lunes, 29 de septiembre de 2014

Cataluña, una nación de opereta … mafiosa

La "feroz" campaña y el acoso de las televisiones españolistas contra Jordi Pujol

Como es natural la firma el pasado sábado, del  documento que teóricamente supone el primer paso para la consulta independentista en Cataluña ha suscitado revuelo, alboroto y preocupación. Personalmente soy de la opinión que la firma, su escenificación y el resonar de las fanfarrias nacionalistas que celebraban el esperpento, no son otra cosa que un intento de hacer olvidar un hecho muy importante, que define perfectamente el motivo por el que Más y los suyos están que no duermen por conseguir, no una independencia que saben imposible, porque al final el Estado tendría que actuar por derecho, aunque fuera a cuenta de las presiones suscitadas, sino una posición que les posibilite alcanzar pactos que garanticen su impunidad por los delitos presuntamente cometidos y una fórmula que les faculte para seguir actuando como hasta la fecha, sin que nadie hociquee en “sus asuntos”.

Pactar con nacionalistas resulta tarea absolutamente inútil, por un lado la experiencia nos demuestra el desolador nivel de cumplimiento que han observado en los distintos pactos, acuerdos y consensos que se han alcanzado con ellos desde el año 1978 hasta hoy en día y por otro, difícilmente se puede pactar con la esperanza que el acuerdo se respete, cuando se consensúa con una panda de mafiosos, corruptos hasta la médula.

Pero volvamos a lo real si es que queremos comprender  de quién estamos hablando y del modelo de sociedad a la que aspiran los que hoy ostentan el poder en Cataluña, porque de eso se trata en el fondo, poder, dinero e impunidad. Lo demás cuentos, demagogia y humo con el que embellecer el auténtico panorama que quieren imponer a España, a Cataluña y a sus habitantes.

Si no hubiera sucedido ya, pocos, muy pocos hubieran creído que la comparecencia de Jordi Pujol ante el Parlamento de Cataluña se iba a desarrollar en los términos en los que transcurrió. Pero es que los que estaban esperando la comparecencia del padre de la patria catalana, el hombre de partido, español del año lo nombró, en una ocasión el nada sospechoso ABC, el catalán con sentido de Estado, se engañaban, ese hombre no existe y ahí están los hechos para demostrarlo, que es muy cierto eso de que, vale más una imagen que mil palabras.

Se engañaban cuando esperaban ese tipo de acto, porque lo que se celebraba el otro día en el Parlament, fue una reunión de familias mafiosas – los partidos políticos que han gobernado en Cataluña - para resolver un problema que molestaba al poderoso y peligroso “Capo di tutti capi”, que efectivamente los puso a todos firmes, manifestó rotundo que él no era corrupto, les contó su vida y la de su señor padre y les advirtió de los peligros que se derivan de podar una rama, la de los Pujol, porque si se corta una rama, dijo, “caen todas las ramas”. Como conoce el percal, el ex honorable quiso dejar las cosas muy claras, de tal manera que ni el más estúpido de los presentes, tuviera la menor duda de que los estaba a amenazando. Afirmó que su condena “supondría la condena de toda la clase política”, así que ya saben muchos de los presentes y todos aquellos que han “colaborado” con el régimen nacionalista y que lo vieron por la tele, lo que les espera si Jordi Pujol decide soltar por esa boquita.

Claro está que los que no conocen al nacionalismo catalán, creían que iban a asistir a un vía crucis parlamentario muy doloroso para Pujol, pero el amigo Jordi que es un hombre de “famiglia”, cual Vito Corleone redivivo, envuelto obscenamente en la bandera de Cataluña, les hizo una oferta que no podían rechazar. Silencio y colaboración o iban a ir todos con él por el viejo caminito de Jerez, que pasa por delante del Penal del Puerto…, Puerto de Santa María, que reza la copla. Supongo que la idea primigenia que transmitió Pujol a todos los asistentes a la reunión mafiosa, disfrazada de comparecencia parlamentaria,  fue que, cuando ponían el cazo les parecía muy bien y por tanto quiénes le ayudaron a comer la carne, ahora le iban a ayudar, les gustara o no, a deglutir los huesos.

Así puestas las cosas, pudimos escuchar al portavoz de CiU, afirmar que los parlamentarios catalanes que intentaban afear la conducta de Pujol, representaban a las cloacas del Estado, eso lo decía el portavoz del partido  que se embolsaba el 3% del precio de los concursos públicos, si hacemos caso a Maragall o el 5% si escuchamos a ERC y si uno se pone a leer la prensa amiga de la cosa nostra nacionalista, no falta quien sostenga esa misma idea. Es el CNI el que se ha inventado todo este asunto, para cargarse o frenar el proceso de la independencia.

Argumento que tiene dos fallos fundamentales. De menor a mayor: Si eso fuera cierto, lo más sencillo para el CNI era ir a por Más y un par de prohombres de ERC y no de Pujol que será el santón de los de la “ceba”, pero está retirado. Más fácil ir a por el actual Presidente, más limpio y más rápido, porque lo cierto es que Más, se ponga como se ponga, cada vez que piensa en estas cosas lo ahorcan con un hilo, de Tarrasa, pero con un hilo. El segundo fallo de la teoría es que el escándalo nace de unas declaraciones del propio Jordi Pujol que, teóricamente, se auto inculpa,  digo teóricamente porque en esa declaración  lo que subyacía era la denuncia de Pujol contra su señor padre, la Ferrusola y “als nens”. 

Hay que tener presente que en su momento explicó con toda claridad que su progenitor, ante su afición por la política y los riesgos financieros que pudieran derivarse de esa inclinación, decidió dejarle una parte importante de la herencia paterna, a su mujer y a sus hijos, bien que en el extranjero. Así que en todo caso el delito fiscal se lo comen los niños y la parienta de Pujol.

Sabrá Pujol qué es lo que le aconsejó hacer eso, aunque quizás lo estamos viendo. Pacto con ERC una comparecencia en la que digo lo que me da la gana y a cambio Mas, el niño de los recados de la familia Pujol de toda la vida, firma lo del referéndum y después como todo el mundo sabe, hablando se entiende la gente y el PSOE y el PP no van a acabar con CiU. Pastelearán todo lo que haga falta y más con la amenaza de Podemos, con su espectacular crecimiento en Cataluña, que esa circunstancia les viene muy bien a los de CiU, porque  milagrosamente, hace más flexibles a los de ERC.

Faltó el consigliere de CiU – Durán i Lleida – que no lo es de Pujol, que ese puesto lo tiene adjudicado por vía matrimonial Marta Ferrusola, al que reservan para el pasteleo en Madrit.

Eso es lo que quieren, un país, una nación de opereta, pero mafiosa por favor, cosas de la singularidad, el sentimiento y la costumbre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario