miércoles, 23 de noviembre de 2016

¿El PSOE es constitucionalista? No sé yo que decir

Tres de los "soberanistas" del PSOE
Parece que a cada día que pasa el PSOE está más lejos de ser un partido constitucionalista. Después del pacto alcanzado entre el PNV y el PSE y la tibia reacción de Ferraz al contenido del mismo, cuesta mucho trabajo incluir al PSOE entre los partidos que defienden la unidad de España y la Constitución de 1978.

Lo que ha ocurrido en el País Vasco nada tiene que ver con la supuesta ideología de izquierdas que dice defiende el PSOE, Idoia Mendía ha pactado con un partido que ideológicamente se sitúa a la derecha del Partido Popular y lo ha hecho para entre otras cosas, aceptar discutir lo del “derecho a decidir” y elevar al País Vasco a la consideración de Nación; todo sea por unas cuantas poltronas.

Los berzas de la Gestora a los que han pillado con el paso cambiado, alaban el pacto, porque dicen que ese disparate se producirá dentro de la legalidad, lo que es una afirmación falaz y contraria a la lógica. Hay que tener muy presente que nuestra Carta Magna, no reconoce ese tan traído y llevado “derecho a decidir”, por lo tanto dentro de la legalidad constitucional no están y si la discusión se sitúa fuera de ella, no hay legalidad que valga. 

Pero para que no haya duda de  que este asuntillo no es sólo cosa del PSE y que la totalidad del PSOE está chaqueteando a toda máquina, basta leer las declaraciones del Secretario de Organización del PSA, un hombre de la confianza de Susana Díaz, que se ha apresurado a afirmar: “Es un acuerdo bueno para España porque garantizará el cumplimiento de la legalidad ante el debate territorial”.

Está muy bien hablar en alto politiqués, que es el lenguaje eufemístico con el que los políticos  nos venden los asuntos a los que no les conviene llamar por su nombre, así hemos asistido a espectáculos tan interesantes como la invención del “crecimiento negativo” que es como llamaba el ilustre ZP a la caída del PIB. Ahora llevamos un tiempo en el que se nos coloca el cilindro del “derecho a decidir”, no hay nadie en España que no sepa que cuando se habla de ese inefable derecho, de lo que se está hablando en realidad es del derecho a la autodeterminación y eso es así por muchas toneladas de falsedad política que se le eche encima al concepto.

Me imagino que no debo ser el único que piensa que el PSOE está inmerso en una contradicción imposible de sostener y muchos menos de explicar. Veamos, todos tenemos bien claro que a cuenta de la idea de Pedro Sánchez de alcanzar un acuerdo de gobierno con Podemos y a través de los podemitas con los independentistas de toda laya y condición, hubo quien en el PSOE recordó que su Comité Federal había establecido una línea roja para pactar con aquellos que defendieran las tesis del derecho a decidir y aprovechando el intento de convocar un congreso exprés, liquidaron a Sánchez. Ahora lo que entonces fue considerado pecado de lesa constitucionalidad por el Comité Federal que se cargó a Pedrito, resulta que es aceptado por los mismos que lo liquidaron, aunque digan modosos y formales, por boca de su portavoz que “Miraremos con atención las cuestiones vinculadas a la planta territorial del Estado”.

Lo que ha sucedido es que a la Gestora la han pillado mirando para los celajes, como dirían en Canarias, mientras la Mendía les metía un gol por toda la escuadra y en lugar de ponerse en su sitio y desautorizar a la Secretaria General del PSE, que ha hecho lo que quería hacer Pedro Sánchez y a éste le costó la cabeza, en lugar de recordar que la política de pactos en el PSOE la determina el Comité Federal, ante los hechos consumados han dicho amén, aunque haya sido con la boca chica y la sonrisa un tanto forzada.

Y les debería importar un carajo, que es exactamente lo que me importa a mí, lo de dar una imagen de unidad del partido, porque ante el ataque la unidad de España, al PSOE lo deberían estar peinando, que ya está bien de soportar a un partido socialista al que le importan un comino la unidad de España, el obligado respeto a las normas constitucionales y el interés general de todos los españoles, que debe estar por encima del interés que tengan los socialistas y los vascos que estén de acuerdo con lo que propugna el PNV, que no son todos.

Han demostrado que son una manta de inútiles, sin capacidad para hacer frente, no a los problemas de España, sino a sus problemas domésticos y de esa gente y de sus decisiones, si es que alguna vez toman alguna, dependemos el conjunto de la ciudadanía, en asuntos tan importantes para nuestra supervivencia económica, como el techo de gasto, la reforma de las pensiones, la política fiscal o los Presupuestos Generales de 2017.

¿Hay en la actualidad un consenso territorial en el seno del partido socialista? A mí me parece que no, por ahí anda Iceta reclamando una y otra vez el “derecho a decidir”, Pedro Sánchez ya nos explicó que España en realidad es una Nación de naciones, a esa rehala se apunta Idoia Mendía y de los demás nada se sabe, porque están instalados en el “No sabe/no contesta”, lo que resulta inadmisible de todo punto.

El PSOE debe hacer frente al problema que ellos han creado y actuar con firmeza. Todo lo que no sea eso, supone fortalecer el ánimo soberanista, con las consecuencias que son fáciles de suponer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario