domingo, 2 de octubre de 2011

Todo se pega menos la hermosura

Los tres "tenores" , desafinaron bastante


Debe ser cierto lo que sostiene la frase del título, desde siempre se ha tenido a Rubalcaba por un hombre peligroso, un extraordinario manipulador, muy capaz para la mentira y  muy, pero que muy inteligente. Será que se ha contagiado de Zapatero y su alegre panda de inanes ministros, porque lleva unos días que en vez de hacer propuestas o promesas electorales rigurosas y creíbles, está metido de hoz y coz en el estadio de las “ocurrencias”.

No pasa un día sin que Rubalcaba explique lo que piensa hacer si los ciudadanos le dan su confianza, para que a las pocas horas el gabinete de prensa de su propia organización se vea obligado a “matizar” la propuesta, cuando no tiene que rectificarla directamente. No es que esto no pasara antes, todo recordaremos cuando Rubalcaba, que a pesar de tener un patrimonio muy apreciable le ha dado por meterse con la banca, anunció que en cuantito se sentara en la Moncloa les iba a meter un impuesto especial a los plutócratas de la banca que les iba a encender el pelo, que a él no le ganaba nadie a izquierdista radical y reivindicativo y que la pasta que les sacara, la iba a emplear para crear puestos de trabajo para 300.000 jóvenes.

Bueno pues la declaración que fue acogida con un helado silencio, duró lo que duran estas cosas. A la primera llamada que se recibió en Moncloa, la propuesta quedó convenientemente dulcificada y se aclaró, que tampoco había que ponerse así, que parece mentira que poco sentido del humor tienen estos banqueros, que estaba bien claro que el impuesto se pondría en marcha cuando la banca estuviera totalmente “reestructurada”. Para entendernos, el celebérrimo impuesto sobre los beneficios de la banca, se pondrá en marcha el día del Juicio Final, pero por la tarde, que ya saben ustedes que el Sr. Botín no quiere oír hablar de impuestos por la mañanita temprano y para estas cosas es muy suyo. Pero que se vayan preparando porque ya les llegará la hora.

Un “donde dije digo, digo Diego” majestuoso, mayestático, imponente y como es lógico un ridículo descomunal, con un “a sus órdenes” que los retrata perfectamente. Eso era cuando las cosas pintaban mal, ahora que ya casi, ni siquiera pintan, a Rubalcaba a semejanza de ZP, le ha dado por las “ocurrencias”  Lo de la banca fue un intento de “machada” y ahí quedó eso y los retrató como lo que son, fieles y cercanos amigos del poder financiero.

Y ya metidos en lo de las ocurrencias, proponía nuestro dilecto e inefable Alfredo, eso sí en un ámbito maravillosos, nada menos que  en la Comisión de calidad democrática de la Ponencia Política del PSOE, que no me digan que no es un nombre requetechulo para definir a un grupo de socialistas que no saben muy bien que hacer y que se preguntan cuál puede haber sido su pecado para ser elegidos para una misión imposible: La calidad democrática, en un partido que acaba de ver como se elegía a dedo a su candidato y éste, en plan napoleónico, se “ auto coronaba” líder del partido y al Secretario general, al aparato socialista y a su militancia que los vayan peinando, que ya me dirán ustedes de que calidad democrática van a debatir.

Bien, decía que en tan solemne marco Rubalcaba presentó su idea, una reforma de la Ley Electoral para que las candidaturas al Congreso presentaran listas desbloqueadas, siguiendo el modelo alemán. Es decir el ciudadano puede escoger sus preferidos pero en una lista que presenta el partido correspondiente, lo que se conoce como modelo preferencial. Pero para cualquiera que tenga memoria, lo que presentaba Alfredo es copia fiel de lo que propuso no hace tanto tiempo Esperanza Aguirre y cuando la del PP lo presentó, los socialistas se pusieron cual panteras hidrófobas. Qué además del plagio tendrá que justificar su cambio de actitud, que lo de Esperanza fue hace cuatro días con pasado mañana, para ser un poco más preciso en junio del presente año.

Pero aquí no acaba la cosa que, puestos a colocar “ocurrencias” a presión Rubalcaba es el mejor, dejo la frase para que la coreen los zurdos o hagan una pancarta y no les voy a cobrar derecho alguno, que están tan mal, electoralmente hablando,  que mueven a compasión. Metido en harina RB  ya en la Conferencia del PSOE, que se celebraba bajo la llamativa frase “Ideas de Verdad”, supongo que la frasecita no es otra cosa que el reconocimiento palmario de que hasta la fecha no le han dicho la verdad ni al médico. Decía, que al candidato se le ocurrió descolgarse con la siguiente propuesta que recogía así la nota de prensa del gabinete del PSOE: "Si es presidente, Rubalcaba eliminará las exenciones que, actualmente, obtienen las empresas por asegurar a sus trabajadores en la sanidad privada". Igualito que con la bravata sobre el impuesto de la banca: Declaración gratuita, consiguiente reacción y cambio de contenido.

El PSOE rectificó y su jefe de prensa advertía que la medida “no afecta a las empresas sino a las aseguradoras que reciben las actuales desgravaciones fiscales”, otro “donde dije digo, digo Diego, y van ya no sé cuántos. Pero no se retiren  que todavía hay más, se ve que lo de la Conferencia Política dio para mucho, en ella Alfredo había asegurado que si era presidente obligaría por ley a las grandes empresas a aumentar el número de mujeres en los consejos de administración hasta conseguir la paridad. Segunda propuesta y segunda rectificación, los servicios de prensa del PSOE que desde luego ese día se ganaron el sueldo, rectificaban lo dicho por el candidato y manifestaban que la propuesta "no hay que tomársela al pie de la letra", que había que estudiarla. De hecho la medida ya está recogida en la Ley sobre la Paridad, así que de nueva propuesta, nada de nada.

Bueno pues hasta aquí llegan las “ideas de verdad” de Rubalcaba, ¡cómo serán las que no tengan esta categoría!. Mal, muy mal les van las cosas, no hay ideas, no hay propuestas creíbles en el discurso del candidato. Una falta de expectativas tan brutal, puede llevarle a adoptar medidas “extraordinarias”  todos sabemos del mal perder que tienen los socialistas y en este embate se juegan la supervivencia política. Eso los torna en potencialmente peligrosos.

Pero hoy es domingo, quedémonos simplemente en lo de cuán cierto es eso de que todo se pega menos la hermosura…


No hay comentarios:

Publicar un comentario