viernes, 28 de enero de 2011

Rivero y el gobierno no tienen dinero… Según para qué. Claro


Para ser justos. En la imagen los dos consejeros de Hacienda que ha tenido este Gobierno

Esto cada vez tiene peor aspecto. Lleva unos días el Gobierno de Canarias, por boca de su Presidente, del Consejero de Hacienda o de cualquier otro voluntario que se ofrezca, instalado en el triste cuento de la pena. No pasa día sin que los que vivimos en estas islas, no tengamos que soportar alguna llorada gubernamental.

El gobierno de Madrid va a negarnos la posibilidad de aumentar nuestro endeudamiento, los de ZP le van a dar lo que pidan a los de CiU, que son los malos de la película de la reducción del endeudamiento, mientras a nosotros nos ignoran, dice el consejero del ramo..

Los de Europa no se enteran, dicen, somos una RUP que lo está pasando muy mal, por tanto no podemos asumir el copago (invertir tanto como se recibe) de los 489 millones que la UE destina a inversiones en Canarias. Rivero y los suyos, han recuperado el manido y gastado discurso del victimismo nacionalista y afirman que estos fondos deben llegar con una exigencia menor en lo que se refiere a la participación en la financiación por parte de Canarias. Estos fondos, afirman, deben ejecutarse como otros, en los que la participación europea llega hasta el 80% del montante total de la inversión.

No hay pasta dicen aquí, con lo que nos arriesgamos a perder una inversión de 489 millones de euros, y lo dicen ahora, no ayer, o el mes pasado y se aplican al descabellado plan del cuento de la lágrima a ver si cuela en Bruselas. Pero claro no es lo mismo discutir con Madrid, que a cambio de unos votos en el Congreso, te da todo lo que pidas, perdón corrijo, te prometen todo lo que tú quieras, que discutir con los de la UE, una organización azuzada además por Merkel y Sarkozy, que está hasta los pelos de la falta de seriedad, eficacia, realismo y coherencia de las instituciones españolas.

Ya en el mes pasado, la Comunidad Autónoma se vio obligada a aplazar los pagos vencidos que se adeudaban a los empresarios canarios, que cobrarán –si hay suerte- el próximo mes de marzo o el de abril del presente año, con las consecuencias fáciles de suponer. En la caja del gobierno no había más que polvo y una telaraña abandonada por su dueña, que tuvo que emigrar para buscarse la vida.

Ahora no hay pasta para atender al copago que exige Europa y podemos perder 489 millones de euros; pero ahí no acaba la cosa. Ayer se anunciaba solemnemente que el ejecutivo canario no tenía capacidad para aplicar la ayuda de 350 euros, que sustituye a los 420 euros de ayuda que ha pasado a mejor vida, de mano de una decisión de Zapatero.

El Director General del Servicio Canario de Empleo consideró “imposible” incorporar a los 15.000 parados isleños que perderán su prestación el próximo 16 de febrero. Y el Consejero de Hacienda, Jorge Rodríguez, que últimamente está sembrado, carga contra el gobierno socialista en Madrid y afirma: “El Estado (el Estado no, el gobierno de España, que son cosas distintas) se está acostumbrando al yo invito y las comunidades pagan). Como si desde Madrid no se envíen fondos al SCE para emplear en políticas activas de empleo (formación).

Y el director general del SCE, que debe estar haciendo méritos, que las elecciones de mayo, están a un paso, y hay que procurar quedar bien, con aquellos que pueden dar y quitar cargos y sinecuras en el próximo gobierno, se une a la jeremiada del ejecutivo canario y manifiesta, que Madrid está intentando solucionar un problema que generó unilateralmente, el gobierno socialista, al prorrogar la ayuda de los 420 euros.

Lo que suscita dos problemas, alguien debiera decirle al caballero, que Coalición Canaria y el gobierno que ésta sustenta, el que le paga el sueldo, aplaudieron entusiasmados en el momento de la aplicación de esta ayuda. En segundo lugar habría que preguntar a los responsables del gobierno canario y a los del Servicio Canario de Empleo si hubiera sido mejor que se hubiera abandonado a su suerte a todos aquellos residentes canarios que agotada su prestación se quedaban literalmente en la calle, en vez de concederles la ayuda de 420 euros, que fue defendida a tope por el Gobierno de Canarias y CC.

Por otra parte recordarle a D. Jorge, que los 350 euros no son un subsidio, es una prestación que va unida indisolublemente al concepto de la formación y por tanto tiene que ver con las políticas activas de generación de empleo y no con las políticas pasivas, responsabilidad de Madrid.

No hay dinero para pagar a los empresarios, estos no pueden pagar a sus empleados, que se van de cabeza al paro. No hay dinero para que podamos a acceder a los 489 millones de euros que nos corresponden en tanto que RUP. No hay pasta para pagar los 350 euros a los parados. De Educación, Sanidad y Asuntos Sociales más vale no hablar.No hay dinero y todo se va en lloros, quejas y medias verdades, pero curiosamente si repasamos, sí hay dinero y en abundancia para otras cosas.


Hay dinero para que Paulino vuele en helicóptero a 6.000 euros la hora, hay dinero para montar una policía de la que nadie tiene noticia, pero que cobra todos los meses, hay dinero para pagar a los asesores, de los que no sabemos que se haya reducido su número, hay dinero para pagar los sueldazos de las empresas públicas y sus altos cargos.

Sí hay dinero para viajes cuya finalidad se reduce a la propaganda,  visitas de consejeros a las islas al objeto de hacer su trabajo a favor de las siglas. Hay dinero para pagar subvenciones al periódico este de Tenerife. ¿Cómo se llamaba? ¡Sí hombre! uno muy moderado, ah sí: El Día. Hay dinero para propaganda, para las terminales mediáticas amigas de CC, para cursos y viajes de formación, para coches oficiales y escoltas varios. Hay dinero para subvenciones más que dudosas.

Por lo tanto no es que no haya pasta, es que prefieren gastársela en otras cosas. Espero que en mayo seamos capaces de ajustar cuentas con ellos.





























No hay comentarios:

Publicar un comentario