domingo, 20 de noviembre de 2011

Hoy toca ir a votar

Por ahí debemos pasar todos


Por fin tras una larguísima campaña, que desde el mes de junio ha ocupado a los políticos y que por momentos ha hastiado a los ciudadanos, ha llegado el gran día. Hoy nos jugamos mucho, creo que esta es una realidad que ha llegado a la percepción del ciudadano.

En esta jornada de elecciones, de siemre hemos elegido a la opción política que mejor se acomodaba a nuestra manera de ver las cosas en el terreno de lo ideológico, lo social, lo laboral, etc. Hoy elegimos algo mucho más importante, hoy nos jugamos mucho más, hoy toca elegir a quien debe dirigir los próximos cuatro años a España y que deberá acometer la durísima tarea de la recuperación económica y la creación de empleo para llevarnos de una vez por todas, a la normalidad.

Hoy nos jugamos nuestra supervivencia económica, hoy toca decidir y lo hacemos los ciudadanos. Nadie puede quedarse en casa,  nuestra colaboración es vital y además es el único momento en el que nuestra voluntad, expresada a través del voto, tiene una importancia decisiva. Votar es un derecho y los derechos no pueden ser obligatorios, pero teniendo en cuenta nuestra situación, nadie en conciencia,puede quedarse en casa y no colaborar activamente en el resultado esta jornada.

Puedo entender el desánimo de muchos, puedo admitir la falta de fe en un sistema que hasta aquí nos ha traído, puedo comprender la desconfianza ante los discursos de una casta, que tantas veces nos ha fallado. Pero la situación es tan grave,  tan apremiante, que la única solución posible pasa, precisamente, por la contribución unánime de todos los ciudadanos.

Me da igual si la abstención favorece a tal o cual opción política, me da lo mismo si todavía no ha decidido a quien votar, hay que hacer un esfuerzo, eliminar dudas y salvar temores y volver a confiar en el único sistema que nos puede salvar, la democracia parlamentaria.

Hoy, España y los españoles necesitan del concurso de todos, no les fallemos. Estoy seguro, que todos recordaremos la fecha de hoy como el inicio de la recuperación de nuestro país, en el orden de lo político, pero también en el orden de lo económico y lo moral;  ese recuerdo debe ir unido al del momento en que, ante la emergencia nacional que vivimos, fuimos a votar.

Un voto es muy importante, esa es precisamente la grandeza del sistema democrático, un sistema que nos costó muertes, mucha sangre e innumerables sacrificios. Todos sabemos el inmenso sacrificio colectivo que se llevó a cabo en España para instaurar la democracia. No podemos traicionar el legado de la gente que  hizo lo imposible para que hoy podamos disfrutar de las ventajas de la libertad.


No creo que haga falta insistir, hoy amigos míos toca votar, es igual si usted sabe que la opción política que le gusta, lo tiene todo perdido, o por el contrario, usted es de que los que cree que los “suyos” van a ganar, eso es irrelevante, hay que ir a votar, sin excusa, ni pretexto.

Así que, amigos míos, desde este modestísimo blog, les animo a ir a votar. ¡Que Dios reparta suerte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario