lunes, 28 de noviembre de 2011

Banqueros y socialistas

Dos buenos amigos


Habrá que reconocer que si todos tuviéramos la “mano” que tiene el PSOE, ya saben ese partido que dice que es obrero y español, y ni lo uno ni lo otro, con la banca y los banqueros, todos viviríamos muchísimo mejor, aunque la banca y los banqueros ganaran algo menos. Desde siempre se ha dicho, eso sí con la boca chica, ya se sabe que todo el mundo tiene hipotecas y otras mandangas financieras, que cuando más dinero gana la banca en España, es cuando gobiernan los socialistas. Pudiera ser simplemente una maldad, pero desgraciadamente es muy cierto y ya puestos a recordar vale la pena reflexionar sobre un hecho incontrovertible, los socialistas han salido del gobierno, dos veces, y las dos han dejado al país convertido en un solar.

Oiga, es que usted se calla lo de las crisis… no, no me las callo, pero eso lo único que demuestra es que los socialistas sólo son capaces de gobernar con cierta holgura económica,  cuando, viento en popa la economía mundial, arrastra a la nuestra. Y claro con el viento a favor todo el mundo navega con tranquilidad y encima pueden sacar pecho y estar convencidos y convencer  de que la bonanza es debida a la sapiencia del socialista de turno.

Desde luego, mucho es el aprecio que le tienen al PSOE las entidades bancarias y sobre todo los banqueros, basta ver la deuda declarada por los socialistas al Tribunal de Cuentas que asciende a la módica cantidad de 60 millones de euros, justamente el doble de lo que, dice el tribunal, le debe a los bancos el PP. Ya  saben, ese partido de derechosos que defiende a capa y espada los intereses espurios de la banca y el capital.

Ahora Zapatero y sus cuates que, siguen gobernando al país, como si de una finca particular de este desgraciado gobierno se tratara, se despiden indultando a un banquero y haciéndolo por la barba y con mala conciencia. Lo de la mala conciencia lo  prueba el hecho de que cuando se montó el escándalo consiguiente,  se excusaron en que lo habían consultado con el PP y con el Jefe del Estado y, no sé yo, si también con la Conferencia Episcopal, lo que resultó ser falso de toda falsedad.

Ni siquiera el PSOE como organización política tenía idea de lo que iba a suceder, si fiamos de lo que dicen. Está claro que Botín se estaba cobrando alguno de los favores que se le adeudan desde esa camarilla, que es el gobierno, supuestamente en funciones, de nuestro país. Dar indultos no entra en el tipo de tareas para las que está facultado un gobierno que tiene un pie en la calle y el otro en el aire. Pero había que quedar bien con Botín, un hombre con el que ZP y el PSOE, se han llevado bien, muy bien diría yo. Es más, quizás fuera más preciso afirmar que extraña y escandalosamente bien.

Veamos, allá por el año 2006 el Tribunal de Cuentas publicaba que  Zapatero había conseguido que el banco de Santander, Botín para ser más preciso,  la condonara una deuda de 12 millones de euros que arrastraba el partido. Cualquiera que haya tenido una deuda impagada con un banco, sabe de la dificultad de la operación. Tuvo que gustarle el trato recibido a Zapatero que solicitó, a la misma entidad bancaria, un préstamo hipotecario para comprarse una chalet en Almería, habrá que suponer que esta deuda tendría buen fin y no hubiera que condonarla.

Pero en el País Vasco y en Cataluña los socialistas también han conseguido que les fueran perdonados sus pecados… financieros, el mismo año, un muy buen año para las finanzas del PSOE al que se le perdonaban milagrosamente sus deudas, el BBK acordó la cancelación de una deuda de 21 millones de euros por una deuda impagada y mantenida por el PSOE desde el año 1980, que ya es tener paciencia y buena disposición.

En Cataluña el bachiller Montilla, que carrera universitaria no hizo, pero por lo visto es un hacha para negociar con la banca, conseguía que la Caixa, generosamente, le permitiera una quita de 7,1 millones de euros, justo antes de irse a Madrid para ser ministro, ¡qué casualidad más tonta! Y con esa quita regularizara cómodamente las cuentas del PSC-PSOE.

Los amantes del ¡y tú más! que no se me amontonen, porque los datos son del Tribunal de Cuentas y si lo dice, si lo cuenta, por algo será. Igual es que es cierto y su obligación es publicarlo, pero desgraciadamente para los progres, del PP no dice ni qué bonitos ojos tienes, así qué, aquí hablamos de lo que sabemos.  Cuál es el método que utiliza el PSOE para que le condonen las deudas, es algo que si Rubalcaba hubiera explicado a los ciudadanos españoles durante la campaña, le hubiera asegurado la mayoría absoluta. Ahí es nada, tener un procedimiento que te garantiza que la banca perdone tus pufos.

Habrá que suponer que si no lo explicó, es porque el procedimiento no se puede explicar, ya se sabe que hay cosas que es mejor guardar en secreto. Por eso y por unas cuantas cosas más, cuando Alfredo afirmaba que iba a gravar a la banca con un impuesto especial sobre sus beneficios, a mí me entraba la risa floja. Si alguien quiere a los banqueros, si alguien se ha beneficiado de un trato de favor de la banca, es el PSOE,  así que menos lobos caperucita, porque en España no hay quién le tosa a la banca, mientras gobiernen los socialistas. Naturalmente que luego hay que pagar, de otra manera, pero hay pagar los favores. Pero claro, sí se hace con dinero público o con favores gubernamentales, resulta mucho más sencillo. Así cualquiera.

A veces, como es el caso del indulto al banquero, la ignominia, la infamia, la vergüenza resulta difícilmente soportable, pero ya han pasado las elecciones y tienen la piel y la vergüenza curtidas, están acostumbrados. ¿Ustedes se imaginan si el indulto lo da Rajoy?, habría que leer a Público o a escuchar a “mosén” Sopena o a los del PSOE. La batalla de San Quintín quedaría en vulgar bronca de patio de vecinos, comparada con el follón mediático organizado por las terminales mediáticas del PSOE, si el indulto al banquero lo firman los populares.

La banca y el PSOE han vivido siempre en íntimo contubernio, esa es la realidad. Lo de los derechos sociales, el interés por los más desfavorecidos, es pura filfa y milonga electoral. A los hechos me remito, el gobierno socialista cierra su paso por Moncloa, indultando a un banquero. No consta si Botín exigió que el acuerdo se votara de rodillas. Pudiera ser, en mi tierra dicen “qui paga, mana” el que paga manda y es muy cierto y también lo es que, los que han indultado al banquero de marras han hecho bueno el refrán que reza: “Por el pan, baila el can”, muy cierto, muy oportuno y muy triste también.

Vaya tropa, amigos, éstos eran nada más y nada menos que el gobierno del Reino de España. ¡Qué  vergüenza!

2 comentarios:

  1. Ahora que leo tan magnífico artículo he entendido perfectamente de qué hablan los periodistas y analistas económicos, cuando se refieren a la "deuda soberana". No es otra cosa que la soberania dejó de tenerla el pueblo o la nación, como se decía en las constituciones decimonónicas, para pasar a ser de la titularidad de los acreedores: bancos, banqueros y agentes financieros. Lo estamos viendo con ocasión de la "crisis global".
    - ¿Crisis de qué?
    - De las los valores que cotizan en Bolsa, se me dirá.
    - No. Es crisis de valores, cierto. Pero esos valores no cotizan en Bolsa:
    Honradez, austeridad..., ¿Sigo?
    ¿Para qué, verdad?

    ResponderEliminar
  2. El poder necesita dinero y los dineros poder
    Son la misma cosa
    http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com/

    ResponderEliminar