viernes, 11 de noviembre de 2011

Vuelve ETA

Los asesinos a lo suyo

Me van a perdonar el exceso en la pregunta, pero ¿estos hijos de puta no se habían rendido? Será que estoy confundido, pero me parecía haber escuchado de manera reiterada  e incluso en tono triunfalista que ETA había sido derrotada sin concesión alguna. Es más, juraría haber escuchado e incluso leído  que este hecho histórico se había producido gracias a la denodada labor de un gobierno socialista y sobre todo al heroico trabajo de Alfredo P. Rubalcaba que “los había acorralado y vencido”. Seguramente serán cosas de la edad, pero les juro a ustedes que me había parecido entender que la derrota de ETA se había producido, y que “jamás los ciudadanos iban a olvidar que los etarras se habían rendido a un gobierno socialista”. Ya no estoy seguro de casi nada pero juraría que declaraciones de ese tenor las había escuchado en boca de Felipe González y Alfonso Guerra y otros portavoces socialistas, más de una y más de dos veces.

Seguro que estas ideas deben haber sido producto de un mal sueño, porque miren ustedes por donde, hoy, el periódico Gara publica una entrevista a dos etarras que nos explican una serie de asuntos que desde luego nada tienen que ver la idea de derrota o rendición, antes bien, demuestran a las claras, que para los asesinos las tesis ganadoras en el conflicto han sido las de ETA.

Los dos asesinos, reconvertidos, transitoriamente me temo, al papel de portavoces se explayan a lo largo de doce páginas y nos explican muy serios que "La cuestión de las armas está incluida en la agenda de la negociación entre ETA y el Estado” y siguen diciendo que su modelo de negociación estaría basado en tres temas principales: La vuelta a casa de todos los presos y exiliados políticos vascos, la inutilización de las armas de ETA y la desmilitarización de Euskal Herria".  Para continuar afirmando que "el final de la confrontación armada no podría entenderse si Euskal Herria permanece llena de fuerzas armadas", dicen los etarras que consideran este aspecto como "fundamental. "Las páginas más oscuras de ese relato que hemos mencionado las ha escrito la Guardia Civil".

Así que resulta que, los que se habían rendido sin condiciones, exigen como condición previa para que se produzca la entrega de las armas, entre otros detalles sin importancia, la liberación de los presos,  el perdón de los asesinos, los habidos y los huidos y la retirada de la Guardia Civil, Policía y Ejército del País Vasco y además se permiten la infamia de acusar a la Guardia Civil de haber escrito las páginas más oscuras de este relato. Extraña manera de rendirse.

Bueno D. Miguel usted es que entiende poco de estas cosas y ésta que hace, es una de sus interpretaciones, que no se corresponde con la realidad. ¿Sí? Veamos que opinan los dos asesinos, que rechazan que su decisión sea fruto de una derrota policial y presumen que "en estos 50 años, la lucha armada ha hecho una gran aportación para llegar al momento actual y para generar las condiciones existentes".

Así que ya saben ustedes, aquí no ha habido derrota policial lo dicen los cada vez más improbables derrotados, habrá que suponer que como siguen exigiendo con las armas en la mano, conviene no olvidar el “detalle”, digo que cómo exigen lo que llevan pidiendo desde siempre, derrota política tampoco parece que hayan sufrido. Veamos, no se arrepienten del daño causado, no piden perdón a sus víctimas, de hecho se acuerdan sólo de “las suyas”, se muestran propicios a negociar el “desarme”, pero con condiciones: el reconocimiento del derecho de autodeterminación, la puesta en libertad de todos los presos, y la retirada de la Guardia Civil, la Policía Nacional y el Ejército del país Vasco. Pues la verdad es que si esto es así, lo que me parece es que los que hemos sufrido la derrota hemos sido los que siempre hemos defendido el Estado de Derecho y Zapatero, Rubalcaba y el resto de socialistas que han participado en la infamia, lo que han hecho es pagar un precio político con una sola condición , que ETA no nos mate.

Bueno pero la paz es lo más importante, o tampoco va usted a estar de acuerdo con eso, pues prefiero que opinen, que digan, que hablen, los asesinos y  cuando Gara obediente les pregunta para que manifiestan cuáles son las cualidades que hacen a esta situación distinta de los anteriores procesos fracasados, ETA dice que "no se puede saber cómo será en esta ocasión" porque "el final está sin escribir". Y para que no haya duda rematan – nunca mejor dicho - "Sea cual sea el color que tenga el Gobierno de España a partir del 20 de noviembre, tendrá sobre la mesa el conflicto que mantiene con Euskal Herria".

Éste, no es más que otro episodio del intento de aprovechamiento electoralista del contubernio organizado mano a mano por ETA y el PSOE, no creo que hayamos podido caer más bajo como nación, eso se lo deberemos al interés de Zapatero empeñado en salvarnos de ETA al precio que hiciera falta, y esa es precisamente la variable que no puede existir en la fórmula, precio. Pues todo lo que estamos viviendo y lo que pretenden que vivamos forma parte del precio político que cobran los etarras por dejar de matar. Es decir premiamos a unos delincuentes porque nos dicen, empuñando sus armas, que no nos van a matar más, si somos buenos y no damos problemas.

No me voy a poner trágico porque no merece la pena, ni voy a pedir que salgan los responsables a dar explicaciones, porque en el fondo da igual, el mal ya está hecho. Todo este paripé estaba organizado con una finalidad, sacar provecho electoral;  pero son tan torpes los del PSOE que la infamia no les ha proporcionado el rédito que buscaban y, sin embargo, las franquicias políticas de ETA sí se han beneficiado de la “rendición”. ¿Les ha merecido la pena? creo que no.

Bueno es que usted ve las cosas a su manera. No, lo siento, los que ven las cosas de una manera muy especial, que además nada tiene que ver con la realidad, son los que por parte socialista han intentado beneficiarse de la infamia y los de ETA, que esos siguen a lo suyo .

Me va a perdonar Monterroso, el escritor hondureño, pero parafraseando su celebérrimo cuento, podríamos decir del PSOE y sus responsables que "Cuando se despertaron, ETA seguía allí”.

7 comentarios:

  1. No es ninguna sorpresa, verdad sr. Rives? Desde el primer momento se vió. Lo penoso es que el Psoe lo sabía e intentaron ponernos la venda en los ojos con tanta lágrima, comedia y gritos de victoria. Si ese era el as que Rubalcaba tenía escondido le salió el tiro por la culata.
    El pulso que le echa Eta a Rajoy es de... agárrate bien que viene una curva peligrosa. Espero que Rqjoy no se estrelle. Pero me mosquea el halago que le lanzan esos hijos de puta, me mosquea mucho.
    Viendo todo ésto, me pongo de parte del sindicato de la G. Civil que ha pedido la ilegalización del Psoe. Los españoles no merecemos esta basura.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Pues es cierto, desgraciadamente no hay sorpresa, pero es que no la podía haber. Presumir que el enemigo ha sido derrotado, mientras permanece armado y con capacidad de matar resulta una entelequia. Además ya entonces, ponían sus condiciones, de forma menos explícita, pero ya las ponían. Con esto han conseguido ayudar a Amaiur y el PSOE ni siquiera se ha beneficiado. ¿Merecía la pena? yo creo que no, primero porque es una infamia y segundo porque ni siquiera les ha servido para nada. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Pues Sabéis una cosa me gusta la idea de la ilegalización del PSOE. Se lo merecen porque el aumento de suicidios en el año 2010 no deja de ser un crimen igualmente, y ellos son los responsables! Mientras ellos se llenaban de prebendas y sueldos de escándalo con beneficios fiscales y otras excepciones que vulneran la Constitución, (todos los españoles somos iguales ante la ley), otros se suicidaban ante el dolor de no poder dar de comer a sus hijos! No me van a hacer creer que todos los suicidios de 2010 se debían al desamor! Por mi parte "I L E G A L I Z A D O S".

    ResponderEliminar
  4. Es una pena que no sea posible, lo ideal sería que la paliza electoral fuera descomunal. Cuatro años son mucho tiempo para pasarlos al frío de la oposición, sobre todo si el partido en el poder se dedica a levantar las alfombras y sacar a la luz las basuras socialistas y pone a disposición judicial a todo aquel que haya cometido la más mínima infracción penal. Sobre todo si el partido en el poder hace una limpieza profunda de "servidores" socialistas en los ministerios, sobre todo en Interior, Exteriores, Hacienda y en el CNI. Sobre todo si se hace una limpieza profunda en Defensa, sobre todo si el partido en el poder es activo, eficiente y sordo, sordo al ruido en la calle que montarán los sindicatos y afines. No hará falta la ilegalización, morirán por inanición y abandono.

    ResponderEliminar
  5. Se han re-rendido sin rendirse jamas. Es una re-reedición de la tregua trampa, la pagana España que con estas tontunas partidistas esta cada vez mas debilitada institucionalmente, que es lo que quieren los PNV y su infantería etarra.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  6. Es más de lo mismo. El PS necesitaba un clavo ardiendo y la eta se lo proporcionó. Cómo el resultado obtenido distaba años-luz del resultado apetecido ahora la eta está empezando a soltar lastre reivindicándose y pidiendo lo mismo de siempre con la amenaza velada de volver a matar si no se les satisface.

    Sólo hay un remedio para ésta lacra y se llama Guardia Civil. No hay otra forma de solucionar el problema del terrorismo que el del darles donde más les duele. Con sus huesos en la cárcel.

    ResponderEliminar
  7. Si el partido en el poder resulta ser el de Rajoy, temo que las alfombras no van a levantarse. Es posible que se levanten en algunas zonas, economía por ejemplo, pero en otras las volverá a colocar para que no se escape la basura. Hay algo entre PP y Psoe, lo intuyo, que le impedirá levantarlas (uno de los casos es el 11M). Respecto a quitar todos los cargos colocados por el Psoe, esperemos que lo haga, pero que mire bien a quien de los suyos va a colocar. Al Juez Bermúdez lo colocaron ellos y se puso al servicio del Psoe, y como ése, muchos más.

    ResponderEliminar