martes, 30 de noviembre de 2010

Excusatio non petita, accusatio manifesta


Me van a perdonar la utilización de la locución latina o latinajo, como prefieran, pero creo que todo el mundo conoce su traducción y su significado; pero le es de aplicación a los de Coalición Canaria que aunque lo de la borrasca, la manita del Barça a los merengues, lo del Lifeblood y otras cortinas de humo, unas buscadas y otras sobrevenidas les han permitido unos días de incierta tranquilidad, digo que anda el nacionalismo canario poniendo sus barbas a remojar, tras ver que las encuestas, que ternes, les anticipan un desastre electoral.

Claro que en lo que se refiere a la coordinación andan un poquito en pañales, si uno escucha, o por mejor decir lee, las declaraciones de Perestelo se entera que CC asume que perderá peso en Madrid ante la voluntad expresada por el PSOE de buscar el apoyo de CiU, aunque eso sí expresa su esperanza de seguir siendo el oscuro objeto del deseo del grupo parlamentario socialista.

Dice Perestelo, muy serio y sin que se le escape la risa, que ya es control, que “tenemos un acuerdo firmado, nosotros siempre hemos demostrado coherencia y lealtad y estamos seguros de que si nos mantenemos en esa vía siempre seremos unos socios deseados”.

Uno no percibe demasiado sex appeal en la figura del diputado nacionalista, pero en fin para gustos se hicieron colores que dicen por aquí, aunque he de decir que son los socios soñados por cualquier fuerza política: Se les promete lo que haga falta, en el peor de los casos no se les da nada de lo prometido y en el mejor se les da la mitad de lo pactado y a cada día vuelven más mansos y sonrientes. ¿Socios?, no lo definiría yo así pero… ellos sabrán, a otros nos cuadran más expresiones como pardillos, incautos, primos etc.

Por otro lado la Sra. Oramas anda predicando en tierra de misiones la suerte que tienen los nacionalistas de todo el mundo mundial, porque sus votantes, dice Oramas, el día de las elecciones no les castigan sus trapacerías, de trapaza que como ustedes saben significa fraude o engaño.

De hecho llevada al paroxismo del optimismo se mostraba “aliviada” ante el triunfo de CiU en las elecciones catalanas, ya que manifiesta impertérrita que los votantes catalanes no han castigado a CiU por su “apoyo indirecto” al recorte de las pensiones. Y ustedes dirán que no es el mismo caso y que CC apoyó directamente ese recorte y se ponga como se ponga la diputada nacionalista no es lo mismo votar a favor de un recorte que abstenerse.

Y tienen ustedes razón, pero a mí lo que me preocupa es que mientras todo el problema de CC se reduce a mantener sus expectativas electorales, no les he oído nada sobre los pactos incumplidos por Madrid, desde el Plan Canarias al “Pacto Histórico”, ninguna reclamación; por el contrario un talante conciliador, como si fuera obligatorio seguir riéndole las gracias a los que nada han cumplido de lo que se nos prometió en Madrid en su momento.

Pero vamos a dejar eso, Perestelo y Oramas u Oramas y Perestelo están encantados de haberse conocido, otro tanto puede decirse de la Presidenta Regional de CC, Claudina Morales y por los cónclaves nacionalistas se perciben sonrisas, eso sí sólo durante los descansos en sus peleas internas y navajeos varios

Bien, están encantados de la vida, lo de CiU es una anécdota que en todo caso tiene una lectura positiva, mientras resulta que aquí nos enteramos que el cierre anticipado del presupuesto de 2010, un caso de cuasi suspensión de pagos, y los problemas de tesorería de las arcas autonómicas para pagar las facturas pendientes ponen en peligro más de 60.000 (sesenta mil) empleos directamente vinculados a las empresas que mantienen contratos de prestación de servicios con la Administración canaria.

Mientras CC está encantada con mantener vivo el deseo socialista sobre los más que dudosos encantos nacionalistas y sus voceros en Madrid entonan sus cánticos triunfales, en Canarias tiemblan aquellos que trabajan para empresas que prestan servicio a la administración autonómica mientras que el gobierno canario, nacionalista hasta las cachas, reduce de forma unilateral los concursos en vigor.

De qué presumen, cuál es el motivo por el qué están tan aliviados, eso es un misterio insondable. Teniendo la tasa de paro que soportamos en Canarias, ¿será capaz la sociedad isleña de soportar 60.000 parados más?, no lo sabemos, pero tampoco sabemos que opina CC sobre el asunto, no se habla en el partido nacionalista de estas cosas.

Así que esos socios que tanto nos desean son los que han obligado a su “socio preferente” a cerrar anticipada y precipitadamente el ejercicio de 2010 por no cumplir con los recortes propuestos y además no les han dejado emitir una nueva emisión de deuda autonómica, que decía Jorge Rodríguez, estaba destinada a cubrir servicios esenciales.

Si estos son los que en Madrid nos desean, habrá que convenir que hay amores que matan y que CC sólo está preocupada por los resultados electorales, sólo hablan de eso. De los canarios en el paro, de los 60.000 empleos que peligran, de los recortes de las pensiones, de la congelación de los salarios de los funcionarios de eso ni oste ni moste.

Y estos son los defensores de lo “nuestro” Vaya tropa amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario