jueves, 18 de agosto de 2016

¿Presupuestos prorrogados? ¿Multa UE?: ¡No, es no!

Pedro Sánchez de vacaciones, disfrutando...
Ayer se reunió el Comité Ejecutivo Nacional del PP y decidió, como todos esperábamos, dar luz verde a Mariano Rajoy para que negocie con Ciudadanos. Rajoy afirmó que empezará a negociar  "un acuerdo de investidura sobre Presupuestos, techos de gasto y políticas de estabilidad"; pero insistió en un asunto que trae de los nervios al PSOE y a los naranjitos: "Lo importante no es la fecha del debate sino la fecha del Gobierno. Ciudadanos se ha movido, pero el PSOE parece preferir que se repitan las elecciones”, añadiendo “voy a estar a la altura, pero el PP no es el único que tiene esa responsabilidad. Y el partido socialista no ha dado ningún paso para que esa investidura pueda salir adelante".

Así que las cosas claras desde el principio, al menos para el PSOE, al que parece que no alcance la responsabilidad que tiene con la gobernabilidad de España. Si el PSOE no puede gobernar, como es el caso, debe facilitar la creación de un gobierno a quien ganó las elecciones, que no lo digo yo, lo dicen primeros espadas socialistas.

En el PP, están trabajando en un asunto muy importante, la creación de un “Plan B” por si el 15 de octubre - fecha límite para que el  Gobierno entregue a las autoridades europeas el plan presupuestario que permita alcanzar las metas fijadas por la UE para el ejercicio 2017 - no hubiera habido tiempo para aprobarlo, a cuenta del feroz bloqueo del PSOE.

Para que todo sea más complicado, al "no"de Ferraz hay que sumar la negativa de Ciudadanos de aprobar los presupuestos del 2017 antes de que exista un gobierno, de ahí el mensaje que Génova ha mandado a Rivera: Si no hay gobierno, las cuentas del Estado (los presupuestos) se prorrogan de manera automática, pero no admiten modificación alguna. Si eso fuera así, no podríamos  cumplir con los compromisos que tenemos con la UE y las consecuencias para la economía serían terribles.

Mariano Rajoy ha trasladado el problema a Albert Rivera y de paso le ha ofrecido la solución. Parece que es posible, cumplir con la Constitución y prorrogar los presupuestos con los ajustes de 15.000 millones que son necesarios. En Génova afirman que tienen informes jurídicos que nos permitirían evitar la multa  de 6.100 millones que nos impondría la UE y que pende sobre nuestras cabezas como la espada de Damocles.

Los populares pretenden que desde Ciudadanos se acepte que en el Decreto Ley que el gobierno emite cuando se prorrogan los Presupuestos  - un decreto que no prorroga las cuentas del Estado, porque eso se realiza de manera automática, pero que imparte  normas complementarias hasta la entrada en vigor de las nuevas cuentas - se añadieran en esos preceptos complementarios, las medidas que nos permitirían cumplir con los compromisos adquiridos con Bruselas, dentro de  las  fechas acordadas.

Es de suponer que esa posibilidad haya sido discutida ya por los equipos económicos de ambos partidos, que llevan tiempo negociando. Así que nos enfrentamos a una situación muy difícil, en Europa se hacen cruces ante lo que están viendo, pero hay solución, si hubiera voluntad.

Mientras tanto el PSOE presenta de los autores de “Rajoy es un vago que sólo lee el Marca y fuma puros”, una brillantísima obra de Producciones Ferraz que lleva por título “De Mojácar vengo morenito, para volver a explicar que no, es no”, con Pedro Sánchez en el papel protagónico, acompañado por Antonio Hernando, César Luena y Óscar López , en los papeles secundarios.

Son dos maneras de hacer política, por un lado se buscan soluciones a una situación desesperada y sobre todo irracional y de la otra parte, el líder del PSOE abandona un ratito las playas de Mojácar y en la misma fecha que se reúne el Comité Nacional del PP, se reúne con cuatro colegas y su gente de confianza - La Comisión Permanente del partido y de la dirección del Grupo Socialista - para volver a decir una vez más: No, es no. 

La reiteración es tan contumaz, tan exagerada, tan reiterada, tan insistente, que parece denota un problema mucho más patológico, que político.

Qué le vamos a hacer, por lo visto no dan más de sí.

2 comentarios: