lunes, 7 de noviembre de 2011

Rb, las viejas glorias, la campaña y el debate

Los inseparables

Parece que lo de Dos Hermanas fue considerado como un triunfo o al menos como un mal menor por parte de la organización del PSOE, porque los mismos elementos y el mismo concepto del espectáculo se trasladaron tal cual a Valencia. Cierto es que la lluvia les dio un respiro y a cuenta del mal tiempo pudieron organizar el acto en el Pabellón de la Fonteta, que tiene mucho menos  aforo que la Plaza de Toros en la que estaba prevista la celebración de “Esperpento 2” y que no sabían si se llenaría. Aquí si viene a cuento el dicho de “a mal tiempo buena cara” y así lograron llenar, sin tener que recurrir como en Dos Hermanas – tal y como me comunica uno de los amigos del blog – al viejo truco de mover las  gradas con la finalidad de que pareciera que había más gente de la que en realidad estaba presente.

Faltó a lista, hay que decirlo, el inefable Alfonso Guerra que quedó en Andalucía ocupado en sus asuntos, con lo que quedó un poco cojo el dúo de teloneros que ahora acompañan a Rubalcaba en su particular calvario electoral. Debe ser muy duro para Rubalcaba comprobar que ni su persona, ni su discurso son capaces de calentar ni siquiera a los convencidos socialistas que acuden sacrificada y disciplinadamente a sus mítines. Así que ha tenido que recurrir a su mentor de siempre, para que le haga el trabajo que no sabe hacer, calentar a los presentes y conseguir titulares que lleven un poco de esperanza a las filas del PSOE.

Claro que el procedimiento me parece equivocado, por mucho que se empeñe Felipe en echarse flores, en vez de hacerlo con la figura del candidato, el PSOE demuestra que no tiene presente, no hay gente preparada en el PSOE para llevar a cabo la necesaria tarea de llenar y convencer en esto de las reuniones electorales. Y como no hay gente en el banquillo, ni en la cantera, tienen que echar mano del equipo de veteranos, y éstos con el mono que tienen de protagonismo, no se dan cuenta de cuál es su papel y se apropian del primer plano y de la luz de los focos, cambiando de hoz y coz el sentido de la campaña.

Hemos sufrido a Zapatero, al que el PSOE lo tiene apartado de la vista del público, ellos mejor que nadie conocerán los motivos. Decía que durante estas dos legislaturas España ha soportado a un Presidente que tenía como primera prioridad ganar la Batalla del Ebro. Zapatero y con él, el PSOE crearon un clima guerra civilista con la Ley de Memoria Histórica; en la memoria de muchos estará aquella batalla de las esquelas que se desarrolló dolorosa, aunque incruentamente en las páginas de los periódicos. Había que ganar la Guerra Civil, no importaba nada que ésta se hubiera acabado en abril de 1939, había que ganarla como fuera.

Y ahora en un claro paralelismo, los socialistas nos han trasladado de golpe, sin aviso, ni anestesia a la campaña de 1996. Porque a lo mejor los más jóvenes se la evitaron y por tanto no se han dado cuenta, pero para los que tenemos nuestros años, la vuelta del “tío del bigote”, el “in mundo”, la caverna o el odio patológico por Pedro J, nos retrotrae sin remedio a la campaña del 96, y en esta como en aquella el papel protagónico es de Felipe González, que de telonero de “lujo” ha pasado, sin solución de continuidad, a indiscutible protagonista de  los mítines.

De tal manera que en Valencia la organización del acto, personas del equipo de campaña de Rubalcaba, tuvieron que advertir a Felipe para que cortara el “rollo”, y el mismo tuvo que recordar a los asistentes que el protagonista del acto era Rubalcaba. Lo dijo Felipe y todo el mundo boca abajo, pero a la acción le es de aplicación aquello de excusatio non petita… ¿Era necesario aclarar quién era el telonero y quién la figura principal? Pues ya está todo dicho, ya saben amigos lo dijo Felipe, palabra de “dios”.

Aunque a pesar de los capotazos de los teloneros y aunque se haya contagiado un poco y parece que adopta un tono más mitinero, a Rubalcaba le pueden las costumbres de siempre y en Valencia ¡quién le escribirá los discursos! se le ocurrió decir que: “La gente pide políticos que den la cara, que den explicaciones, que digan lo que van a hacer por su país. Dad la cara vosotros" y se quedó tan tranquilo. Hasta en los mítines le puede la vieja costumbre socialista de trasladar los problemas, su solución, o en su defecto, su responsabilidad, a terceras personas.

Nunca jamás - que ya sé que no hay que decirlo, pero es verdad y lo digo - un dirigente socialista ha sido responsable de nada, se creen intangibles. Así que ya saben los militantes del PSOE, no hay que pedirle a Rubalcaba que dé explicaciones, sobre todo porque no las tiene, fue de la mano con el Zapatero al que tienen escondido, otro tanto debiera hacer él, pero lo que son las cosas, anda por ahí de candidato a pesar de ser tan responsable del fiasco nacional como ZP. No hay que pedirle que dé la cara, porque si la da se la pueden descomponer, es mucho mejor que las explicaciones y la cara las den los militantes socialistas.

Así que nos hemos instalado involuntariamente, pero ahí estamos, en el “mitin retro” o el “Felipe revival” que por lo visto es lo que más se lleva esta temporada. Hoy toca debate no creo que le dejen llevar a Felipe González, siquiera de apuntador. En lo de esta noche están puestas las pocas esperanzas que le quedan a Rubalcaba.

Con la ayuda del formato y su habilidad dialéctica;  con su maestría en la manipulación y el apoyo ciego de los medios que lo darán por ganador mañana, cuenta para intentar que la campaña socialista adquiera cierta velocidad de crucero, porque por mucho que los socialistas crean que los españoles somos tontos, con la campaña que están llevando a cabo, van a tener que cambiar de candidato y presentar a Felipe González que al fin y a la postre, es el que se lo está currando a lo largo de la campaña.

Cosas veredes decía Don Miguel, por boca de Alonso Quijano ¡y las que nos quedan por ver a nosotros, hasta el 20 N!

1 comentario:

  1. Si no recuerdo mal los socialistas ya hicieron lo mismo. Escondieron a Felipe y ARFonzzo, no se acuerda. Pues lo hicieron, no los querían ver ni en pintura en los mitines, ahora esconden a zETAp. Pero claro no pueden esconder a RBCB y mejor que él y con los mismos pecados son "El Duo Calatrava". En Italia Bettino Craxi termino en Hammamet.
    Saluditos.

    ResponderEliminar