miércoles, 7 de septiembre de 2011

Para unos empieza el cambio, para otros… la vida sigue igual

Presentación del eslogan de campaña

Me dicen algunos amigos que me hacen el honor de su lectura, que me paso el día sacudiéndole la badana a la gente del PSOE, qué parece que no haya en este mundo traidor otro tema que tratar. Puedo entender que haya gente con la sensibilidad seguramente situada, aunque sea levemente, hacia la izquierda a los que lo que escribo no les haga demasiada gracia, otros hay que sostienen que dado que los del PSOE parece que están en plena desbandada, de cabeza  hacia una derrota de las contundentes - no es que lo diga yo, lo ha dicho Rubalcaba “nunca he dicho que iba a ganar las elecciones” afirmó - bueno pues hay gente que mantiene que  lo mejor sería olvidarlo todo y aplicar antes el bálsamo de la generosidad que la dureza de la crítica.

No estoy muy de acuerdo con eso de paz, olvido y perdón, soy de los que creen que quien la hace la tiene que pagar, que para eso están los Tribunales de Justicia, que acaban de llegar de vacaciones con las pilas puestas y habría que aprovechar el momento, a ver si de una vez por todas acabamos con la intangibilidad de tanto irresponsable que, tras dejar a la nación hecha un solar,  pretenden ahora salir del asunto de rositas.

A pesar de lo que les digo, voy a intentar acordarme poco de los socialistas, aunque necesariamente si trato de cuestiones actuales, si no hablo de “unos” tendré forzosamente que hablar de los “otros”, con lo que no sé yo si será mejor el remedio que la enfermedad.

Ayer presentaban los del Partido Popular el eslogan que utilizarán hasta que llegue la propia campaña electoral. La presentación obtuvo un triunfo absoluto sobre la actuación de su competencia, ya saben a quién me refiero. El eslogan “Empieza el cambio”  se limita a recoger el clamor, el deseo de muchísimos españoles hartos de lo que está sucediendo en la sociedad española, los populares andan pegaditos al terreno, con los pies en el suelo y con una capacidad para reconocer y analizar la realidad,  que ya quisieran otros para sí.

El esfuerzo de los de la otra parte, que decidieron hacer coincidir el acto de los populares, con la rueda de prensa en la que se daba la noticia de la presentación del borrador de su programa, sólo sirvió para señalar de la manera más evidente de que parte sopla el viento. La acogida de los medios de comunicación  y las redes sociales puso de relevancia donde estaba el interés de la mayoría de los ciudadanos y desde luego estaba en la presentación del eslogan de la precampaña de Mariano Rajoy.

Es muy cierto que las cosas no son como empiezan sino como acaban, pero parece que por ahora esto pinta muy bien para los populares, insisto en esas declaraciones de Rubalcaba en las que recordaba que “jamás había dicho que iba a ganar las elecciones”. Decía que esto, como casi todo en la vida, no es como empieza sino como termina, por tanto harán bien los populares en centrarse en su campaña y marcar los tiempos y las acciones tal y como lo consideren oportuno, haciendo caso omiso a las acciones y reacciones de la otra parte. Si hay algo claro en esta larguísima precampaña es que los tiempos los marcan los del PP y que a pesar de las críticas recibidas por Mariano Rajoy a cuenta de su supuesta “inacción”, los resultados le están dando la razón.

Sirva como botón de muestra lo del anticipo de las elecciones. Rajoy lo pidió, lo exigió y aquí está el 20 N, quizás no sea ésta la fecha que Rajoy hubiera elegido, pero eso es pecata minuta, el hecho incontrovertible es que el PP consiguió lo que exigía y Zapatero tuvo que adelantar la cita electoral, aunque no le hiciera maldita la gracia. Está cada día más claro que la táctica tranquila seguida al milímetro por el Presidente del PP le ha llevado hasta donde él quería, sin alharacas, sin responder a las múltiples provocaciones, sin caer en las trampas que le han tendido, que no han sido pocas.

Decía Ana Matos en la presentación del eslogan que la precampaña será "moderada, centrada, en positivo y con esperanza" y señaló que irá de menos a más, a medida que el calendario avance y naturalmente centrada en la economía y el empleo, lo que no es noticia si contemplamos nuestra actual realidad.

Una campaña basada en el realismo y el conocimiento de lo que piden y necesitan los ciudadanos, poca mercadotecnia política, poco trabajo de imagen, nada de prestidigitación y mucho menos de fuegos de artificio, se han limitado a describir con precisión cuáles son nuestras necesidades y enunciar las medidas que piensan aplicar para poner orden en este campo de minas con el que se van a encontrar los del PP si ganan las elecciones. La cúpula popular sostiene que “desde 1982 no había en España unos deseos de cambio tan profundos como los de ahora”. Y en eso precisamente se han inspirado para elegir su nuevo eslogan.

Los del PP han mostrado a los ciudadanos cuáles van a ser los mecanismos que van a utilizar para gobernar, nada tienen que ocultar y  nada ocultan. El apoyo explícito de Rajoy a las medidas implementadas por Mª Dolores Cospedal en su comunidad así lo confirman, no hay nada que esconder, aquí no se trata de varitas mágicas o fórmulas milagrosas, el Partido Popular ofrece una política muy dura de contención del gasto. Así lo están haciendo la Cospedal en Castilla la Mancha y Monago en Extremadura, ambos aplican el paradigma económico que propone el PP para España, los ciudadanos cuando acudan a las urnas sabrán exactamente lo que votan.

La tijera popular,  que no motosierra, aunque algunos se empeñen en vender esa figura, está empezando a recoger reconocimientos tan sorprendentes como los del Wall Street Journal, que ayer alababa a través de su corresponsal en España, las acciones que está llevando a cabo Monago en Extremadura. Dice el Presidente que la fiesta del despilfarro se ha acabado y como en esta vida el movimiento se demuestra andando y en política en los presupuestos ya  ha comenzado a cumplir alguna de sus promesas electorales. Los privilegios de los que disfrutaban los altos cargos y el personal eventual una vez que abandonaban sus puestos de confianza se eliminarán a partir del próximo uno de enero de los presupuestos extremeños.

A Dios rogando y con el mazo dando. Realismo, trabajo, austeridad, rigor en la gestión, cumplimiento de lo prometido, confianza en los procedimientos empleados y una voluntad férrea de poner en marcha a este país por encima de las dificultades existentes, las endógenas y las exógenas,  desde luego contando con el apoyo de la mayoría de los españoles.

Como reza el título, para unos empieza el cambio, para otros… la vida sigue igual.


PD: Hoy no me he metido con Rubalcaba ni con Zapatero, aunque conociendo el percal y la “sensibilidad” de algunos, no sé yo si, con el comentario de hoy, hago bueno eso de “Ha sido peor el remedio que la enfermedad”. Vale.

11 comentarios:

  1. Pues lleva razón para unos empieza el cambio para otros la vida sigue igual……
    Los pobres seguiremos siendo pobres y los ricos mas ricos ….. Y como decía Julio Iglesia, al final la gente queda los demás se van otros que llegan eso son los que se quedaran…. La vida sigue igual……

    ResponderEliminar
  2. ha sido un placer leer este blog.

    ResponderEliminar
  3. Pues es una pena que tenga una visión tan negativa. Yo espero que a todos nos vaya algo mejor, no mucho mejor, esa es la verdad, porque estoy convencido que nos esperan unos años duros, pero dentro de un orden.

    ResponderEliminar
  4. Yo te felicito por lo que escribes. pase lo que pase, por desgracia no lo podemos controlar......., pero si esperamos que el nuevo Gobierno aprenda y empiece con responsabilidad y honradez...sabemos que los años venideros seran duros pero por narices tendremos que mejorar y el Gobierno sea quien sea van a tener que elegir el mejor camino para ello.

    ResponderEliminar
  5. No negativa Don Míguel, tengo amigas que hace meses que no pueden pagar su alquileres, la nevera vacía y solo con 50 € arreglan el mes y encima hacen lo que pueden trabajando pero ni los mismo amigo ayudan. Otras que han vueltos con sus parejas a ver si sobreviven y otras con depresión que quieren morir antes de seguir con una vida ruinosa .saludo

    ResponderEliminar
  6. Cuanta hipocresía..... todos sabemos que el PP no nos sacará de ésta situación ni mucho menos, todo depende de quien lo valore y en éste caso se ve el plumero, o no ??????

    ResponderEliminar
  7. Pues supongo que quiere usted decir que me parece bien lo que propone el PP, pues sí, una pregunta ¿usted cree seriamente que el PSOE es capaz de sacarnos de dónde nos ha metido?.
    La verdad es que encargar a los pirómanos que apaguen el fuego me parece peligroso. Y ya en serio, el PSOE se ha mostrado incapaz hasta la fecha, creo que si hay elecciones hay que darle una oportunidad al PP, que ya sabemos que no tiene una varita mágica, pero que honradamente creo lo hará bastante mejor que los del PSOE.

    ResponderEliminar
  8. Yo, puedo decir que cuando gobernó el PP estamos muchos mejor que ahora, en todo
    Necesitamos vivir y dije en el comentario anterior que estamos pasando abre.
    Miguel fantástico su comentario ,un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que el márgen de mejora es alto, no sólo porque se han hecho las cosas mal, sino que también la crisis ayuda. Valorar si la mejora es debida a los cambios o simplemente a que los alemanes, americanos y chinos se ponen a mover la economía será complicado. Lo que es claro es que si el PP lo hubiera hecho también anteriormente no estaríamos donde estamos ahora. Porque lo importante no es un déficit 0, recortes y subidas de impuestos. Sino un cambio profundo en España. Cosa que no hicieron... No hay I+D y somos dependientes en casi todo. Lo único que nos diferencia es nuestro sol y nuestra gente. Y creo que en unos años Croacia y otros paises van a ir quitándonos a esos buenos ciudadanos extranjeros que se irán por un turismo más barato...

    Saludos de un rojillo

    ResponderEliminar
  10. No estoy de acuerdo con usted señor rojillo ….. Pero si creo que lo populares no tienen la varita mágica, pero estoy segura que mucho mejor estaremos, Zapatero no tiene capacidad para sacar este país y esta mas que comprobado, sus discurso son repetitivos y faltos de argumentos. Un abrazo Miguel

    ResponderEliminar
  11. Las propuestas¿? económicas me parecen correctas (me parecerían más correctas si la austeridad se la aplicara , de forma más austera toda la casta política.
    Solo espero que otras medidas que afectan directamente a las personas y su dignidad no sean consideradas lo suficientemente "impopulares" como para afrontarlas de cara, por un PP, cuya timidez hasta ahora ha sido manifiesta y de lo cual se ha aprovechado (y bien) ZP. Hay un paquete de leyes inadmisibles que derogar, impuestas por el impresentable que tenemos ahora. Dentro del PP también hay división ideológica y no bastan amagos de inconstitucionalidad.
    Del cambio estoy seguro, y de que a peor no puede ir, pero no hay que descuidarse, las objeciones de conciencia cobran vida ante la Epc (por ejemplo). El deterioro de la autoridad, la justicia, las instituciones, los valores, la convivencia ciudadana... es evidente y hay mucho que restaurar. Las multitudinarias manifestaciones en favor de la familia, contra el aborto y el etc. al que creo sabe ud. me refiero, pueden volver a repetirse; y yo no sé exactamente cual es el significado del eslogan "centrados en tí".
    En otro orden de cosas, me gustaría volver a visitar un día Fuerteventura, (en "la mili" no me dió tiempo a todo).
    No basta con ganar porque los ciudadanos estemos hartos de la política socialista.
    Un cordial saludo desde Extremadura.

    ResponderEliminar