jueves, 27 de octubre de 2011

Estas Navidades siente un etarra a su mesa

El nuevo Dúo Dinámico de la "reconciliación nacional"


Éste me parece, bueno para ser sincero estoy seguro de que va a ser un post molesto desde la cruz a la fecha. Cuando decidí el título, lo comenté con mi santa esposa y le pareció “desagradable”; así lo calificó exactamente y me insistió en que me lo ahorrara. Tengo claro por tanto que si el título despierta rechazo, para qué les cuento lo que puede ocasionar el texto. De hecho espero que moleste a algunos y que nos mueva a reflexión a todos. Me parece que hay que alzar la voz denunciando lo que está sucediendo.


Inexplicablemente, al menos para mí, estamos aplicando a finales de este 2011 de nuestros pecados, el mismo paradigma ético que aconsejó a los cobardes de turno, allá por los 80,  enterrar por la puerta de atrás, a hurtadillas, a los asesinados por ETA  y ahora después de los años y la “derrota” de ETA, vamos a reiterar la vergonzosa conducta, escudándonos en no sé qué historias sobre no sé qué paz.

Creo que me asiste la razón, y de hecho creo que cumplo con una exigencia ética irrenunciable, cuando a contracorriente, me empeño en señalar y denunciar las vergonzosas prisas que le ha entrado de repente a la casta política para perdonar a los etarras, por la vía de la excarcelación o de lo que haga falta; que a la infamia se apuntan muchos entusiastas y por cierto y para nuestra desgracia, desde casi todos los colores del arco ideológico.

Ayer a primera hora de la mañana, no podía creer lo que leía, Urkullu proponiendo, de manera subterránea, pero proponiendo, una amnistía general para los asesinos de ETA, y cometiendo la infamia de equiparar a las víctimas con sus verdugos. Además de  expresar, fanfarrón e impertinente, su alegría por la victoria de los abertzales y con ellos el de ETA, que a ver si así reconocen de una vez por todas los del PSOE, cual es el verdadero significado del comunicado de ETA. Hasta las víctimas de la ESO que hayan leído con atención el comunicado, se han dado cuenta que allí lo que se dice en realidad es que los etarras han ganado y que, tras la victoria obtenida, ya no hace falta pegar más tiros, porque los “españolistas”  nos hemos rendido.

Aunque yo lo ignorara, debía ser el Día Internacional de los Nacionalistas de Derechas o el de “Si no quieres caldo, toma dos tazas”; porque tras deglutir con serias dificultades las cositas de Urkullu, me encontré de hoz y coz con unas declaraciones del líder convergente José Antonio Durán y Lleida, que me va a excusar, pero como dicen en mi tierra debería hacérselo mirar. Lleva una temporada el democristiano disparatando con una frecuencia y una profundidad que nos tiene sorprendidos a propios y extraños, sorpresa que se puede expresar en catalán o castellano, que aquí somos muy considerados con estas cosas y no nos duelen prendas en un asunto tan sensible como es el de la lengua. He de suponer que tras agotar sus argumentos contra los andaluces, le ha dado por acordarse de las víctimas de ETA y se ha permitido advertirles que  deben entender qué es “hora de paz y no de venganza”.

Resulta inexplicable que a un político supuestamente de centroderecha, con fama de “hombre de Estado” y que como los del PNV, anda por la vida presumiendo de creyente, se le pueda ocurrir  una barbaridad semejante; no puedo por menos que preguntarme desde cuando pedir justicia, supone ejercer venganza. Lo cierto es que el divino calvo convergente ha demostrado que es otro cobarde infecto, dispuesto a decir lo que haga falta para alinearse con la mayoría. Así que lo siente mucho, pero las víctimas deben desaparecer o permanecer en silencio para no molestar, que lo del “proceso de paz” es una cuestión muy delicada y ahora no podemos estar para solucionar tonterías sentimentales, ni tolerar a insolidarios que pongan palos en la rueda del proceso de “reconciliación”.

Así que, entre Íñigo Urkullu, que pide tonante se tomen “medidas humanitarias” con el colectivo de presos etarras, se derogue la ley de partidos y se acerquen los presos a las cárceles vascas; Patxi López que se apunta a montar una oficina  para reinsertar con urgencia a los etarras huidos y además promete solemnemente que hará lo imposible por “resocializar” a los asesinos de la banda; y que todo Cristo – perdonen la manera de señalar - incluido el inefable Durán i Lleida, se está apuntando al coro de los infames, para que nadie les pueda acusar de pasivos en este proceso de reconciliación nacional; ya no sé qué pueden decir las víctimas y sus familias, que estupefactos se preguntan qué ha sucedido y como puede ser que ahora, tras la “victoria” de los demócratas, se pida más clemencia para los terroristas que justicia para ellos.

Claro que hay mucho “progre” que básicamente está de acuerdo con estos tipos, así que sea usted solidario y esta Nochebuena siente a un etarra a su mesa, ¿qué le vienen los suegros y los cuñados a cenar  y no le cabe ni una persona más en la casa?, bueno pues en su defecto puede  usted organizar una recogida de firmas entre sus amistades, que es una tarea muy “progre”, para que apoyen se les aplique a los pobrecitos etarras, víctimas de la violencia del Estado, la Ley Penitenciaria de manera que todos sean liberados de manera inmediata, de la condena impuesta por los opresores españolistas.

Y si eso le pareciera a usted un pelín exagerado, lo que dice muy poco de su sensibilidad como ciudadano progresista, póngase manos a la obra y procure que se proponga a los etarras para que se les conceda la Gran Cruz - pensionada eso sí - de San Raimundo de Peñafort, aunque si casualmente usted es de los que cree que lo de la condecoración es poca cosa, que haberlos los habrá, o simplemente prefiere la “internacionalización” de este asunto, a semejanza de los de ETA y el PSOE, puede impulsar la creación de una plataforma para que se les conceda a los asesinos el Nobel de la Paz o en su defecto el Príncipe de Asturias a la Cooperación Internacional.

¿Qué no se han arrepentido? Amigo mío me parece que usted navega amurado a estribor, cosa mala compadre. Que  igual me resulta usted un votante del PP, que ya se sabe que los de la derechona no quieren que ETA se acabe. ¿Qué no es verdad?, como se nota que usted no lee Público ¡si lo han dicho en los papeles! que ya está el PP añorando a los etarras ¡pero que poquita vergüenza tienen estos fascistas! ¿Qué no se han arrepentido? lo que usted pretende es que se ignore que de eso se va a ocupar el compañero Patxi López, que va a montar una oficina especializada en reinsertar asesinos huidos o deportados, con lo que ese fútil pretexto que usted y el resto de los fachas se han buscado, queda eliminado.

Así que ya saben, vamos a construir una España nueva y hay que pelear por lo que queremos, lo ha dicho el compañero Alfredo. Aquí lo que hace falta es que la ciudadanía se conciencie y ayude de manera activa a la resolución del conflicto, bastante tienen los políticos, pobrecillos, con lo de la deuda, Europa, el paro – el de sus cuñados claro - los mercados, etc., etc. Así que yo, no es que quiera presumir, pero ya hecho mis propuestas; si a ustedes se les ocurren otras, que no dudo serán mejores que las mías, les ruego me las hagan llegar, así ayudaremos todos a la casta política  que como saben, está pasando por el trance de la campaña electoral,  lo que supone una prueba muy difícil de  sobrellevar.

Sean generosos, nada es suficiente para que los pobres etarras se sientan cómodos y relajados tras su comunicado. Y lo lamento por las víctimas, de corazón créanme que lo siento, pero deberán tener presente que el interés individual está siempre subordinado al general. Que esta paz ha costado muchísimo (no lo sabemos bien todavía) y hay que mantenerla a toda costa, que con estas cosas no se juega...

¿Qué no están de acuerdo con lo que les solicito?, pues no saben lo que me alegro por ustedes y sobre todo por sus conciencias.


2 comentarios:

  1. A la casta política le entra prisa en perdonar a los etarras porque están bien asesorados por los jesuitas vascos (válgame Dios que grano en el culo le ha salido a la Iglesia) que son los que crearon ETA, o al menos salió de ese entorno la idea (no culpemos a todos, que un grano no hace molino).

    Urkullu propone? En los periódicos dicen "EXIGE". Claro que los periódicos, sobre todo los que no están de acuerdo, "exagerán". Y me pregunto yo:¿Habrá pelado sus rodillas el Urkullu mirando los bajos de su coche, o habrá dormido tranquilo todas las noches porque sabe que no está en el bombo? Puede ser lo primero, puede que lo segundo. Si es lo primero es que se habrá cansado de gastar dinero en Betadine para las rozaduras y quiere respirar a gusto al mismo tiempo que aligera el gasto en farmacia, que ya sabemos que con esta crisis hasta en eso hay que ahorrar.

    Respecto a Durán, ese puede darle a la lengua a placer, que eso del "placer" dicen le va mucho, y es muy normal que hable como hable. No hay que olvidar que los catalanes se bajaron los calzones ante ETA y sería de mal nacidos no ser agradecidos. Que la vaselina está muy cara y como catalanes que son, ya sabe, la pela es la pela.

    A los etarras que los siente a la mesa esta Navidad su querida madre (no digo la palabra que me viene a la mente por eso de no perder la educación y resultar grosera), y aquellos que la celebren en la cárcel no tienen problemas. Seguro que van a tener en su mesa los manjares de los que carecerán muchos de los españoles que se encuentran en el paro, y que para más inri irán a cargo del pueblo al que han estado matando y aterrorizando.

    Mire usted, sr. Rives, soy asturiana y jamás se me ha ocurrido acudir para admirar o aplaudir a los galardonados con el premio Príncipe de Asturias, pero una cosa si le aseguro, si eso llega a ocurrir me planto en primera fila para poder llamarles a gusto de todo... menos hermosos. Que avisen con tiempo para dejar que los huevos se pudran bien y estrellarlos contra ellos, total, un poco más de podedumbre encima no la notarán, pero yo me quedaré a gusto.

    ResponderEliminar
  2. Hasta el mismo Otegui ya lo ha dicho desde la cárcel, que de disolución, nada de nada. Al contrario, pedirán cada vez más o volverán a matar. No se puede negociar con terroristas.

    ResponderEliminar