viernes, 30 de septiembre de 2011

Todo son “defensores” para el PP, qué Dios los coja confesados.

Bono otro zorro con pelo nuevo, pero con las mañas de siempre


Esto resulta imparable, no hay día que pase sin que al Partido Popular le salgan “amigos” para después de las elecciones. Desde aquí llevo mucho tiempo denunciando  una percepción que comparto con muchos compatriotas, no es que me las dé de listo; simplemente es que está tan clara, que lo que resultaría más difícil sería ignorar  su existencia. Muchísimos pensamos que tras las elecciones y la victoria, por mayoría absoluta, del Partido Popular, el PSOE pondrá en marcha a los del 15 M, sindicatos y otros grupos de la izquierda radical y antisistema, para incendiar las calles de España y debilitar las opciones de los populares para llevar a buen fin su acción de gobierno.

Tanto se ha extendido la creencia, que llevamos unos días recibiendo mensajes “tranquilizadores” de la izquierda, que personalmente me ponen los pelos de punta, porque conociendo por experiencia cómo se comportan los zurdos de este país, resultan extraordinariamente inquietantes. De esas declaraciones, opiniones, charlas en confianza, lo que se trasluce es que desde la izquierda española están decididos a que no gobierne el PP  y defenderán ese objetivo por las regulares, las malas o las peores.

Todo el mundo, salvo los que por su cargo no pueden hablar claro, está convencido que el triunfo electoral del Partido Popular es inevitable. Las urnas van a hablar y ni los llamamientos a la abstención masiva de “indignados” y acompañantes, ni la triste campaña de Rubalcaba, van a evitar, salvo desastre mediante, el triunfo de los populares. Los ciudadanos estamos hasta el mismísimo moño de esta panda de incompetentes y nos lo vamos a cobrar en las urnas.

Los más duros o los más simples de Ferraz, están dispuestos a lo que haga falta. ¿Qué los del PP ganan?, pues se les monta un circo en la calle de los que hacen época que les impida gobernar, se paraliza el país a base de huelgas salvajes y se crea una imagen “a la griega” que impida la restauración de la confianza de Europa. Con eso inevitablemente se perjudica a España y los españoles, pero, no se puede hacer una tortilla sin romper huevos compañero, que diría el socialista de turno. Conviene recordar que para el PSOE el único interés al que hay que servir, es el de su partido.

Otros en el PSOE, más hábiles o maniobreros, que no es que no se atrevan a tanto, no son mejores que los “duros”, pero piensan que siempre habrá tiempo para ponerse en lo peor, han decidido actuar más sibilinamente y comienzan a surgir una serie de mensajes que preparan el terreno para un pacto entre PP y el PSOE que haga posible un gobierno, que estos demócratas de vía estrecha, entienden no puede nacer de las urnas.

Que ya sé que lo que digo es muy grave, pero no es por lo que yo cuente, la gravedad está en la maniobra que se está preparando, cuya finalidad principal es negar la viabilidad al gobierno del PP. ¿Dónde queda lo de la voluntad popular, la libertad de elección, la democracia, etc? Yo se lo digo, todo queda olvidado ante el interés partidista de los socialistas, que no pueden permitir que los del PP pongan en marcha el país y su economía. El éxito del PP y de los españoles, el matiz es importante, les condenaría a tres legislaturas sin tocar poder y eso no lo pueden tolerar.

¿Qué soy un paranoico? tal y como me decía un amable lector, creo que no. Veamos, hace un par de días se publicaban las opiniones de un ministro en activo que advertía que el PP tendría que pactar con el PSOE para evitar la reacción popular. Hoy mismo Bono, en unas declaraciones radiofónicas ha explicado lo mismo que yo sostengo, él lo hace en alto politiqués y yo en castellano, esa es la única diferencia.

Hoy nos comentaba Bono que las calles “se inflamarán” tras el 20 N, y ha exigido al PP y al PSOE un pacto para evitar que el perdedor aliente los desórdenes. No ha desmentido, pero tampoco ha contestado a la pregunta sobre si se presentaría como candidato al congreso extraordinario, que se llevará a cabo tras la casi segura derrota electoral socialista y ha reiterado que el "PSOE y PP están obligados a entenderse" y "ojalá, si nos entendiésemos, sea antes de las elecciones".

Decía yo hace unos días en este mismo blog…”me parece que esta es la senda que pretende seguir el PSOE: Tras la derrota electoral, un Congreso extraordinario y tras afectar una nueva imagen y sobre todo nuevas ideas, colocarse al lado del PP como elementos “imprescindibles” para intentar llevarse parte de los réditos obtenidos. Eso o la bronca descomunal…”

Me parece que lo que dice Bono, parapetado tras su reconocida hipocresía, es exactamente lo mismo que yo anunciaba, pero por si hubiera alguna duda los “sindicatos”, es decir UGT y CC.OO, salían a la prensa con otro mensaje “tranquilizador”. Dicen los angelitos que tienen  asumido el triunfo del PP en las elecciones generales y añadía su portavoz que “están dispuestas a convertirse en una fuerza de oposición, respaldando la actividad del PSOE y otros partidos de izquierda”.

Si señor ¡con un par! ahora los sindicatos se dedicarán a la política en vez de ocuparse de defender los derechos de los trabajadores. Pero como en este país se ha perdido la vergüenza y además sale gratis, el sindicalista terminaba manifestando, que ese apoyo será mucho más claro si los socialistas salen muy debilitados de las urnas. Eso sí, afirmó que no están preparando una inmediata huelga general, pretenden por lo visto dar a los populares seis meses de plazo, antes de tomar decisión alguna.

Bueno yo entiendo mejor el alto politiqués que el alto sindicalés, pero me parece que lo que dice nuestro avispado sindicalista es que los sindicatos están a lo que ordene el PSOE y que cuando éste los quiera en la calle allí estarán y hay que subrayar, que para que nadie se llame a engaño, el portavoz advirtió que los sindicatos pueden paralizar a la nación ya que “que estamos implantados en todos los servicios públicos esenciales de este país”.

Así que yo me hago la siguiente composición de lugar, el PSOE sabe que va a perder las elecciones y que el PP podrá formar gobierno, pero también sabe que no lo puede permitir porque acabaría con su papel de partido hegemónico; por tanto advierten a los populares que si quieren gobernar en un ambiente tranquilo, tendrán que aceptar la “colaboración socialista” lo que les permitiría cobrar parte de los réditos electorales de la acción de gobierno del Partido Popular.

Lo de los sindicatos no hace falta explicarlo. Lo ha dicho el liberado con todo cinismo, lo que ha dicho simplemente es: Mira compañero yo soy músico y me acuesto a las ocho, si me dicen que a la calle, pues a la calle y si me dicen que a casa, pues a casita que llueve. Eso depende de lo que nos ordene el PSOE. El plazo de los seis meses está pensado para darle tiempo al PSOE para llevar a cabo su congreso y así pueda presentarnos al nuevo líder que pretenden consiga “pactar” con el pobrecito PP que, vaya por Dios, no será capaz de mantener las calles tranquilas.

Así que reflexionen sobre lo que les digo y que no les pillen con la guardia baja. Esta izquierda que sufrimos, si da algo, da disgustos. No esperen otra cosa.

5 comentarios:

  1. Es que "no lo parece"... pero las frases de la pesoe, en realidad, son AMENAZAS. Amenazas que Mariano no debiera consentir; pero estamos hablando del PP y ya se sabe... :P

    ResponderEliminar
  2. Lo que pone los pelos de punta es que Maragall antes del 11M, el Golpe de Estado del 11M digo, dijo algo muy parecido...http://www.facebook.com/profile.php?id=100000865964289

    ResponderEliminar
  3. Los que poneís los pelos de puntan sois vosotros, queridos pperos. Se ve a kilómetro que vais a utilizar vuestra posible victoria electoral para DESMONTAR para siempre el Estado de Bienestar. Y os curais en salud iniciando campañas de insulto y desprestigio a los sindicatos y partidos de izquierda aún antes de ganar las elecciones. Da terror pensar lo que poodeís hacer una vez hayaís ganado, sobre todo si se confirmara la mayoría que creeís al alcance de vuestras garras. Se os ve el plumero franquista; y encima pretendeís dar lecciones de democracia a los demócratas de toda la vida. Pero las urnas aún no han hablado; no es la primera vez que vendeís la piel del oso antes de haberla cazado.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo pienso igual. Pasado el 20N comenzará el jaleo en las calles por parte de sindicatos y demás movimientos de izquierda. Viendo el comentario de Víctor se ve por donde van los tiros:
    "Y os curais en salud iniciando campañas de insulto y desprestigio a los sindicatos y partidos de izquierda aún antes de ganar las elecciones"
    Que yo sepa, quien hace campaña de insulto y acoso es ni más ni menos que los perritos falderos seguidores de la izquierda.
    Sea quien sea quien las elecciones lo tiene muy crudo, pero sinceramente, si por un "acaso" del destino las llegan a ganar los socialistas, que lo dudo, más no vale hacer la maleta y salir del país. Y desde luego, espero que esa calma aparente de Rajoy, se transforme en mano de hierro cuando gane las elecciones.

    ResponderEliminar
  5. Cuando leo comentarios como el de Victor, me vienen a la cabeza frases como la del famoso alcalde: Tonto de los cojones. Antaño trataron de usar el "doberman"(uy,uy,uy, que viene la derecha) y como se comieron una mierda con tan simplona amenaza ahora intentan la versión moderna: uy,uy,uy que viene la derecha a quitarle las pensiones a los mayores y la sanidad a los demas...Que no cuela, faldero. Que sucede justo al contrario. A los que hay que temer son a los socialistas, que cada vez que alcanzan el poder dejan España arruinada económica, social y moralmente. Y eso si que está demostrado históricamente, por dos veces. Largaos ya de una vez y perderos en una isla, joder. Sois el cáncer de España, de Europa y del mundo.

    ResponderEliminar