esther Nuria Herrera Aguilar o en su defecto al grupo parlamentario nacionalista, gracia que espero merecer de su recto proceder, etc., etc.,…

Por pedir que no quede.





























2 comentarios:

  1. no puedo opinar de politicos Canarios,puesto que hace años,que no resido en Pto.Rosario,y no los conozco,pero soy de la opinion,que los nacionalistas en general,en muchas y variadas ocasiones,habria que proponerles,y voy a usar una palabra Canaria,para la concesion de "El Machango" de oro...

    ResponderEliminar
  2. Mi apoyo incondicional a la primera nominación de la recién creada "Batata de Oro a la mentira más imaginativa y redonda". Creo que se va a repartir con mucha frecuencia. Saludos

    ResponderEliminar