jueves, 4 de agosto de 2016

¿Una de cal y otra de arena?


Esto de escribir en un blog tiene sus inconvenientes, pero también ofrece ventajas. Además del desahogo personal que supone escribir lo que uno piensa, lo de darle a la tecla permite enterarse de algunas cosas, que de no escribir todos los días en el blog, quedarían lejos de mi particular conocimiento.

Es lo que sucede con la frase que titula el presente escrito, la habré usado en infinidad de ocasiones pensando equivocadamente que la frase nos presentaba algo bueno y en contraposición algo malo. Hoy a cuenta del título, me picó la curiosidad, tenía siempre la duda de cuál de las dos, la cal o la arena, era la mala y decidí informarme. La Real Academia Española nos dice que la frase se utiliza para expresar la "alternancia de cosas diversas o contrarias para contemporizar" y no necesariamente tiene por qué tratarse de algo bueno o algo malo.

Así que tras descubrir que había utilizado toda mi vida una frase en un sentido equivocado, decidí dejarla en el lugar que ocupa, porque su significado verdadero se acomodaba perfectamente  a nuestra penosa actualidad. Hoy tras la reunión de Mariano Rajoy y Albert Rivera, parece que se abre un resquicio a la esperanza y al sentido común, no es que el resultado de la reunión sea para tirar cohetes, pero alguien la resumía diciendo "Es un primer paso, la investidura es posible", lo que tras la coz que ayer nos propinó a todos Pedro Sánchez, representa un cambio positivo.

Ojo porque en realidad poco o nada se ha hablado o acordado sobre la investidura, lo decía el propio Rajoy en sus declaraciones posteriores a la reunión “Hemos dado el primer paso y como todo el mundo sabe toda larga caminata empieza con un primer paso”. Albert Rivera y Rajoy han acordado empezar a negociar, entre otros asuntos, el techo de gasto del próximo año, la reducción del déficit y los Presupuestos de 2017, cuestiones que deben estar resueltos antes de ir a la Investidura, porque Mariano Rajoy ya lo advirtió, se necesitan una serie de acuerdos previos y un compromiso de lealtad institucional antes de que se proceda al debate de investidura.

El presidente en funciones ha dejado muy claro lo que espera del PSOE y de C,s, de cara a la formación de un gobierno. Para conseguir romper el bloqueo y que se produzca la investidura es necesaria la abstención del PSOE y  ese compromiso de lealtad institucional que se plasmaría en los acuerdos sobre el objetivo de estabilidad presupuestaria, techo de gasto, medidas para la nueva reducción del déficit y Presupuestos generales del Estado, además de un pacto de las formaciones constitucionalistas para hacer frente al desafío del secesionismo catalán, eso en lo que hace referencia a la investidura y el papel que espera de los de Ferraz. Para gobernar Rajoy entiende que resulta imprescindible la “aportación”, signifique eso lo que signifique, de Rivera.

Las cosas, para qué engañarnos, están muy difíciles, quizás este comienzo de acuerdo sobre asuntos que no tienen que ver con la investidura en sí, consiga que los socialistas se muevan. Si eso fuera así, muy probablemente Ciudadanos aceptaría, aunque lo hiciera torciendo el gesto, convertirse en aliado del PP de cara a formar gobierno.

Algo se ha avanzado y como ha dicho hoy Rajoy y hace muchos años Mao Tse Tung, toda marcha, por larga que sea, comienza con un primer paso. Es cierto y resulta muy positivo y esperanzador que el PP encuentre por fin a alguien dispuesto a negociar algo con ellos, pero además de esa voluntad, resulta imperativo que Pedro Sánchez dé su brazo a torcer y conseguir eso amigos míos entra en la categoría de los trabajos de Hércules. Aunque pudiera ser que los 6100 millones de multa con los que nos amenaza la UE, si no somos capaces de pactar el techo de gasto y los presupuestos para el 2017 antes del 23 de septiembre, le hagan reflexionar.

Conviene no olvidar que esa cifra resulta de la suma de la multa en sí (5.000 millones) y de la congelación de fondos estructurales de la UE (1.100 millones) y lo que son las cosas la mayoría de esos fondos deberían ir a parar a Andalucía. Imaginen el golpe que  recibiría la Junta si esos fondos que esperan como el agua de mayo, quedaran congelados porque Sánchez se negara a negociar, en Ferraz podría armarse la mundial.

Ya se sabe que con las cosas de comer no se juega y además como bien dijo D. Francisco “Poderoso caballero es don Dinero” por lo que entiendo que, aunque me cuesta muchísimo trabajo imaginarlo, igual D. Pedro ve la luz y se pone a tiro.

Así que tendremos que esperar un poco más. Mientras seguiremos preguntándonos si lo de hoy ha sido una de cal y otra de arena o más de lo mismo, pero mejor explicado.

2 comentarios:

  1. Me parece muy bien su opinión, la respeto como no podía ser de otra manera, pero no la comparto en absoluto y en pocas palabras intento aclararlo. El Sr. Rajoy y el PP se han paso 4 años sin querer, ni siquiera saludar al resto de la oposición y, lógicamente quien siembra vientos recoge tempestades, por otro lado es a él a quien el Jefe del Estado le ha encargado formar Gobierno, lleva 8 meses sin moverse y pretende que le den los votos simplemente por "el bien de España", ¿que bien? el de que todos los empleos generados por minutos, horas y máximo días sean de camareros o por haber sobrepasado la deuda externa el importe del PIB, o por amenazar con que si no le apoyan caerán sobre el pueblo las mayores desgracias, señores si yo fuera político no le apoyaría aunque desapareciera. Ah, y el Sr. Rivera hace lo que le mandan los que han pagado su campaña, no es lo que él quiere.

    ResponderEliminar
  2. A decir verdad, sr. Moreno, y compartiendo parcial y respetuosamente alguna de las cosas que sobre Rajoy dice, hay que  reconocer que la oposición que ha tenido tampoco mereció mucho más. Nunca les vino bien ninguna propuesta ni quisieron colaborar en nada. Reiteraban en citar 'los recortes' olvidando quien produjo la quiebra en puertas de una crisis.  Ni Ley de Educación ni Ref. Código Penal cuando el yihadismo incipía... hasta el más reciente y esclarecedor  "noesnoyquepartedelnonoentienden", que debería ser grabado en el Parlamento como fehaciente ejemplo del concepto 'parlamentar' que algunos aportan.
    Sobre lo de Rivera podríamos estar más cerca, aunque con alguna salvedad. Lo cierto es que, si su financiación no fuese tan resolutiva, quizá ahora no estaríamos sin poder conformar un gobierno.
    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar