viernes, 19 de noviembre de 2010

Hemodiálisis, Coalición mercadea con nuestra sanidad.

Supongo a mis lectores canarios impuestos en el tema que hoy va a ocupar este blog; me refiero al escándalo de la hemodiálisis. Por resumir, a los pocos días de que el Partido Popular rompiera su pacto de gobierno con Paulino Rivero y sus chicos, nació un asunto que mereció la atención de las primeras páginas de algunas publicaciones, en las que se denunciaba un asunto que por su gravedad concitó el interés de todos los ciudadanos.

La idea era simple “estos sinvergüenzas del PP antes de abandonar su reino de taifas en Sanidad, han concedido el concurso de los servicios de hemodiálisis en el hospital Negrín de Las Palmas y en el de Lanzarote a una empresa sin experiencia previa, por sorpresa, deprisa y corriendo y se han cargado a los de Baxter – la multinacional que llevaba hasta ese momento el servicio – una empresa modélica que prestaba un servicio impecable".

Bueno lo cierto es que la ciudadanía está tan harta de usos y costumbres corruptos, que en la calle lo tenían claro, una cacicada tamaño catedral de Burgos y ustedes perdonarán la manera de señalar. Desde algún medio decididamente pro socialista se elaboró una idea absolutamente peregrina, pero que en el ambiente de paranoia justiciera, hasta quedó aparente; se afirmaba que era tal la perfección del expediente que llamaba a la sospecha.

No faltó quién se acordó de lo de Gürtel y relacionó a la empresa con ese caso; Lifeblood la empresa entrante y Baxter, la saliente, nos alegraban el café mañanero, todos los que trabajan al dictado se apresuraron a buscar motivos que justificaran la mala praxis en la concesión.

"Que sí la encargada de llevar a cabo la baremación tenía un hijo contratado en la empresa concesionaria, que si estando de baja se había apresurado a incorporarse a su puesto de trabajo para ser ella y no otra persona la que se encargara de redactar las bases técnicas y un largo etcétera de asuntos turbios."

Coalición jaleaba el asunto y “llevaba” el control mediático mientras los socialistas pedían la hoguera para los corruptos del PP. No faltó quién me dijera en tono acusador que yo no trataba el tema por mi ideología de derechas y por tanto connivente con los populares. Dije entonces que no trataba el tema porque no había tema, que todo el asunto olía a kilómetros a una operación política filtrada a los medios para servir a un interés partidista.

Y dije también que cuando hubiera noticia comentaría el asunto, pues bien hoy hay noticia. Tras la jornada parlamentaria en la que el PP votó en contra de la enmienda a la totalidad que proponían los socialistas que, de triunfar hubiera devuelto al corral el Presupuesto canario del 2011, hay noticia: La votación les ha merecido la absolución nacionalista y la correspondiente bendición apostólica al ritmo de chácaras.

Y en ese sentido podíamos leer en el mismo medio de comunicación que hace pocos días decía “digo” afirmando que Baxter estaba dando un servicio impecable, hoy decía “Diego” titulando a toda plana y en primera que “la muerte de 32 pacientes en Europa con material Baxter desacreditó a la multinacional”, oiga y se han quedado tan tranquilos.

Y en interiores podíamos leer declaraciones de Paulino Rivero que manifestaba: “Tengo confianza plena en los que participaron en la adjudicación” y de Mercedes Roldós la responsable política del concurso y su adjudicación decía un risueño Rivero que “fue una magnífica titular del departamento”, que realizó un “magnífico trabajo” y que a día de hoy “sigue contando con mi aprecio, respaldo y confianza total”

Naturalmente los medios de “comunicación” se han apresurado a aclarar que lo del alta de la responsable de la baremación era falso de toda falsedad y que la ex Jefa del Servicio de Nefrología advertía que el proceso del concurso de hemodiálisis comenzó en el año 2008, fecha en la que si no imposible si era muy improbable conocer la fecha de la ruptura del pacto con Paulino Rivero.

Así que la tormenta ha pasado, que todos son buenísimos amigos y que no hay ni atisbo de desconfianza. Que la culpa de todo lo que ha sucedido la tienen los socialistas que, como sabe todo el mundo, son unos liantes y han sorprendido nuestra buena fe y cómo es lógico nosotros si hay la menor duda en el uso del dinero público, comprendan nuestra preocupación y…, etc., etc.

Alguien puede creer que las 32 muertes, que en su día fueron achacadas a Baxter, eran ignoradas por los principales periódicos de esta provincia, pueden ustedes aceptar que las sospechas vertidas sobre la baja de la ex Jefa de Nefrología no podían haberse aclarado con una simple llamada a la interesada, ignoran por ventura en esos medios la existencia de San Google bendito. Todo era sospecha y duda hasta el miércoles y tras los votos del PP que favorecían la causa presupuestaria de Paulino Rivero de una manera decisiva, vaya por Dios mire usted qué casualidad, todo está aclarado.

Pues por casualidad no, por causalidad sí, los votos populares en contra de la enmienda han sido la moneda que han pagado los de Soria, ellos sabrán el motivo, pero que les ha conseguido el perdón de sus pecados.

Decía Hamlet que algo olía a podrido en Dinamarca y no discutiré esa afirmación, pero sí digo que aquí también algo huele a podrido: por una parte los medios tras verter una serie de informaciones que contradicen en sus propias páginas no han dicho ni esta boca es mía, los nacionalistas, a lo suyo, tras conseguir lo que querían ya tienen Presupuesto y votado por el PP, lo que garantiza ausencia de críticas fundadas y a los del PSC ya los amordazará ZP.

Pero hay una pregunta sin respuesta ¿cuál ha sido el motivo por el que la gente de Soria ha cedido al más que presunto chantaje? Eso es harina de otro costal y cuando haya noticia, que los populares todavía no han doblado su particular cabo de Hornos, y noticia les anticipo que la habrá, la comentaremos.

Mientras tanto, tengan ustedes la constancia que a los nacionalistas no les tiembla el pulso para conseguir sus objetivos, no se arrugan aún cuando tengan que jugar con las cosas de la salud pública. Otra ración completa de mentira, demagogia y confusión. Dan miedo, de verdad.































4 comentarios:

  1. Desde luego mucha razón tienes, huele muy mal tan mal que nuestros políticos están mas que podridos por el poder, ni que decir tiene que en política no todo vale, espero que todos los ciudadanos lo tengamos presente.

    ResponderEliminar
  2. La política es la conducción de los asuntos públicos para el provecho de los particulares.

    Ambrose Bierce.

    Dicho y hecho.

    ResponderEliminar
  3. lo dicho Miguel, de verguenza, sabes que mi marido estuvo con la dialisis peritoneal, la que se da en casa, durante un año y medio, y gracias a BAXTER, nos hizo, pasar ese tiempo mucho mas llevadero, estuvimos superbien atendidos en todo momento, nunca nos falto nada, para que nada fallase, incluso surgio algun viaje, y ellos previo aviso,nos llevaban todo lo necesario hasta el lugar de destino, para que no le faltase en ningun momento su dialisis, a ver si ahora estos individuos son capaces de estar a la altura de BAXTER, y todo esto seguro por presunto beneficio de alguna persona que dice llamarse POLITICO y es capaz de criticar a los que no son de su misma ideologia,

    ResponderEliminar
  4. los político dan vergüenzas , la salud publica y la privada en algunos caso pues igual solo a mirar el bolsillo ajeno ¿a donde vamos a llegar ? pues ya lo estamos leyendo nuestra salud en mano de usureros un saludo y gracias Miguel un placer leerte una vez mas..... un abrazo

    ResponderEliminar