domingo, 6 de noviembre de 2011

El esperpento de Dos Hermanas

Los del esperpento

Y lo llamo esperpento porque como escobas no se vieron, no puedo llamarlo aquelarre. Aunque me van a perdonar, pero antes de empezar a tratar el tema central del presente comentario, quiero advertir a las almas sensibles, sobre todo a las que almacenan su sensibilidad por la banda de babor, que se abstengan de leer lo que opino sobre el acto que organizó el PSOE en Dos Hermanas y que protagonizaron Alfonso Guerra, Felipe González y Alfredo Rubalcaba.

Un acto esperpéntico, con un contenido repugnante, que personalmente me ofendió por varios motivos y del que voy a decir lo que me pareció. Así que advertidos están los “zurdos” que me hacen el honor de su lectura, no les va a resultar agradable y como leer lo que publico no es obligatorio, mejor se lo ahorran y todos más tranquilos.

Lo de Dos Hermanas era un  acto de afirmación socialista, obligatorio, necesario, tras la publicación de la encuesta del CIS que enterraba las esperanzas de Alfredo, las de Rubalcaba y las de Alfredo P. Rubalcaba, las de gran parte de la militancia socialista y, ojo, las de muchos indecisos que tras ver los resultados del sondeo, habrían perdido ya su condición, para convertirse en ciudadanos que saben perfectamente lo que van a votar. ¿Un sorprendente cambio ideológico? No,  la afición de mucha gente, por apostar a caballo ganador, y la encuesta aclaró de manera contundente cuál era la cuadra por la que corría el caballo ganador de las presentes elecciones.

Comprendo por tanto, la elección del lugar y el exceso organizativo. Había que asegurar un acto multitudinario que devolviera los colores a la clorótica imagen de la candidatura de Rubalcaba. En ese sentido más de 400 autobuses fueron contratados para facilitar la asistencia de los participantes, lo que ya no sé es, si los bocadillos que consumieron, de gañote claro está, los asistentes fueron de mortadela o chopped, aunque me temo lo peor.

Comprendo también que resultaba obligada la elección de los participantes,  creo que el actual PSOE no tiene porvenir y con su elección así lo demostraron. En Dos Hermanas se demostró que el futuro del PSOE está en manos de su pasado. Recuperados del baúl de los recuerdos, convenientemente desempolvados, aunque con un tufo a naftalina que trascendía hasta la última fila del Palacio de  Deportes, por allí anduvieron payaseando Guerra, Felipe y Rubalcaba, en una demostración contundente, que dice bien a las claras que en el PSOE no hay futuro y lo que es peor, ni siquiera hay presente.

Y digo que no hay presente, porque así lo pienso, pero también porque así lo dicen todas las encuestas, pero sobre todo lo dice la actitud del equipo que organiza la campaña, que cuando pintan bastos tiene que acudir a la “vieja guardia”, de la que es miembro destacado el propio Rubalcaba, para que intente sacarles las castañas del fuego. Difícil, por no decir imposible, hay que llevar a buen puerto a un candidato del pasado, que se ofrece desde un  presente inexistente, para protagonizar un futuro imposible.

Una demostración irrefutable que el acto nada tenía que ver con el futuro de los españoles es que allí no se habló de sus problemas, ni de las soluciones que Rubalcaba y el PSOE proponían para solventarlos. En Dos Hermanas no se habló del paro, resulta como mínimo sorprendente que en una comunidad como la andaluza que sufre un paro extremo, en un mitin electoral, en el que habitualmente se habla de estas cosas, no se hablara del paro y cómo iba a solucionarlo mágicamente Rubalcaba. En Dos Hermanas se habló de ETA, con falsedades evidentes, pero hablar, lo que se dice hablar, pues se habló  de ETA.

Vamos a ver ¿no habíamos quedado en que no había que utilizar el terrorismo como argumento electoral? ¿No eran los propios socialistas los que lo así exigían lunes, miércoles y viernes y lo reclamaban martes, jueves y sábados? Está visto que no se cansarán jamás de la incoherencia, el doble juego y la falsedad con la que siempre se han producido en este tema. ¿Cuál es el principal problema de España según los españoles?, el paro, pues se habla de terrorismo y asunto finiquitado, que lo que tiene claro todo el mundo es que los más de 5.000.000 de parados, los tiene apuntados en su debe el gobierno de ZP… y de Rubalcaba.

Y allí fue Troya, sin griegos ni aqueos, ni Elena, Paris, Agamenón, Héctor, Ulises, Aquiles ni el dios que los fundó, por no estar, no estuvo ni el caballo, pero tampoco hizo falta. Allí sobre el escenario los tres mosqueteros de la corrupción y de los GAL se calzaron las botas, requirieron el chambergo y disfrutaron otra vez, cómo en los viejos tiempos. Y en íntima y obscena comunión dijeron lo que les vino en gana y así intentaron expulsar la bilis que les amarga hasta la boca y de paso alentar al público, que ya que estaba allí pues algo había que decirle.

Y habló un ex vicepresidente socialista que tuvo que dimitir por “asuntillos” relacionados con la corrupción y lo hizo un ex presidente socialista que presidió el gobierno de la corrupción y del terrorismo de  estado y lo hicieron para apoyar al candidato que, lo que son las cosas, era ministro de ese gobierno y el portavoz encargado de intentar ocultar los asuntillos de las torturas, los asesinatos, la cal viva, las uñas arrancadas, los secuestros, etc.

Lo hicieron como digo, los tres mosqueteros de la corrupción y los GAL. Los hoy amantes de la paz eran presuntamente los impulsores del terrorismo de estado, pero con una impudicia espectacular presumieron del triunfo, del que injustamente se apropian. Rubalcaba es el superhéroe que ha vencido él solito a los etarras. Se olvidaron de las víctimas, a las que han despreciado a lo largo de los últimos años, se olvidaron del esfuerzo y el sacrifico de Policía y Guardia Civil elementos fundamentales de la lucha contra los asesinos, se olvidaron de fiscales y jueces que se jugaron la vida defendiendo el imperio de la ley y faltaron a la verdad cuando hablaron de la derrota de ETA que sigue sin disolverse y sin entregar las armas. Francamente, me importa muy poco quién se moleste, demostraron a las claras que son unos miserables repugnantes.

Pero si mal estuvo el qué, peor fue el cómo. En un intento de llevar el asunto por el terreno del humor, los intervinientes demostraron que si como políticos lo tienen mal, como payasos lo tienen aún peor. Pretendieron manejarse en el terreno de lo humorístico y lo hicieron con un lenguaje grosero y zafio sólo apto para juergas de taberna, en las que el vino haya corrido  con prodigalidad. Resulta inexplicable como personas con una formación intelectual de nivel, que han ostentado cargos de suma importancia se descubran - lo de mentirosos ya nos constaba - como zafios payasos, en el escenario de Dos Hermanas.

Una reacción a la realidad que los machaca, un intento de animar a sus seguidores, aunque estoy convencido que mucho votante socialista, gente de bien, avergonzados, han decidido borrarse de este proyecto que lleva por estandarte a dos viejas y maltrechas “glorias” y por mascarón de proa al pobre Alfredo que jamás  se ha visto en otra como ésta.

Pues muy bien ¿no?, podemos estar tranquilos que están listos de papeles. No, por el contrario mucho cuidado, el que estén mal, muy mal, el que sus expectativas electorales parezcan nulas, los hace más peligrosos. Este ha sido un esperpento que muy probablemente abra la puerta a otras experiencias aún peores.

5 comentarios:

  1. Te falta el aporte mayor al esperpento: Movieron las gradas para que pareciese que había mas gente de la que había. Y eso es importante, sobre todo, porque con las gradas en su posicion normal el PP llenó hasta reventar el mismo velódromo.

    ResponderEliminar
  2. Vaya sr. Rives, coincidimos en lo del desempolvo. Anoche puse un post en mi blog diciendo que habian desempolvado las momias, jeje, y también hablando de payasos. Y hablando de la derrota de ETA ¿Cómo les habrá sentado la carta de Otegui en el mitin de Amaiur)

    ResponderEliminar
  3. Los hermanos Calatrava, como se lo montaron de bien apuñalando a Montesquieu, si no, se iban a reír de quien yo dijera. Como dice, no tienen presente ni futuro y eso les hace mucho mas peligrosos para la democracia española.
    Saluditos.
    Ps: Me gusta mucho la nueva apariencia del blog, es fantástica.

    ResponderEliminar
  4. Los sucialistas lo tienen negro, cómo negro lo han preparado ellos mismos. Nadie tiene la culpa de cómo está el partido, el país, que su aún secretario general zETAparo, que por cierto anda desaparecido en combate.

    Seguramente porque sería apedreado en el escenario por los mismos que lo arroparon a la presidencia del gobierno tras ciento noventa y trés muertos.

    Patético, es sólo eso... ¿Cuando toca sacar la basura?

    PD. Fueron quinientos treinta autobuses, no cuatrocientos y algunos vendrían de bien lejos.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
  5. Realmente la imagen fué patética. Muy buenos los coments al respecto, y el final. El PSOE debe refundarse. El PP se ha actualizado ya tres veces, con AP de Fraga, con el PP de Aznar, y con el actual PP de Rajoy. En el camino fueron centrandose en el liberalismo conservador, y así han actuado en su Gobierno y oposición. El PSOE sigue anclado en la postguerra, esta vez lo ha demostrado muy claro con ZP, y eso pertenece al siglo pasado. Lo que extraña de todo esto es que en España haya todavía 8 millones de personas que crean en este PSIOE que ha arruinado no sólo económicamente sino moralmente a España y la sociedad que la integra, en sus casi 23 años de mandato socialista desde la muerte de Franco (no cuento los años de Suarez, que fueron la verdadera transición a la España democrática). El PSOE tiene el cinismo de echar la culpa al PP que sólo ha gobernado 8 ñaos, y dejó la caja llena, y el país con la mejor consideración internacional de la historia en democracia. No entiendo a esos ocho millones, si quieren izquierda, que voten a IU ó a UPyD, ó refunden otro partido,...pero al PSOE...¿votarlo como si fuese de izquierdas?

    ResponderEliminar