viernes, 4 de noviembre de 2011

Comenzó la carrera

Dos de los tres protagonistas. Falta el pueblo español


Ayer, aún antes que el reloj marcara exactamente las 00,01 horas del día de hoy, populares y socialistas celebraban el primer acto de la campaña electoral propiamente dicha. Los populares en Castelldefels, pegaditos a Barcelona, y los socialistas menos dispuestos a viajar, lo hicieron en Alcalá de Henares. La  elección de los lugares da una idea muy precisa de cuál es la actitud y la percepción que tienen ambas organizaciones políticas de la campaña, su desarrollo y sobre todo su resultado.

El Partido Popular no ha dudado en irse a “tierra de misiones” y se fue a Cataluña a pelear por los votos catalanes que van a garantizarle la victoria el día 20 N. Las encuestas en Cataluña anuncian un buen resultado para el PP, lo que no ha sido habitual en los últimos años, por tanto allí dónde hace falta reforzar el mensaje, en el territorio que puede resultarles más esquivo, se hicieron presentes la pasada noche, Rajoy y su equipo  para abrir la campaña de los populares. Antes, Rajoy celebró un acto en Córdoba. A la vista está que no es casual la elección de Cataluña y Andalucía como lugares donde iniciar la campaña, al fin y a la postre son las dos comunidades en las que el Partido Popular sabe puede ganar las próximas elecciones, pero también donde puede perderlas.

Por el contrario los del PSOE que andan un tanto mustios, aunque habrá que reconocer que la actitud es comprensible, decidieron que los experimentos con gaseosa y en casa y eligieron un bastión socialista de toda la vida – Alcalá de Henares - para inaugurar su campaña al calor del afecto de sus militantes y así garantizar un lleno (3.000 asistentes), lo que dice mucho de las expectativas que el propio “Rubalcaba team” tiene para esta campaña.

Unos, decididos a conquistar plazas que les resultan difíciles y otros, acogiéndose al garantizado calor de los amigos. Bueno, cada uno hace lo que mejor le parece, pero ya digo que la elección del lugar de la apertura de campaña dice muy a las claras cuál es la actitud, derivada de la realidad, de los dos únicos partidos que contienden por alcanzar la presidencia del gobierno de España.

Hasta el tono y el contenido de las intervenciones dicen claramente quién cree que la victoria está a su alcance y quién opina que su objetivo se limita a conseguir una derrota honorable. ¿Qué hasta el rabo todo es toro?, pues sí, yo no sé lo que va a suceder, pero sí sé lo que ayer vi en los actos organizados por socialistas y populares. Y lo que digo es indiscutible, ayer sea porque el subconsciente es muy poderoso o por una calculada actitud, ambos partidos dijeron, escenificaron, representaron, lo que esperan alcanzar el 20 N.

Decía Rajoy “Los que hoy se presentan como sucesores son los mismos; los que negaron la crisis, los que anunciaron los brotes verdes, los que dijeron que esta crisis iba a afectarnos menos que nadie”,  “No han dicho la verdad a los españoles y por eso pedimos el cambio”. Y añadía convencido: “No hace falta dar caña, ya se la han dado ellos solos”, reclamando prudencia a los suyos.

Mientras, Rubalcaba, ya se sabe que en esta vida la risa va por barrios, adoptaba ante los suyos una actitud teñida de victimismo, ya saben el viejo truco del cuento de la lágrima pero sabiamente matizado. Reconocía que los del PSOE van por detrás de los populares y subrayaba que era más fácil que el Madrid le gane al Barça, que él le gane a Rajoy. Está en el estadio de intentar conseguir simpatías y se hace la víctima, cosa rara en Rubalcaba que como todo el mundo sabe tiene mucho más de depredador que de víctima, y el que no lo crea que se lo pregunte a sus compañeros de ejecutiva socialista.

Hay que reconocer que el candidato socialista se debate  ante un problema de muy difícil solución, tiene que presumir de lo que han hecho los socialistas en el gobierno y a la vez hacer olvidar los terribles errores que Zapatero y Rubalcaba han protagonizado hace bien poco tiempo. Está instalado en una actitud esquizofrénica, y utiliza sus dos personalidades como cree conveniente. Ayer se ponía las medallas colectivas que cree le corresponden a los socialistas por lo que han hecho en España, y se le ocurrió – ya ven lo que son las cosas – mentar a la educación obligatoria y las pensiones. Lo de la educación obligatoria en España, por muy necesitado que esté de méritos, Rubalcaba no puede arrogárselo en exclusiva al PSOE, porque  lisa y llanamente esa afirmación es una falsedad como la copa de un pino. Ya conocemos la música, todos hemos oído que la Transición fue posible gracias a Felipe González, todos sabemos que eso es mentira, pero todos sabemos también que lo hemos escuchado de labios socialistas. Lo de  hablar de las pensiones y presumir, cuando Rubalcaba las recortó el pasado año, me parece una imprudencia manifiesta.

Ya les digo, se encuentra en una situación muy difícil, diría yo que imposible, y la desesperación o la necesidad son malas consejeras. Promete crear empleo de inmediato, y pretende que nos olvidemos que ha sido el vicepresidente del gobierno que ha mandado a más de 5.000.000 de compatriotas al paro, pero no en los años 80, no, lo han hecho hace cuatro días, de hecho lo están haciendo todavía. Promete abaratar la contratación para reducir el paro, cuando resulta que estando con ZP se opuso a esa misma propuesta que hacía entonces el PP y en íntimo contubernio con los de CC.OO. y UGT denostaron lo que ahora presenta como el bálsamo de Fierabrás que todo lo cura y si lo hace la taumatúrgica mano rubalcabiana, cura hasta el paro.

Lo que debería explicarnos Rubalcaba es de dónde sacaría los 150.000 millones de euros que los españoles tenemos que pagar en el año 2012, una deuda prácticamente inconmensurable (150.000.000.000 de euros, no hay error) fruto de la administración que Rubalcaba  vice presidía. Así que en vez de intentar asustar al electorado con los recortes que llevará a cabo el PP, que explique de dónde recortaría él para hacer frente a la desgraciada herencia que nos ha dejado a todos, el gobierno socialista de Zapatero… ah y el de Rubalcaba, que eso es lo peor, al menos para él.

1 comentario:

  1. Bueno, el Rubal ya lo tiene dicho. Es mas fácil que gane el madrid al barsa etc., que pena me da JiJiJi. Se hace largo esto.
    Saluditos.

    ResponderEliminar