viernes, 5 de septiembre de 2014

¡En la Junta de Andalucía no pasa nada, so fascista!

Esto, con Chaves y Griñán no pasaba
Y digo Junta de Andalucía y no PSOE-A porque este marasmo de corrupción, corruptelas varias, tráfico de influencias, malversación o al menos mala administración del dinero público, salpica por igual a los socialistas , padres indiscutibles de la criatura y también a los de IU-A que  viven tan felices rodeados de la podredumbre más abyecta, mientras disfrutan de las sinecuras que les proporciona un pacto con un partido, al que denunciaron por corrupto, del derecho y del revés a lo largo de la campaña electoral, pero como los comunistas tienen unos principios como los que tenía el mayor de los hermanos Marx que decía “éstos son mis principios, si no le gustan, los cambio”, en cuanto terminaron las elecciones, los del PSOE se convirtieron para los comunistas andaluces en objetivo amable para gobernar los destinos de esa pobre Andalucía que hay que ver lo que soporta, eso sí sin abrir siquiera la boca, que por ahí, ya se sabe, muere el pez.

Ahora le toca al  consejero de Educación de la Junta, Luciano Alonso, por cierto uno de los favoritos de la sultana autonómica, un hombre de su confianza, que si este es de los de fiar, habrá que ver a los otros; aunque les va a tocar a todos, porque los hechos demuestran que en la Junta no se salva nadie y que el que no cojea, renquea. El que no se ha beneficiado directamente o ha permitido que lo hicieran amigos, socios, clientes políticos y familiares, ha pecado por omisión al no haber controlado eficazmente el buen fin del dinero público que administraban.

Y ahí está D. Luciano, con la cara de bueno que tiene, al que se la han liado los del PP y UPyD, que exigen su dimisión o cese inmediato porque el hombre tuvo la debilidad de soltarle un milloncejo de euros a una buena amiga, María José Marañón, que fue su secretaria general en la Delegación del Gobierno de la Junta en Málaga, mientras el amigo Luciano era el Delegado y que posteriormente colocó en el grupo Parque Reunidos, empresa que ahora se beneficia de sus generosas subvenciones. 

Y por una tontería como esa, que es que tiene que estar el hombre hasta sorprendido, porque por unos detallitos de nada - que al fin y al cabo él es una persona de sentimientos - los fascistas de la derecha andaluza le están complicando la vida y arrastrando su progresista imagen, por cuatro euros mal contados, bueno a lo mejor algo más, un millón de euros que tampoco es que sea un fortunón, que el coste de la vida ha subido una barbaridad y eso fue lo que él concedió a Selwo  un parque de ocio perteneciente al grupo que acogió en sus filas a la simpática María José.

Para más INRI ahora sacan a relucir, que D. Luciano no entiende porque se empeña la derechona en sacar cosas a la luz que son de lo más normal y si tuvieran experiencia de gobierno se darían cuenta de ello  y le echan en cara unas subvenciones, dos millones de nada - no vayan a creer que estamos hablando de cifras importantes - que le concedió a su primo Luciano Javier Alonso Alonso, que por simple casualidad y porque al fin y al cabo Andalucía no es demasiado grande y el mercado de trabajo, como bien saben los parados andaluces, es más bien pequeño, prestaba sus servicios en ¿lo adivinan?, pues sí, el diablo lió la trócola y el primo Luciano Javier, no confundir con D. Luciano, que siempre ha habido clases, trabajaba, bueno ustedes ya me entienden, en Parques Reunidos como director de Explotación, que lo de trabajar con buenas amigas y familia es mucho más cómodo que hacerlo con desconocidos.

Creo que lo que de verdad le molesta a D. Luciano es que no entendamos que esos millones, de no haberlos disfrutado esa empresa, otra se los hubiera llevado. Le debe parecer que está muy claro que era dinero destinado a gastarse en subvenciones y se preguntará qué más le dará a la gente que se las lleve su primo o su amiga,  a ver si es que creen que se las iba a  conceder a los asquerosos del PP.

Pero siguen apareciendo cositas, que según como se expliquen suenan muy mal, pero él no tiene nada de qué avergonzarse, que si hubiera hecho algo malo o vergonzoso, su Susanita lo hubiera echado a la calle y ahí sigue en su puesto. Están los engominados del PP empeñados en joderle la paciencia, que hasta ha tenido que ir al de digestivo, que de ésta no le libra de la úlcera ni la patrona de su pueblo. Total por un par de tonterías, en el 2010 su consejería destinó 531.000 euros a Parques Reunidos para actividades de patrocinio. En julio de 2011 firmaron un convenio de colaboración y en el 2012 fueron a lo práctico y les concedió 424.800 euros y ya en el 2013 volvió a beneficiar a este centro de ocio con 206.611,57 euros, tal y como certifica el BOJA.

Para rematarlo, que es lo que pretenden, que no hay Almax bastante en toda Andalucía para calmarle el ardor de estómago, ha tenido que acudir al parlamento andaluz para reconocer que el 70% de las ayudas concedidas están sin justificar, que también es mala suerte que ahora se pidan explicaciones, que seguro que esto con Chaves o Griñán no pasaba.

Suerte que el compañero Castro [portavoz de IU en el Parlamento de Andalucía] se ha portado como un hombre de izquierdas, solidario y progresista y a preguntas de la prensa sobre lo de las puñeteras exoneraciones, ha dicho que sobre las cuarenta y ocho (48) que se le concedieron a Luciano Javier, su primo del alma, prefiere esperar antes que   “atreverse a decir quiénes son los justos y los pecadores”. Que D. Luciano sabe que poca gente se hubiera atrevido a decir una cosa así, para defender un fuerte, que está, que se le caen hasta los palos del sombrajo.

Eso hoy, mañana ya veremos porque la cosa pinta mal y más pronto que tarde, la Junta nos sorprenderá con otro pufo multimillonario. ¿Y que dice Susana Díez? Pues nada, porque está ocupada tapando no sé qué líos, de una pasta que cobro su marido, me parece que  como salario o algo así, no me hagan demasiado caso.

Bueno y el secretario general del PSOE, el chico ese tan alto y tan guapo, Pedro Sánchez, me parece que se llama, que advirtió que no iba a permitir lo más mínimo en el tema de la corrupción, que dice ¿Que qué dice? Pues estaba  el hombre muy, pero que muy jostidiado – entre jodido y fastidiado - porque no sabía qué explicar, que cualquiera le toca algo de la Junta a Susana con el carácter que se gasta. Por suerte Rajoy puso en marcha lo de la modificación de la Ley Orgánica del Régimen Electoral, ya saben lo de la elección de alcaldes y ahí tiene a todo el partido entretenido en amenazar con las penas del infierno progresista a Rajoy si se le ocurre implementar esa propuesta fascista, bolivariana y antidemocrática. Entre eso y los refritos que le hacen en Ferraz con las cosas que dejó escritas el equipo de Rubalcaba, se va apañando.

¿Sí, pero que ha dicho sobre la corrupción en Andalucía? porque me va a perdonar usted, pero lo de la Junta ya es insoportable.

Usted tiene muy mala intención, parece mentira que se ocupe de cosas que la derechona dice que suceden en Andalucía. Le puedo garantizar que si ha pasado algo, será por algún error y usted dando la matraca con las cosas de los populares y UPyD, mientras nos estamos jugando el porvenir de la democracia española con el invento de Rajoy. El gobierno de Susana Díaz, como todo el mundo sabe, es el epítome de la transparencia, por tanto nada hay que decir, hasta aquí podríamos llegar. Para que usted se entere ¡En la Junta de Andalucía no pasa nada, so fascista!

Así nos luce el pelo....




1 comentario:

  1. Da pena pero es la triste realidad...estamos gobernados por bandidos, que además son tontos...

    ResponderEliminar