martes, 2 de agosto de 2016

El cuento de nunca acabar

Sólo sabe decir ¡no, es no!

Estoy empezando a pensar seriamente que esto que está sucediendo ante nuestras narices, sin que nadie reaccione de manera eficaz, nos lo hemos estado ganando a pulso durante mucho tiempo. Lo que estamos viviendo debiera resultarnos inadmisible, pero esta sociedad se queja, se indigna…con la boca chica y los líderes políticos siguen burlándose de todos nosotros, con una tranquilidad que sólo puede significar que están convencidos que no habrá reacción, cuentan con que somos una punta de mansos que no merecemos el menor respeto.

Si digo verdad soy de mecha corta, en esta vida topo a veces con problemas, que dejan a las claras que tengo menos correa que un reloj de pared, pero en lo de la política, dejando de lado la “mala milk” que viene de mi natura, acostumbro a tomarme las cosas con calma, porque me consta que los políticos en general merecen muy poco respeto. Consiguen preocuparme en muchas ocasiones, pero no logran sacarme de mis casillas.

Hoy sin embargo lo han conseguido, ha sido leer las declaraciones de los de Ferraz y las chorraditas de Rivera y la tensión arterial me tiene que haber subido como poco a 32 de máxima. Sé que todos tenemos problemas, puedo comprender que los partidos busquen la manera de beneficiarse de la situación, pero lo de hoy me ha parecido una burla sangrienta, porque estos tipejos salen a los medios, se colocan ante la cámara mostrando su perfil bueno, impostan la voz, nos largan lo que les viene en gana y la gente ha llegado a un grado tal de estolidez que nos están orinando y la gente comenta que hay que ver lo lluvioso que está resultando este verano.

Dicen de siempre, bueno desde que la cultura anglosajona comenzó su labor de zapa, que el desayuno es la comida más importante del día y a mí la primera lectura me cogió sin haber desayunado, pero la segunda la hice, desayunado a conciencia, la leí con prevención  y con el rollo del glucógeno, los carbohidratos con su poquito de fibra, las proteínas, los lácteos, las grasas buenas y la madre que los parió cumplimentado; pero desayunado y todo, me cogí un rebote que si me ve Sergio  Scariolo, esto que les estoy escribiendo, lo estaría haciendo camino a Río, reforzando el juego interior de nuestra selección de baloncesto.

Lo primero que leí fueron las declaraciones de Ferraz, Sánchez rechazará los 125 puntos que Rajoy le presentará, "Lo natural es votar en contra" dicen y se quedan tan tranquilos. Se niegan siquiera a considerar lo ofrecido, que son puntos aceptables por el PSOE, porque el PP después de darle un repaso a aquel maravillo pacto que firmaron Rivera y Sánchez, ante el entusiasmo desatado de las masas naranjitas y socialistas, extrajo esos 125 puntos de aquel texto maravilloso y por tanto debieran ser perfectamente admisibles.

Pues no señor, el acuerdo que iba a ser el bálsamo de Fierabrás para los problemas de España, si iba con las firmas de los Zipi y Zape de la política española si lo presenta el PP, no funciona. En Ferraz siguen instalados en resolver “su” problema, en lugar de buscar solución al de todos.

Después llegó Rivera, que a este le dejan hablar y dijo: “La reunión (la de Rajoy y Sánchez) es importantísima porque si el PSOE se abstiene, habrá Gobierno”, pero advirtió que “Si el PSOE no atiende a lo que dice Felipe González, por ejemplo, habrá bloqueo y eso nos llevará a terceras elecciones”. Así que ya sabemos todos que si hay elecciones, la culpa, según Rivera, será del PSOE, pero preguntado para que hablara sobre su reunión con Rajoy, en lugar de dar una conferencia sobre la de Sánchez, explicó que ellos no tienen problema, que no van a cambiar el sentido de su voto, así que sigue instalado el  no en la primera votación y en la abstención técnica en la segunda, que cree le justificará si llegan esas terceras elecciones.

Esto hiede, el líder del PSOE y el de C,s, acuden a la cita con Mariano Rajoy al que D. Felipe VI ha encargado que intente formar gobierno y van a ir por cubrir el expediente, pero sin la menor intención de negociar nada de nada. Todo está resuelto, el bloqueo sigue, no hay la menor intención de buscar una salida a esta situación.

Sólo he escuchado a un político hablar con sentido común desde la noche del 20D. Fue Javier Nart, es mi amigo desde nuestra lejana adolescencia, pero en esto nada tiene que ver la amistad que le profeso. Dijo Nart la noche de las elecciones, cuando le hablaban de los pactos: No es el momento de hacer lo que necesiten los partidos, es el momento de hacer lo que necesitan los ciudadanos. El PP ha ganado y hay que dejarle formar gobierno.

Sentido común en estado puro, lo que garantiza que Javier no hará carrera en política, aunque me imagino que le importa una higa ¡Qué escándalo! un político hablando con sentido común y preocupado por el interés general. ¡¡Hasta dónde vamos a llegar!! 

3 comentarios:

  1. A mi, el hablar de "las negociaciones y los no pactos" me producen ya abulia, hastío y melancolía. Parecen los muñecos del guiñol que repiten siempre el mismo papel y que,  cuando concluye, se reiniciase de nuevo, una y otra vez, sin solución de continuidad. Cabría agradecer a Ribera, que se preocupa de amenizarnos y unos días dice una cosa y otros la contraria.

    Al releer el episodio del alcalde de Celebici, no se aprecia que el autor sea "de correa corta". No soy taurino pero me parece "una buena faena": citar al morlaco, tantear, terciarlo y al final, la fiera comiendo de la mano del maestro, que demostró como se utiliza una fuerza para acompañar a la persuasión. Aquí por lo menos, el 'maestro' demostró tener la correa suficiente para "engordar el ego" del cacique y conseguir que soltase el hueso que mordió, demasiado grande para su boca (y lo pagó).

    Por cierto, como información al margen, el Lejía Usero se crió en un pueblo de Barcelona (R.). Sus padres emigraron allí en los '70, procedentes de una provincia distante, de un pueblo (T.), situado en una encrucijada de varias regiones, una zona hermosa pero depauperada.

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes, cuando uno se juega la vida y sobre todo la de los que están a su cargo, resulta no diré sencillo, pero si claro, que hay que andarse con tiento en las negociaciones. Luego ya entra lo de saber jugar de farol y tocar los asuntos que puedan resultar eficientes. Pero sobre todo lo que funciona y hablo por mi mismo, es tener fe en que Dios protege de una manera especial a los tontos y por ahí yo sabía que iba sobradamente protegido.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, el Señor protegió a los 2 principales tontos, léase al cacique y al del sombrero...

    También protegió a los gallitos del puente y a los nuestros, carentes, como tantas veces, de material idóneo y capacidad ofensiva.
    Es verdad que se requiere combinar varios elementos para poder cumplir la misión ordenada, pero ésta era en verdad complicada, pero lo cuentas con una naturalidad que hace pensar que se hubiese ideado y ensayado previamente. Y sin pegar un tiro ni dar que hablar a los "profesionales del pacifismo".

    Éso es tener muuuucha correa. ¡Chapeau!

    Un saludo a quienes lo leann

    ResponderEliminar