lunes, 21 de noviembre de 2016

La traición de Margarita Robles


Ya sé que el título del presente escrito suena al de una telenovela, esas que conocemos como culebrones, sean venezolanos, mejicanos o de donde ustedes prefieran, pero no se me ocurre mejor manera de describir la penosa actitud de Margarita Robles que en cuanto se ha asegurado de que el PSOE, por ahora, le mantiene en la presidencia de la Comisión de Justicia - lo que le supone una pasta gansa a final de mes - se ha reconciliado con la Comisión Gestora y el pasado viernes llamaba a la reconciliación de unos y otros, señalando la necesidad de “pasar página” a los problemas derivados de la votación a la investidura de Rajoy. Ya no hay buenos ni malos y dice Dª Margarita que  “en el PSOE no sobra nadie”.

Así que la “sanchista” más destacada, en cuanto ha visto asegurado su bienestar económico – por el pan baila el can - ha visto la luz y además con un cinismo inconmensurable afirma que “A la política hay que venir a trabajar y a servir, y lo de menos es el sitio” que eso es fácil de decir cuando a una la indultan y en lugar de dejarla como diputada rasa y pare usted de contar, le permiten seguir con el chollo de la presidencia de una Comisión tan importante como la de Justicia.

Teniendo presente que su elección como candidata al Congreso fue una apuesta personal de Pedro Sánchez, que fue muy mal recibida en el partido socialista y considerando que no está afiliada al PSOE y por eso fue a la candidatura al Congreso por Madrid en calidad de independiente, lo suyo hubiera sido que hubiera dimitido a la vez que su mentor. 

Eso en lo que concierne directamente a Robles, pero en el caso del PSOE y su gestora, que resulta que teóricamente no pueden cesarla, porque al no militar en el partido su autoridad no alcanza a ello y la responsabilidad, dicen, recae sobre el Grupo Socialista en el Congreso; cuando la "independiente" rompió con la disciplina de voto, debieran haberle pedido de inmediato que abandonara el grupo socialista y se fuera con la música a otra parte o si lo prefería al Grupo Mixto y en lugar de eso le han aguantadodo todas las lecciones que desde el día del “no” le estaba dando al PSOE una señora que ni siquiera forma parte del partido.

Habrá quien piense que estos asuntos son historietas internas del PSOE que no tienen importancia y que allá ellos con estos líos y efectivamente el hecho en sí no es importante, pero indudablemente es un síntoma de lo que le  está sucediendo al PSOE y los síntomas igual no son importantes, pero sí lo son el mal que los produce. Porque lo del PSOE, su Gestora, el PSC y el resto de los díscolos se está transformando en un auténtico culebrón.

El PSOE está agotando las pocas energías que le quedan, en afrontar una serie de problemas que le impiden, en primer lugar, hacer una oposición constructiva que les permita ganar tiempo hasta solucionar sus problemas internos. Los “sanchistas” han filtrado a la prensa una noticia que mancha a Susana Díaz y ya de paso a Felipe González, con el que tienen cuentas pendientes. 

Parece ser que IDEA, la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía, que está la dichosa agencia en todos los líos que tengan que ver con la corrupción y la Junta, está pagando nóminas millonarias a más de veinte familiares de ex cargos públicos y responsables del PSOE, entre los que se encuentran familiares y allegados de González y Díaz. Todo vale para evitar el desembarco de la sultana socialista en Madrid. No sé yo si los de Ciudadanos en Andalucía se sentirán aludidos por el asunto y solicitarán una comisión de investigación, de esas que tanto les gustan, pero esta vez en el Parlamento de Andalucía, aunque me parece que va a ser que no.

Otro lucha subterránea está centrada en el empeño  que tienen algunos para  que al próximo congreso sólo se presente una candidata, que sería naturalmente Susana Díaz. Una manera de sortear las primarias y uno no puede por menos que señalar la evidente debilidad del grupo que ejerce el poder en Ferraz cuando pretenden evitar a Susana el trámite, empeño que significa a las claras que no están seguros de que la andaluza ganara las primarias.

Otros más contundentes, entre los que se encuentran los secretarios generales de Castilla La Mancha y Extremadura, maniobran para que en el próximo Congreso desaparezcan las primarias. Parece que éstos en lugar de jugar al escondite, como los que proponen que haya un solo candidato, son más partidarios de aquello de que “muerto el perro se acabó la rabia” y quieren liquidarlas, ante el clamor de otros socialistas, que están que se los llevan los diablos y que denuncian la intención del grupo, que ostenta el poder en Ferraz, de transformar al PSOE en un “partido de notables”.

Se percibe claramente, que los socialistas siguen empeñados en su particular guerra civil y lo de reconstruir el partido, crear un programa político, inexistente hasta ahora, lo que los inhabilita para ir con garantías a unas elecciones, está aparcado mientras solucionan el problema cuya solución debieran buscar en último lugar, es decir el de encontrar al líder que sea capaz de vender el programa que todavía tienen que crear. Lo único que importa a unos y a otros es hacerse con las riendas del poder y lo demás, en el mejor de los casos, tendrá que esperar.

Por eso digo que si el título sonaba a culebrón venezolano, qué decir del devenir del PSOE culebrón a tope, con sus buenos y sus malos, sus rubias peligrosas y pérfidas morenas, apuestos galanes, engominados traidores, correveidiles… y un jaleo de muchísimo cuidado.

Sobre la traición de Margarita Robles, señalar que primero traicionó al partido que la incluyó en sus listas, nada menos que en el número dos de su candidatura, cuando rompió con la disciplina de voto; para después traicionar a Pedro Sánchez, cuando ha hecho las paces con la Gestora, no por un plato de lentejas, pero sí por la Presidencia de una Comisión. Que lo importante no es la cuantía del precio, sino que éste exista y en mi opinión, se ha traicionado a sí misma y a los ciudadanos que la votaron, en ambas ocasiones.

Pobre Fernández ¿Cuántos sapos le quedan todavía por tragar?


No hay comentarios:

Publicar un comentario