sábado, 11 de junio de 2011

¡Es la economía estúpidos!

James Carville el "inventor" de la frase que titula el presente post

Mientras las encuestas, estamos ya hablando de las generales, van bien para “unos” y fatal para “otros”, pero todos le prestan muchísimo tiempo y atención, mientras la cuestión de los pactos en las autonomías y ayuntamientos tiene a toda la casta política ocupada en cómo resolver el asunto que les garantice cuatro años de tranquilidad y buen pasar, mientras los “unos” se preocupan de que Rubalcaba se vea más como candidato que como Vicepresidente del gobierno de Zapatero y los “otros”, están a lo que están, empeñados en ir deteriorando las posibilidades que pueda tener nuestro nuevo amigo Alfredo…

Mientras los sindicatos, perdón. Mientras CC.OO y UGT que son dos sindicatos, pero no los únicos, digo que mientras Méndez y el otro andan echándole a los empresarios la culpa del fiasco de las conversaciones entre los “agentes sociales” y los de la CEOE dicen lo mismo pero al revés de los sindicalistas…

Mientras el Gobierno anda pasteleando y presenta un decreto sobre la dichosa reforma laboral, que modificará por ley más adelante, cuando cuente con los apoyos necesarios y unos amenazan con su apoyo, mientras otros advierten que no apoyarán la iniciativa del gobierno, aunque se entienda claramente que la negativa expresada no es más que una advertencia para que se sepa que este apoyo será mediante precio o recompensa o no será...

Mientras la ministra de Defensa se preocupa de la “guerra” de Libia y pide al Congreso de los Diputados una prórroga “sine die”; cheque en blanco se llama la figura, hasta que se alcancen los “objetivos”, que por cierto nadie sabe exactamente en qué consisten, pero eso no será óbice, obstáculo, dificultad o impedimento para que se vote favorablemente; mientras la de Exteriores, le acaba de hacer un favor a Gadafi, de esos que entran en la columna de intangibles, al alinearse de hoz y coz con los rebeldes y reconocerlos como representantes legítimos de Libia, que teniendo en cuenta el gafe colectivo de este gobierno, seguro que con su apoyo a los rebeldes, la Trini, acaba de dotar de un arma secreta al tirano libio…

Mientras un señor que tenemos los españoles para que se ocupe, parece ser, de los Asuntos Europeos y que se lleva una pasta gansa porque cobra por ser Secretario de Estado, en vez de defender los intereses de los agricultores españoles, se alinea con Alemania y advierte que no piensa adoptar medidas legales contra el gobierno alemán, que debe ser que la Merkel tiene muy malas pulgas y mucha mano con los “mercados” y no tiene el cuerpo para músicas y menos españolas. O quizás será que el Secretario de Estado de Asuntos Europeos del Gobierno del Reino de España no está para hablar de pepinos con nadie, que eso es una ordinariez y que seguro que debe haber en nuestra administración cientos de funcionarios, de esos de “trapillo” para tratar temas tan deleznables…

Mientras los “otros” de la tribu del PP con la compañía de los “otros” de la horda del PNV se descuelgan ahora, presentando una enmienda al proyecto de ley de reforma del sistema de pensiones con la que pretenden que la edad legal de jubilación quede en 65 años. Y torpedean alegremente uno de los pocos acuerdos que parecían firmes, mientras demagógicamente, se tapan explicando que la ampliación de los dos años hasta los 67 sería voluntaria cuando lo que pretenden en realidad, es liquidar una de las pocas cuestiones de las que nos había impuesto Europa y que todo el mundo había aceptado…

Mientras si son los Mossos los que brean a palos a los indignados con los que les toca lidiar, y me van a perdonar la manera de señalar, todos, “unos” y “otros” salen a los medios calificando la acción como más propia de los “viejos tiempos”, mientras en tono mayor nos explican que esto es un escándalo y que parece mentira lo de la brutalidad policial que para esto no he luchado yo por la democracia compañero. Pero miren ustedes lo que son las cosas, si los que reparten estopa son los de la Policía Nacional y actúan reglamentariamente o no, que para eso están los jueces, los “unos” defienden la actuación policial y ya no se acuerdan de lo que decían hace unos días sobre cosa muy parecida, por no decir igual, mientras que los “otros” siguen instalados en el mismo discurso, pero con más brío que ahora los de la porra son hijos de Rubalcaba y hay que darles a ellos y a su jefe hasta en el cielo de la boca con razón o sin ella, que eso en política es un detalle sin importancia…

Mientras pasa todo esto y todos, los “unos” y los “otros” están a lo suyo, la economía asoma su patita por debajo de la puerta y lamentablemente las noticias son para echarse a temblar. Resulta que pese a los buenos números ofrecidos, el frenazo del paro, pese al experimento de la aplicación de la esperanza a la teoría económica, que me parece que por ahí va la ministra de Economía, resulta que los datos oficiales muestran un nuevo desplome de la economía tras cuatro años de inmisericorde crisis, que combinada con una subida de tipos del BCE, que Trichet tiene preparada para el próximo mes de julio, nos van a arreglar el cuerpo, cosa fina...

Y como los responsables políticos, los “unos” y los otros están a lo suyo, no queda otra que gritar alto y claro que el problema de todo lo que nos sucede pasa por lo económico. Parafraseando a James Carville, inventor de la frase para la campaña de Clinton, el del puro, no confundir con Hillary, alguien debería pensar que el problema y la solución de casi todo pasa por lo económico y su aplicación al terreno de lo laboral y aplicarse a la tarea.

Por tanto yo desde aquí humilde pero convencidamente digo, a quién pueda interesar de esa panda de irresponsables ¡Es la economía estúpidos!





















1 comentario:

  1. Como auténticos magos (de magia) saben realizar sus trucos desviando la atención de los espectadores para dar mayor realce a sus números de circo, es por otra parte lógico que los espectadores estén a lo suyo es decir a quedar ilusionados por su arte, sin que nadie les diga ¡Es la economía estúpidos!

    ResponderEliminar