miércoles, 17 de noviembre de 2010

Coalición Canaria se retrata


A cada día que pasa los ciudadanos canarios tienen más claro que Paulino Rivero y su ejecutivo actúan defendiendo antes a los intereses electorales de su partido que al interés general. Creo que resulta extremadamente claro, de hecho en algunos casos la existencia de este fenómeno es reconocida por parte del propio presidente y su gabinete.

En ese sentido señalaron los nacionalistas y recordarán ustedes que los nombramientos de los nuevos consejeros se hacían en clave electoral colocando a los números “uno” al Ayuntamiento de Las Palmas, al Cabildo Insular de Gran Canaria y a la lista al Parlamento por la circunscripción de Gran Canaria y por eso precisamente subieron a los altares Mª del Mar Julios, Fernando Bañolas y Jorge Rodríguez, para darles una “mayor relevancia electoral” como manifestaron impúdicamente los de CC.

El pacto que firmó Paulino con ZP, histórico se atrevieron a llamarlo, nos prometía según los nacionalistas, aguas canarias aunque el Vicepresidente Rubalcaba ha aclarado taxativamente que de eso nada de nada, también distintas partidas financieras que nadie ha visto por ahora y por tanto cabe decir que nunca veremos y…., y el apoyo de Zapatero a la renovación del Estatuto sin que se incluyera en su texto la reforma de la ley electoral canaria, que es una medida que garantiza ¿el interés general? no, rotundamente no, garantiza simplemente la supervivencia electoral de Coalición Canaria.

Así que si no va a haber más competencias en relación a las aguas interiores, ni se va a comunicar a las instituciones internacionales nada del asunto porque “nada hay que comunicar”. Si las partidas que debían financiar -35 millones de euros- los nuevos parques tecnológicos resulta ahora que no han llegado y se incorporan al presupuesto con una clara finalidad cosmética a pesar de que se van a conseguir a través de un crédito, ¡qué diablos ha traído Rivero de Madrid para Canarias! Yo se lo digo: nada de nada, humo, mucho humo.

Y ahora por mor de un despiste parlamentario los de UPN logran colar una enmienda en el debate presupuestario y CC ha tenido que votar en contra de la propuesta de los navarros que pretendía evitar la congelación de las pensiones. Una noticia que portavoces de CC se han apresurado a calificar como claramente negativa desde el punto de vista electoral, aunque manifiesten que eso se equilibrará gracias a lo “conseguido” por Rivero en Madrid.

No ha habido lugar a una reflexión que nos permitiera entender cuál es el motivo por el que Coalición Canaria sostiene que son los pensionistas los llamados a colaborar con su sacrificio en ese recorte, impuesto por la crisis y la mala administración socialista, mientras que en España los ricos de verdad disfrutan de un tratamiento fiscal que hace las delicias de las fortunas más importantes de nuestro país.

¿No había otra solución al recorte que imponía el decretazo? UPN, IU y el PP dicen que sí y además de esos partidos tan distintos ideológicamente hablando, también lo dice el sentido común; resulta aberrante y además obsceno que los más débiles sean los que deban cargar sobre sus ya depauperadas economías con el mayor esfuerzo.

Y ahora toca a los nacionalistas explicar sin trampa ni cartón qué les ha llevado a esta situación, decían que si sentido del estado, responsabilidad, etc., pero nadie puede llamarse a engaño, a los que tenemos cierta sensibilidad todavía se nos pone la piel de gallina cuando recordamos a Ana Oramas, diputada nacionalista, que tras aprobar los Presupuestos Generales del presente ejercicio se permitió el lujo de afirmar: “Estos Presupuestos son malos para España pero buenos para Canarias”.

Con ese “sentido de estado” es con el que se maneja CC, un partido que se caracteriza por su capacidad de utilizar un doble y hasta triple lenguaje. Aunque habrá que reconocer que cada vez cuesta más a las terminales mediáticas nacionalistas vender su mensaje.

Coalición Canaria ha votado a favor de todas las Proposiciones no de Ley que se han presentado en el Congreso para evitar la congelación de las pensiones, ¿por qué votaban en contra de la congelación los nacionalistas? Pues es de suponer que pensarían que la congelación era mala o a lo peor lo hacían porque así satisfacían a sus votantes sin molestar a sus amos socialistas.

Y ahora ¿qué ha cambiado? Pues que la enmienda es a una Ley y si triunfa la propuesta hay que cambiar los Presupuestos y en ese momento los diputados nacionalistas y Rivero se acuerdan de los obscenos topes que impone la actual ley electoral canaria que, como ya he dicho, garantizan un lugar al sol a su organización política y votan en contra, faltaría más y a los pensionistas que los vayan peinando, por no decir exactamente lo que piensan estos políticos a los que el interés general y la defensa de los más débiles se la trae al pairo y lo único que les importa son los resultados electorales y que sus amigos, correligionarios y parientes puedan seguir viviendo del presupuesto y algunos del cuento.

¿Qué somos la autonomía con más familias con todos sus miembros en el paro, qué uno de cada cuatro niños canarios vive en un régimen de pobreza relativa, qué estamos a la cabeza del fracaso escolar, qué en la Sanidad canaria se apalean millones para algunos, mientras las listas de espera siguen creciendo? bah problemas menores, ante y por encima de todo está el triunfo electoral nacionalista, no hay otra cristiano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario