miércoles, 9 de noviembre de 2011

El programa de Rubalcaba o sus fantasías infumables …

Hombre Mariano, algo tenía que decir
Que Rubalcaba tenía mucho que ganar y bien poco que perder en el debate que protagonizaron, él mismo y Rajoy, era una opinión mayoritaria; tras su finalización la realidad de las cosas ha demostrado que no tenía nada que ganar y que además sí tenía algo que perder. En ese sentido las encuestas anuncian que  Rajoy se llevó un 2,5% de votantes de Rubalcaba, que tras el debate decidieron cambiar el sentido de su voto.

No me extraña, en todo caso me parece corta la cifra, sobre todo si nos fijamos en el “contenido” del mensaje que Rubalcaba lanzó a los votantes. Vamos a olvidarnos de si la corbata que llevaba era azul o a topos, si se la escogió un profesional o su santa esposa. Olvidemos si estaba encorvado sobre la mesa, lo que le daba imagen de ansiedad; dejemos de lado que no diera datos reales, porque cuando manejó cifras resultaron falsas. Ignoremos el hecho de que equivocó la táctica y vayamos a lo que interesa.

¿Qué es lo que ofreció a los votantes Rubalcaba? ¿Cuáles son las líneas maestras del programa económico socialista? Bueno, pues comenzó explicando que promovería un Plan Nacional para el Empleo, con los agentes sociales, una oferta nebulosa, que ya conocemos y sabemos que ha fracasado; prometió estar muy pendiente de la economía, lo que me parece obvio y desde luego muy poco concreto y anunció que iba  a garantizar la seguridad de los españoles en temas como la Sanidad, la Educación y los Asuntos Sociales, me parecieron unas propuestas muy genéricas y además obvias. Lo señalo porque tras unos pocos minutos dedicados a decir lo que pensaba hacer si el electorado le daba su confianza, se olvidó de su programa y se dedicó a atacar al de Rajoy acusándolo de poca concreción y ambigüedad.

Bueno eso ya lo comenté ayer, pero hoy he usado las notas que tomé al comienzo del debate, hasta que aburrido abandoné el bolígrafo y las notas para mejor ocasión. En el bloque de Economía y Empleo Rubalcaba dedicó unos minutos a analizar las causas de la crisis que sufrimos y habló de Grecia, que por lo visto tiene la culpa de casi todo; afirmó que no hay crédito porque los bancos se endeudaron por culpa de la burbuja inmobiliaria; subrayó la importancia de la deuda privada en España y afirmó que el ajuste no conduce a la creación de empleo.

El análisis al completo resulta discutible y seguramente discutido, pero no creo que fuera importante para los ciudadanos conocer el errado análisis de la situación que hace Alfredo, salvo que resulta lógico aentender que al errar en el diagnóstico, sea incapaz de proponer un tratamiento adecuado para sacarnos de esta situación, en la que naturalmente si fiamos del análisis rubalcabiano, nada ha tenido que ver el PSOE, ni el gobierno de Zapatero, ni él mismo. La culpa ¿lo adivinan? La culpa como siempre es de los demás: Aznar, el PP, la burbuja, Grecia, la deuda privada, las hipotecas, etc., etc.

Tampoco es que tenga demasiada importancia a estas alturas lo que opine o deje de opinar Rubalcaba sobre la crisis que sufrimos, muy pocos piensan en elegirlo para que la solucione, pero  sí hay que señalar cuáles fueron las líneas maestras en las que dijo iba a apoyar su acción económica, lo que podemos llamar la “solución” Rubalcaba.

Dijo muy serio que la solución a nuestros males y lo que iba a hacer en cuanto llegara a la presidencia era: 

Retrasar durante dos años el ajuste fiscal, al que nos obliga Europa, gracias a ZP y a él mismo.
Bajada de tipos de interés.
Plan de Inversiones Europa.
Transformar al ICO en un banco público.

Estas son las medidas en las que iba a basar su estrategia económica y su plan de recuperación del empleo. La trampa es tan transparente que resulta casi una obviedad que la comente, pero como en eso estoy, vamos a analizar lo que en realidad propone Rubalcaba.

Está muy claro que de las cuatro propuestas fundamentales, en las que pretende basar sus acciones económicas, tres son decisiones ajenas a las competencias y por tanto a las posibilidades de Rubalcaba como Presidente del Gobierno. Lo que está diciendo es que si llega a presidente se irá a Europa a decir que no podemos cumplir los compromisos que se firmaron mientras él vicepresidía el gobierno de ZP y que necesitamos un aplazamiento. Ni que decir tiene que sólo la propuesta del aplazamiento acarrearía un desastre para la credibilidad española y la tranquilidad de los mercados y que por tanto a la celebérrima prima de riesgo, tendríamos que ir a buscarla al Everest.

La bajada de los tipos de interés no está en manos de Rubalcaba, por tanto no puede basar sus políticas económicas en un hecho que no decide y que ni siquiera controla de lejos; lo mismo cabe decir de ese Plan de Inversiones Europa, son decisiones que se llevarán a cabo o no, sin que su voluntad tenga nada que ver con su desarrollo. Lo de transformar al ICO en un banco público responde a una vieja aspiración marxista, la banca pública. De siempre los socialistas han estado a favor de esa banca pública, mejor para todos que no hayan conseguido tener ese poder.

Pero vamos a lo que vamos, Rubalcaba acusó a Rajoy de no tener programa, aunque llevaba el texto de la propuesta del PP, para leer los párrafos que le interesaban. Así que afirmó que Rajoy no tiene programa, pero él se propone como solución taumatúrgica aportando unas medidas que no puede imponer y de cuya implementación nadie sabe nada.

¿Y si tras elegirlo como Presidente, Europa no baja los tipos de interés o no acepta el aplazamiento de dos años del ajuste fiscal? Pues seguro que Rubalcaba y su gente nos dirían que ya se les ocurriría algo y ese es el problema que esta gente ayunos de proyectos serios, fiables y eficaces, siguen instalados en lo de las “ocurrencias” y así nos ha ido.

Extraña que Rubalcaba, laicista él,  nos pida a los españoles que hagamos un ejercicio muy importante de las tres virtudes teologales que enseña la doctrina católica. Nos pide que tengamos fe en su infumable plan, esperanza en que a Europa se le ocurra llevar a cabo justamente las acciones que apuntalan ese excéntrico proyecto y que creamos en la caridad de Europa, que seguro que se apiada de nuestra situación y se dedica a invertir en España, el dinero que no tiene.

Y tras explicar su fantasioso proyecto económico, se dedicó a la labor que allí le había llevado, acometer contra Rajoy y sus proyectos con razón o sin ella, a ver si lo sacaba de sus casillas. Pero por ahora, Rajoy es mucho Rajoy, para un Rubalcaba en sus horas más bajas ¿qué no?, ahí tienen el resultado, Rajoy le ha arrebatado a Rubalcaba votantes socialistas tras el debate. Eso es un hecho aquí no hay inconcreciones, ambigüedades y desde luego tampoco fantasías.

6 comentarios:

  1. hola, un buen análisis de la fe, esperanza y caridad rubalcabas, que demostró ser más marrullero escudero que líder de un partido, y estuvo tensísimo, provocando a Rajoy, que no le entró al trapo: "Yo no soy como usted"... y Rubalcaba parpadeó.
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
  2. Yo lo veo así:
    Lo que ofreció fue gasto y más gasto. Gasto que no cuaja en un pais que está en la bancarrota.
    Resumiendo, Rubalcaba no tiene programa alguno, por eso se dedicó a intentar destrozar el de su contrario y en eso, el candidato socialista, es un experto
    Lo que más me gustó de todo fue cuando en un momento dado interrumpió a Rajoy y le dijo: "Ahora el que miente es usted". Con esa frase hizo su propio retrato.
    En cuanto a que Rajoy le ha quitado votantes socialistas, pues no sé que decirle. Yo he leído comentarios al respecto según iban saliendo en internet durante el debate (lo vi en directo a través de la página de TVE online) y una de dos, o bien Rubalcaba tenía a sus militantes dándo caña o bien hay muchisima gente que aún cree en él. Y lo mismo en diversos diarios digitales donde estuve mirando. Déjeme decirle que también lo veo en personas cercanas a mi, que pienso que aún les dura el susto de cuando F.González amenazaba con aquella frase "que viene la derecha y les va a quitar las pensiones!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por el comentario José Antonio. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Xad, yo recojo una noticia que se publica, que refleja los resultados de una encuesta, lo hago constar porque me parece importante. De todas maneras Rubalcaba lleva desde el mes de julio perdiendo votos a chorro. Por la izquierda, por la vía de la abstención y he de suponer que por la "derecha", su derecha claro está, también. De todas maneras no hay que dar nada por hecho hasta el 21 N.

    ResponderEliminar
  5. Los estudios dicen que los debates mueven poco el voto, lo calculan en 1 o 1'5 de forma que si Rajoy gano un 2'5% es un crack y sin hacer casi nada, solo dejarle soga al Rubal. Como dice Xad solo prometió gasto y mas gasto. ¿De donde lo piensa sacar, de Bono y Pepiño?. No me extraña que se diera el batacazo y eso que de lo de la pesoe como dice usted hablo poco, que si no, aún pierde más.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  6. todo el mundo da por hecho que el pp va a ganar las elecciones y hay que decir lo que interesa por que si no se pueden complicar las cosas , y lo que interesa en estos momentos es que rajoy gano el debate . lo unico que me quedo claro de su discurso es que hay que trabajar y que hay mucho paro , este señor sera el proximo presidente , pero no por que sea mejor sino por que no hay otro , solo se una cosa zapatero lo ha hecho muy mal , pero todas esas medidas como el cheque bebe o el plan " e " en su momento ayudaron a alguien , quiza se equivocaron hay otros que no proponen nada y que utilizan el dinero que reciben para guardarlo y que crezca y decir luego que españa va bien cuando los unicos que van bien son ellos y sus amigos .

    ResponderEliminar