lunes, 24 de octubre de 2016

El PSOE vota abstención como mal menor

No es que se pueda decir de manera taxativa que esto se acabó, porque con el PSOE uno no sabe nunca a qué carta quedarse, pero por fin el Comité Federal tomó ayer una decisión, que sin pretender defender al interés general, que ese concepto hace mucho tiempo se abandonó en Ferraz, al menos desbloquea la actual situación política que estaba deviniendo en insostenible.

Tendrá el PSOE que reconocer que su apego al “No, es no”, que inventó Pedro Sánchez, pero que fue aceptado por la inmensa mayoría del partido socialista, creó un problema de tal calibre que estábamos a la puerta de unas terceras elecciones en menos de un año, simple y llanamente por una razón, porque a la izquierda del socialismo había aparecido una nueva fuerza política que podía arrollar al PSOE, que hasta ese momento estaba muy cómodo gestionando la exclusiva que disfrutaba del zurderío nacional de este país, en el que nadie podía hacerle frente.

Todo este espectáculo que al que hemos tenido que asistir los ciudadanos españoles en calidad de rehenes de los problemas del PSOE - unos internos que procedían de la lucha por hacerse con la dirección del partido y otros que  les creaba a los seguidores de Pablo Iglesias Posse,  su cuasi homónimo Pablo Iglesias Turrón, con la proyección como fuerza parlamentaria a nivel nacional de Podemos – no se hubiera producido, si los podemitas no hubieran tenido aquel éxito electoral, inesperado hasta para ellos, en las elecciones europeas, éxito que fueron revalidando en el resto de las elecciones a las que se han presentado, con un PSOE derrotado, incapaz de hacerles frente. 

Y como el PSOE, sin programa ni ideas que ofrecer a los votantes, no sabía, ni sabe cómo parar ese crecimiento, hemos tenido que sufrir todo lo que ha sucedido desde el 20D, hasta la fecha y lo que te rondaré morena.

Está claro que el PSOE no ha sabido resolver ninguno de sus problemas. La lucha interna por el poder originó aquel espeluznante esperpento en el que convirtieron al Comité Federal del día 1 de octubre los “críticos” y los “sanchistas”, un espectáculo desolador que daba vergüenza ajena y que por fin provocó la dimisión de Pedro Sánchez, aunque para ello fue necesario que España y los españoles, pasáramos por dos elecciones, dos debates de Investidura en los que el candidato respectivo fue rechazado y el frenazo económico que por ahora no se nota demasiado, pero que en cuanto tengamos gobierno, nos lo van a explicar, clarito como el agua, desde Bruselas.

El PSOE ha pasado de ganar elecciones o al menos intentarlo a conformarse con que los de Podemos no los desplacen. A nivel nacional lo consiguieron el 26J, pero sabían que si había otras elecciones, los de UP los iban a arrollar sin ningún tipo de duda. Es por eso que ayer decidieron que el PSOE se abstendrá en la segunda vuelta de la próxima investidura de Rajoy. 

La decisión se tomó con 139 votos a favor, 96 en contra y dos abstenciones. El mandato es imperativo dijo Javier Fernández, así que el que se salte la disciplina de voto, dicen que lo pagará, permítanme que lo dude. Iceta sigue a lo suyo y se supone que Pedro Sánchez, que ayer tendría cosas más importantes que hacer y se saltó la sesión del Comité Federal, ya ha advertido que piensa votar que no y además ha lanzado un tuit que se parece más a una declaración de guerra a la Gestora que a un mensaje dirigido a la militancia.

Parece que la idea desde Ferraz es la de aprovechar estos días para que Fernández “confiese” uno a uno a los rebeldes convenciéndoles para que se sometan. Difícil asunto, en el PSOE abundan los dirigentes que ignoran las normas más elementales de la democracia interna y de la otra para qué les cuento. Es absolutamente inaceptable que Iceta acuda al Comité Federal, vote y cuando el resultado no le satisface, afirme que él y los suyos no se abstendrán. Si has ido al órgano, asistido al debate y participado en la votación, debes aceptar el resultado sí o sí, esa es la servidumbre de pertenecer a un partido.

Así que lo de la abstención parece que está solucionado, ciertamente habrá quién se pase lo de la disciplina de voto por el mismísimo arco del triunfo y seguro que no les pasará nada. La gestora no tiene la autoridad bastante como para sancionar a nadie y menos sabiendo que uno de ellos con seguridad será Pedro Sánchez, pero Mariano Rajoy será investido con la abstención de los diputados del PSOE, no de manera unánime pero sí sobradamente suficiente.

Eso parece definitivamente solucionado, pero el problema del PSOE sigue ahí, no hay mensaje político y/o ideológico que lanzar y Pedro Sánchez anuncia que volverá, veremos que sucede ahora que parece que tras la Gestora está la figura de Rubalcaba, que será lo que sea, pero al menos es político, tiene ideología y sabe dónde tiene la mano izquierda, lo que hablando del PSOE no es poco.

Pero tras todo lo que nos ha tocado soportar, con el teatro montado por ambos bandos, las trágicas declaraciones, las heroicas tomas de posición, los sacrificios anunciados, etc., etc, viendo lo sencillo que ha sido hoy ¿No tienen ustedes la impresión que esto podría haberse solucionado con cierta facilidad el 21D del pasado año?

Parafraseando a Tomás de Iriarte, al que le pido perdón por el atrevimiento, creo que la actuación del PSOE queda bien reflejada en unos versos del maestro, que  me he atrevido a “retocar”:
- Tantas idas y venidas; tantas vueltas y revueltas,
quiero, amigos, que me digan: ¿han sido de alguna utilidad?

A mí me parece que no, todo este jaleo sólo ha servido para que el PSOE haya exhibido públicamente sus miserias, que a mí personalmente me importarían bien poco, si no fuera porque las pagamos todos los españoles y hasta aquí podríamos llegar. Ahora se abstendrán en la investidura, pero luego vendrá lo de no dar estabilidad al gobierno resultante, tal y como advirtió Javier Fernández y así evitaremos las elecciones de diciembre, pero las tendremos en junio de 2017, cuando volveremos a ver como renace la fractura socialista y el intento de que entre todos paguemos sus problemas.

No tienen remedio, de eso pueden estar seguros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada