jueves, 27 de enero de 2011

Los incomprensibles temores del Gobierno Canario

Ayer mismo podíamos leer en la prensa “amiga”, bueno amiga de los nacionalistas, unas declaraciones del Consejero de Economía y Hacienda del gobierno canario, que resultan absolutamente incomprensibles. Parece ser, así lo manifiesta el propio interesado, que el Consejero teme que el gobierno de Zapatero, ante las buenas noticias de la reducción del déficit estatal, de un trato de favor a Cataluña, perjudicando seriamente las expectativas del gobierno de Paulino Rivero y consecuentemente las de todos los canarios.

Y digo que resultan incomprensibles, ya que Coalición Canaria, el gobierno autonómico, Paulino Rivero, el propio Consejero de Economía y Hacienda, Claudina Morales -Presidenta de CC-, y todas sus terminales mediáticas y propagandísticas, han bombardeado de manera incansable a los ciudadanos canarios con dos conceptos, con dos “ideas fuerza”. Uno, que Paulino Rivero -gran estadista- había conseguido en Madrid un pacto que aseguraba una posición relevante para Canarias. Dos, que ese pacto convertía a los nacionalistas en los mejores defensores del interés general en estas islas.

Sobre el celebérrimo pacto entre ZP y Paulino ya hemos hablado hasta la saciedad. Los nacionalistas explicaban que habían sostenido al agonizante gobierno de Zapatero, por sentido de Estado y porque además íbamos a recibir una auténtica lluvia de millones de euros que permitirían a la maltrecha economía canaria salir del pozo en la que se encuentra.

Claro, que a cambio de la falacia sobre unos supuestos mares canarios y de esa pasta gansa que íbamos a recibir, se apoyaba a un gobierno ineficaz, que recortaba el sueldo a los funcionarios, congelaba las pensiones, reducía –aún más- la financiación de la Ley de la Dependencia, quitaba la ayuda de 420 euros a los parados, etc., etc.

Bueno, pelillos a la mar -canaria- , que diría rápidamente Claudina Morales, detalles sin importancia. Se apoya a un gobierno que lleva a la nación a la ruina y que perjudica directamente a los funcionarios, pensionistas, dependientes y parados canarios, pero eso al fin y al cabo, son detalles sin importancia. Por cierto unos detalles que todavía no han justificado explicándonos, con luz y taquígrafos, es decir de manera fehaciente, que es lo que hemos realmente recibido los ciudadanos canarios y Canarias. Y aquí seguimos esperando esa justificación.

Pero ahora que parece se ha reducido el déficit del Estado, unas décimas por encima de lo previsto, aún cuando en la rueda de prensa la ministra no fuera capaz de decir cuántas exactamente y necesitaba que se lo “soplaran”. Digo que ahora que las cosas parece que van mejor, en vez de esperar a que esa reducción se consolide, las CC.AA. se han lanzado por la vía de pedir se les autorice un mayor endeudamiento para este ejercicio.

Así que poco remedio tenemos, si cuando se reduce el déficit estatal, nos apresuramos a autorizar se aumente el endeudamiento de las CC.AA, lo que significa que el déficit público español, sigue en la misma cifra o en otra peor. Pero vamos a lo que nos interesa más directamente.

Dice nuestro amigo Jorge Rodríguez que: “Temo que haya manga ancha con Cataluña”, y señala que Cataluña se ha endeudado por encima de la cifra permitida, mientras que Canarias ha cumplido y ha hecho sus deberes, pero que a pesar de eso, cree que Cataluña empleará la “presión política” para conseguir un mejor trato que Canarias.

Y no me queda más remedio que preguntar, si Jorge Rodríguez es el único ciudadano canario, que no se ha enterado que sus temores están totalmente injustificados. Que Canarias, de la mano de Paulino Rivero, el líder que nos va a llevar a un mundo magnífico, previsoramente firmó un pacto que aseguró la existencia del gobierno de Zapatero, mientras que estos de CiU, que ahora gobiernan en Cataluña, no lo hicieron.

Porque sería terrible que nos enteráramos ahora, que lo del acuerdo y el pacto y los dineros que iban a llegar y el Plan Canarias, y lo del mar canario, que nos iba a permitir recibir rentas muy superiores a las que ahora recibimos, que todo eso no fuera más que una falacia. Por resumir, vamos a ver si es que ahora resulta que todo lo que se ha firmado, todo lo acordado se convierte en agua de borrajas, en vez de ese flujo maravilloso de euros que nos iban a sacar de apuros.

Es muy duro que un miembro del gobierno canario, tan importante como el propio Consejero de Economía y Hacienda, contradiga frontalmente las declaraciones, afirmaciones y –porque no decirlo- propaganda de su gobierno y de su partido.

¿O es que a lo peor, aquí hay que aplicar aquello de que, la mentira tiene las patas muy cortas y que se coge antes a un mentiroso que a un cojo?

Tendremos que recordar el contenido de estas manifestaciones, cuando lo más duro de la propaganda nacionalista nos martillee de manera inmisericorde. ¡Maldito año electoral!

No hay comentarios:

Publicar un comentario