sábado, 8 de octubre de 2016

Nos empachan con la Gürtel y de los EREs y los Pujol nadie se acuerda

Los Pujol, paradigma de la inocencia familiar y Griñán y su sucesora, inocencia pura y dura
Puedo entender que tras perder Pedro Sánchez y con él el PSOE, los apoyos mediáticos e institucionales que le permitían esperar con puntualidad cronométrica que saltara un escándalo judicial contra el PP cada vez que interesara a la izquierda que así fuera, en estos momentos de cambios y relevos traumáticos no les haya dado tiempo de preparar algún espectáculo mediático que atacara al Partido Popular y les sirviera para presentarlo como el paradigma de la corrupción, que aunque ya no haga efecto, siempre entretiene a las bases zurdas y encabrona a los de Génova.

Antes bien, a días de las elecciones gallegas y vascas, cuando hubiera debido surgir alguna novedad que le abollara la fachada a Génova, de manera sorprendente les estalló en la cara la petición fiscal para Chávez y Griñán por los oscuros asuntos de los ERES , porque el instructor, hombre amable y cabal, al menos con el PSOE, ya había cuidado de retrasar la presentación de escritos hasta un mes después de la cita electoral. Así que pillados por sorpresa, estupefactos, liaron la mundial por lo que entendían ¡angelitos! era una maniobra para perjudicar a sus por otra parte inexistentes expectativas electorales.

Así que en estos momentos en que hay que discutir si el PSOE apoya o no a Rajoy y cómo lo hace, parece que no tienen ningún escándalo que llevarse a la boca, porque si tienen alguno lo reservarán por si llegan las terceras elecciones. Por tanto sin poder contar con el fuego de la artillería judicial, se han tenido que conformar con intentar exprimir mediáticamente las últimas gotas que le quedan al “Caso Gürtel” que comenzó, lo digo por colocarlo en su contexto temporal, allá cuando gobernaba nuestro viejo “amigo” ZP.

Y con lo de Bárcenas y el inconmensurable esfuerzo de La Sexta y la Cuatro, que como se descuiden van a hablar del caso hasta en la sección de meteorología y en la carta de ajuste, intentan enturbiar el panorama, como si no tuvieran suficiente trabajo con intentar ponerse de acuerdo, que a lo que parece, los que apuñalaron al César de Ferraz son incapaces de hacerlo o al menos explicarlo, porque parece que  hay mucho que ocultar en ese PSOE que mal camino lleva y con pocos visos de recuperarse antes de un par de años.

Con lo que tienen que doler estas cosas, sobre todo teniendo presente que hace un par de meses, disponían y gobernaban a placer los tiempos para que, “casualmente”, los escándalos judiciales coincidieran con fechas en las que el PP tuviera compromisos electorales y ahora sin embargo hay jueces que se han soltado el pelo y en pleno jaleo, con Fernández, advirtiendo que el que no respete la disciplina de voto será expulsado y siendo advertido a su vez por Iceta, de que el PSC no se abstendrá en la investidura de Rajoy, lo mande quien lo mande, digo que en este preciso momento un juez se descuelga y procesa - no investiga, ni imputa - procesa como digo a seis ex altos cargos de la Junta, al presunto testaferro de los ERE Juan Francisco Algarín, a dos ex trabajadores de Vitalia, a un abogado, a dos intrusos, a dos responsables de Surcolor y a un representante sindical; mientras que para rematar la Fiscalía Anticorrupción solicita al juez que llame a declarar como imputados a dos ex consejeros de la Junta.

Que es lo normal que conste, lo que sucede es que en el PSOE no están acostumbrados a que las noticias judiciales les estropeen sus proyectos, porque ahora ver en la prensa a media Junta de Andalucía camino del banquillo no les parece ni medio bien. Y eso que la prensa, bendita sea su buena voluntad, subraya que el escándalo salpica a la sultana, como si el PSA no fuera parte integrante del PSOE, porque si Rajoy debía dimitir por los mil euros de la Barberá, ¿cuántos cargos orgánicos socialistas deberían hacerlo a cuenta de los mil millones de dinero malversado?

Así que me los imagino a la defensiva, en cambio en Cataluña, Pujol y familia han decidido que la mejor defensa es un ataque y advierten que van a empapelar a los del BPA por revelación de secretos, es decir por explicar que efectivamente la fortuna de los Pujol tuvo un origen delictivo y además pretenden anular, por las supuestas amenazas de la policía española a la banca andorrana, todo lo actuado hasta la fecha.

Va siendo hora que se ponga en marcha de verdad lo del caso Pujol, porque resulta mosqueante la calma y llamativa la prudencia  con la que se están tomando este asunto las instituciones responsables de la investigación, hablo de policías, unidades especializadas en corrupción y delitos financieros, fiscalías y jueces instructores.

Es una pena que nos tengamos que conformar con las sobadas aventuras y desventuras de Correa, el Bigotes, el Albondiguilla, Luis el Cabrón, etc, que tenemos este asunto más visto que “Verano Azul”, teniendo presente lo que daría de sí el emocionante desarrollo de la causa contra los Pujol, que tiene a muchos independentistas que los ahorcan con un hilo y a mi dilecto amigo Artur Más que no puede dormir cada vez que Jordi (Pujol) carraspea.

Hablando de corrupción, quién sea cofrade que coja su vela. No hay otra, quién la haya hecho que la pague… y se publique, aunque sea socialista o independentista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada