lunes, 7 de noviembre de 2016

¿Pero qué coño le habrá hecho la Clinton a este tío?


Cuando uno peina canas a veces siente la tentación de pensar que los años y la experiencia le han blindado con respecto a las sorpresas, que poco o nada queda que pueda asombrarnos, lo que no es cierto. Si uno quiere demostrarse a sí mismo que sigue vivo y que posee todavía algo de sentido crítico, basta estar atento al mundo de la política, para vivir en una suerte de pasmo perpetuo.

Viene el proemio a cuento del anuncio que  ha hecho Pedro Sánchez, ex líder del PSOE, ex secretario general de esa organización política, ex diputado en el Congreso, vamos que hoy por hoy, de profesión “Ex”; que por sorpresa, sin aviso que nos preparase para una noticia de tal calibre, nos anuncia que se va a dar una vuelta por los Estados Unidos para apoyar la campaña de Hillary Clinton.

No sé cómo dirán los yanquis eso de que a perro flaco, todos son pulgas, pero si damos por supuesto que el viaje de Sánchez para prestar su inestimable apoyo a la candidata demócrata haya sido noticia en los USA, está claro que en el cuartel general de la Clinton alguien habrá mascullado entre maldiciones, lo que se diga en estos casos en los EE.UU.

Como no tiene bastante Hillary, con su mediocridad, con el FBI, con las investigaciones sobre los correos electrónicos, las encuestas y la mala leche de Trump -otro mediocre como la copa de un pino- ahora resulta que un tipo que igual es más gafe que Zapatero – recordarán ustedes que en sus momentos de gloria, era que ZP apoyara un candidato, para que in continenti las expectativas de éste se derrumbaran - emprende viaje en dirección a Washington con la intención de echarle una mano.

Habrá que empezar a creer en eso tan viejo que reza que los dioses ciegan a aquellos a los que quieren perder. Porque en la situación en la que se encuentra Pedro Sánchez, no se le ocurre ni al que asó la manteca, organizar el numerito que ha montado con lo de su “apoyo” a la Clinton. Aunque no hay mal que por bien no venga, porque me cuentan que las carcajadas de los miembros de la gestora socialista cuando se enteraron de la noticia, se escuchaban con claridad algo más allá de Burgo de Osma, Calasparra, Sarria y Torredembarra.

Puedo entender que eso de coger el Peugeot, la mochila, el termo, la cantimplora y el saco de dormir para recorrer los caminos de España en busca de apoyo para su candidatura es un trabajo de esos que son más fáciles de explicar, que de realizar. Pero una cosa es lo que digo y otra muy distinta, soltar la mochila y coger el avión, espero sinceramente que no volara en business class,  para irse a los USA a no hacer nada, porque no creo que haya nadie que se trague que a Pedro Sánchez se le haya perdido algo de provecho en las elecciones presidenciales americanas.

Como soy catalán –que no se mosqueen mis paisanos – tengo una pregunta que me gustaría que alguien me contestara: ¿Quién financia el viaje?, porque si alguien lo paga, sería bueno saber a quién le sobra el dinero para gastarlo en semejante disparate y si lo paga Pedro Sánchez se me viene a la cabeza la letra de un cuplé – uno tiene ya una edad provecta – cuyo estribillo creo que decía más o menos así:
Dónde se mete
la chica del 17,
de dónde saca,
pa tanto como destaca.

Porque ya me dirán ustedes cómo se las arregla Pedro Sánchez ex “diputado de base”, hoy en el paro, para financiar esa desmedida afición que tiene por los viajes. Este verano se lo pasó al completo disfrutando con su familia de unas vacaciones interminables, Ibiza, Mojácar, Benicasim, Valle de Arán o Vera lo vieron pasar y al poco tiempo como por lo visto no había calmado esa afición, cogió un avión y se fue con su familia a los USA, no a "jostidiarle" la campaña a Hillary, entonces los Sánchez fueron simplemente a conocer la Ruta 66, mientras en España todo el mundo estaba atento al bloqueo político y a la guerra fraticida que se desarrollaba en el PSOE.

Está claro que cada uno hace las vacaciones que le da la real gana, no es ese el caso de un diputado que cobra su sueldo de nuestros impuestos y lo cobra por trabajar, no por viajar y ya que les digo de un secretario general que en plena crisis, con el PSOE fracturándose, abandona sus obligaciones. 

Por otra parte me parece que es criticable la ostentación. Siendo Sánchez como es, o dice ser, socialista del PSOE, debería tener presente que el precio de las vacaciones que ha disfrutado a lo largo del 2016 junto a su familia, darían para que un obrero y su gente pagaran, las que no pueden hacer, durante unos cuantos años.

Pedro Sánchez está demostrando que es un papanatas y un fatuo. ¿Qué se va a Estados Unidos a apoyar a Hillary Clinton?. Menuda memez.

3 comentarios:

  1. Pues si se mete a ayudar a Hilary Clinton , hay que tener seguro que ganara Trump

    ResponderEliminar

  2. Totalmente de acuerdo contigo, este añade lo absurdo a la ridiculez y me quedo corto...

    ResponderEliminar
  3. Está claro que una vez más aciertas de pleno,muy bien argumentado.

    ResponderEliminar