viernes, 18 de noviembre de 2011

Todavía nos queda lo peor

Rubalcaba en la entrevista en TVE, ayer.
Ayer fallé a esta cita diaria que mantengo con ustedes a través del blog. Un andancio – sin comillas, que está en el DRAE – uno de estos virus que aparecen y desaparecen rápidamente, me dejó fuera de juego; así que presento mis excusas, aunque si fallé fue por cuestiones ajenas a mi voluntad. Hoy bastante recuperado vuelvo a la tarea.

Y vuelvo titulando el post, con una frase que creo debemos tener muy presente, económicamente todavía nos queda por pasar lo peor,  nos quedan un par de años por delante, durante los cuales lo vamos a pasar muy mal, los españoles y el resto de los europeos. Nadie tiene una varita mágica que vaya a resolver el problema, nadie, eso debe quedar claro. Lo dice constantemente Rajoy, ayer decía que lo íbamos a pasar muy mal, pero los socialistas, siguen haciendo oídos sordos a tal afirmación, que por cierto ellos no han hecho y acusan de lo contrario al candidato del PP.

No hay soluciones mágicas, lo que se ofrece desde el Partido Popular es una visión más realista del problema y la capacidad política para implementar las medidas que se entienden van a ponernos en el camino de la recuperación. Ayer escuchaba a Rubalcaba, en la entrevista que hizo para la primera de TVE. Explicó su mensaje, el mismo en el que ha apoyado su campaña, algo matizado, pero volvió a fallar en lo fundamental, no justificó cuál fue el motivo por el que teniendo las soluciones que ahora aporta, no las aplicó cuando, apenas hace unos meses, estaba en el gobierno. Y es que esta contradicción resulta imposible de justificar. Por otra parte hay que señalar que las medidas estrellas de sus propuestas están basadas en decisiones que sólo pueden tomar otros y no el gobierno de España.

Lo de aplazar los ajustes durante dos años, es algo que decidiría en todo caso la UE y no creo que pueda ser la base de ninguna propuesta seria. Si toda la arquitectura de la propuesta rubalcabiana está basada en ese aplazamiento y no sabe si nos lo van a conceder o no, ya me contarán ustedes la seriedad de la propuesta. Y en apoyo de mi idea vino Rubalcaba que, cuando preguntado sobre la cuestión, le decía a la entrevistadora “Ya verá usted que sí”  “ya verá usted que sí” y se escapaba de dar una respuesta concreta y argumentada. Oiga, ¡es que no la puede dar! pues eso, no puede dar una respuesta argumentada y concreta y por tanto tampoco puede presentar esa propuesta.

Y se apoyó en el otro gran argumento, la crisis es mundial; por tanto nada que reprochar al gobierno de ZP. Y decía: Cuando se habla de la crisis mundial tenemos que hablar con los responsables, el G 20, si hablamos de la europea habrá que hablar con el G 8, esto es una crisis internacional. Claro que se le olvidó, siguiendo con su argumentación, afirmar, que si hablamos de la crisis española deberíamos hablar con sus responsables, es decir con el gobierno español. Vamos, para no ir más lejos, con el gobierno en que Rubalcaba jugaba un papel tan importante.

Nada habló de aquel impuesto a la banca, ¿no lo recuerdan? Sí, fue al principio de esto, Rubalcaba en una intervención habló de gravar a los beneficios de la banca con un impuesto especial ¿Qué no se acuerda? eso es que a usted sólo le funciona la parte izquierda de la memoria, claro que sí, era otra de sus propuestas más importantes, precisamente con ese dinero iba a financiar puestos de trabajo para los jóvenes, haga un esfuerzo, seguro que lo recuerda, la “banca” levantó el teléfono, le dijo un par de palabritas a Zapatero e inmediatamente la propuesta quedó para cuando “la banca estuviera totalmente reestructurada” Para entendernos, para el día del Juicio Final, pero por la tarde.

Ahora nos cuenta lo del impuesto de las grandes fortunas, una idea de Sarkozy, pero no ha explicado ni el cómo, ni el cuándo, ni el cuánto. Así que a lo peor eso es como lo del impuesto a la banca, que ya sabemos el cariño que le tiene a los ricos el PSOE que al fin y al cabo son los padres de las SICAV,s. En definitiva, Rubalcaba lo que decía ayer es que va a solucionar el asunto sin dolor, no va a haber recortes sociales, y claro si no hay recortes, tendrá que subir impuestos. Pues no sé yo si estamos para muchas más alegrías en ese aspecto. No, no hay problema, Alfredo les subirá los impuestos a los ricos y la pasta que consiga se la dará a los pobres.

Bueno eso es algo que no se lo cree nadie, y el problema  además está en la definición de ricos y pobres que pueda hacer Rubalcaba, porque el grueso de ciudadanos contra los que cargar fiscalmente hablando, milita en la clase media que ya sabemos que es la que realmente paga el pato. ¿Qué Rubalcaba le subirá los impuestos a los ricos?, pues decían los socialistas, no hace tanto tiempo cuando defendían a las SICAV,s, que eso no se podía hacer porque entonces los ricos se llevaban la pasta a otros países. Ahora a la desesperada le toca mantener el argumento contrario, total como sabe que no va a gobernar, puede prometer lo que le parezca.

Eso sí, se envaino sin anestesia otra de sus afirmaciones. Cuando esto comenzaba y tácticamente le convenía escorarse a la izquierda, recordarán ustedes que afirmó contundente e incansable que la primera ley que aprobaría su gobierno sería la de la muerte digna, pues ya no. Está claro que Rubalcaba tiene asumido que lo de radicalizarse no le conviene, porque a la pregunta directa, contestó, creo que fue, que el acuerdo por el empleo, o algo así.

Estuvo más tiempo atacando al PP que hablando de lo suyo, lo que resulta raro en alguien que manifiesta que el PP no tiene programa o que lo oculta, pero seguramente será porque  él mismo, poco tiene que ofrecer, y lo escribo porque fue la propia entrevistadora la que le tuvo que señalar que, de lo que le tocaba hablar era de su programa y no de el del PP.

Así que nada nuevo, Rubalcaba tiene la solución, extraña que no la aplicara en su momento cuando estaba en el gobierno y podía hacerlo, y en cambio nos advierte que Rajoy se come a los niños crudos para desayunar. Y si lo de los niños les parece una exageración, por ahí ronda una publicación de UGT que acusa a Rajoy de querer meter a los niños de 12 años en la cárcel... Que ya digo que a la desesperada, parece que todo valga.

Además pidió ayuda para evitar el monopartidismo, pasó, de puntillas, pero pasó, sobre el posible desastre postelectoral del PSOE si la derrota del 20 N es muy grande, una entrevista a la defensiva y al contraataque. Estaba claro que prefería hablar del programa ajeno, antes que del propio; señalar las deficiencias de  Rajoy y sus propuestas, antes que hablar de las bondades del suyo.

A falta de más argumentos quiso dejar claro que les va a quitar el dinero a los ricos para dárselo a los pobres y en cambio Rajoy se va a entretener en quitarles lo poco que les queda a los pobres, que antes tenían más, pero un gobierno socialista los ha dejado con una mano delante y otra detrás, para dárselo a los ricos.

Ese parece que es el resumen de la situación. Una consideración importante desde mi punto de vista, porque dice mucho de la falta de concreción del programa socialista, Rubalcaba huyó de cualquier cifra o explicación técnica, como el gato escaldado lo hace del agua fría, mal negocio, no me extraña nada lo que dicen las encuestas.

4 comentarios:

  1. Le deseo mejoría, al menos su virus le duró un día. Yo llevo 15 con uno catarral y aún no se fue.

    La varita mágica la tienen, la cosa es que quieran usarla. Fuera subvenciones a Sindicatos y no vea lo que se ahorran, que se apañen con lo que cobran de sus afiliados. Aún no he visto cola en los sindicatos para llena la cesta de comida para los parados y aliviarlos. Fuera subvenciones a ONG de gays de África y demás países, incluido España (los heteros no tenemos ONG), y otro montón de euros ahorrados; fuera las que dan a Marruecos, que tienen un rey muy, pero que muy rico, si él no quiere ocuparse de su pueblo no tenemos porqué destinar nuestros euros a crearles escuelas; así que igual a las dedicadas a la lucha por la integración de la mujer en los países árabes que no sirve para nada. Y como esas muchas más.
    Tenemos cinco millones de parados y terminaremos el próximo con seis seguramente, ocupémonos de nosotros y no de los extranjeros. Y que se bajen los políticos un poco sus sueldos, que ya son bastantes altos, mientras que los españoles tenemos que hacer números a diario para poder llegar a fin de mes.
    Pero claro, eso no les interesa.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus buenos deseos, esperemos que tras el 20 N, la cuestión de las suvenciones esté más controlada, lo de lops sindicatos (UGT y CC.OO) es un auténtico escándalo y ahora el PP se los va a encontrar como enemigos, nada que ver con el papelón que han hecho con el PSOE, así que ya que van a incordiar, al menos que lo hagan gratis. Aunque a pesar de que se puede hablar de ahorros de este tipo, debemos tal cantidad de dinero, que va a ser muy duro recortar esas cantidades del presupuesto. En fin Dios dirá, espero que el sacrificio sirva para algo.

    ResponderEliminar
  3. La solución de los socialistas es echarle la culpa hasta al lucero del alba y exigir al resto de países que aún van bien que les salve de su mala administración y sus trinconeos.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  4. es un buen análisis de las incoherencias socialistas. Yo elegiré lo menos malo hoy: votaré al PP. Suerte
    saludos blogueros

    ResponderEliminar