domingo, 26 de junio de 2011

Las ratas abandonan el barco… pero “montaditas en el dólar”

¡El último qué apague la luz!

Debo confesar que no termina de gustarme el título del presente post y alguno pensará ¡pues vaya problema! lo cambia y aquí paz y más allá gloria celestial. Me explicaré, nunca he estado de acuerdo con lo del antropomorfismo por el que adjudicamos a los animales características propias de los humanos, ni tampoco me parece adecuada esa manía que tenemos de juzgar las acciones de los animales de acuerdo con el paradigma ético de los humanos.

Pero en esta ocasión me muevo entre lo que les acabo de explicar y la necesidad de confeccionar un título que llame medianamente la atención. Sin embargo vaya por delante mi convencimiento de que si las ratas son las primeras en abandonar el barco que naufraga, se debe exclusivamente a que dado que viven y se reproducen en las bodegas, son las primeras que corren el riesgo de morir ahogadas, cuando una vía de agua inunda su hábitat. Nada que ver con la cobardía y la insolidaridad, como nos empeñamos en adjudicarles y, para muestra vale un botón, ahí está el título de marras, por el que entono mi correspondiente mea culpa.

Pero las frases hechas, los lugares comunes, ahorran un trabajo importante. Las sueltas y todo el mundo entiende lo que quieres decir. Así que convendrán conmigo que es muy cierto eso de que las ratas están empezando a abandonar el barco zapateril, comenzando por los más “importantes”. Cumplen con una vieja tradición socialista, el que crea que es un invento mío y sea de los de la memoria histórica, nada más tiene que repasar la actuación de los comités de selección de los refugiados republicanos en Francia en 1939 y 40 para saber de qué les hablo.

Bueno pues así están las cosas, Bernardino León, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, Bibiana Aído, Aurelio Martínez, Carlos Ocaña, Bernardo Lorenzo, Alberto Lafuente, entre otros muchos, han iniciado ese abandono. Aunque yo señalaría como precursora del fenómeno a María Teresa Fernández de la Vega, con su aterrizaje en el Consejo de Estado acompañada por seis de los suyos que también cobran de las arcas del Consejo, como condición necesaria que asegurara su silencio y conformidad, tras su salida del Consejo de Ministros; nada más y nada menos que 140.000 euros anuales se embolsa la “Vice” de nuestros impuestos.

Aunque que para que se sienta acompañada además de bien pagada ese mismo camino ha seguido Rodríguez Ibarra, que tras el escándalo de los 2 millones de euros que ha costado en tres años su "consejo" a los extremeños y saltar el enjuague por los aires con el consiguiente escándalo,  ahí está en el Consejo de Estado, que como Dios no lo remedie, a este paso va a terminar por parecer una reunión de la Federal del PSOE.

Mientras, Bernardino de León, el “chico para todo” de ZP ha sido nombrado como enviado especial de la Unión Europea para el Mediterráneo Sur y si creen ustedes que eso no nos costará dinero, les recordaré que los favores se pagan y con los de la UE más y con intereses; sobre todo si como es el caso el nombramiento se ha llevado a cabo con la oposición de algunos Estados, como Francia o Reino Unido.

Y a Bibiana Aído la hemos colocado como asesora en la ONU, en una operación que me recuerda inevitablemente a la “negra” que le metieron a los merengues con el fichaje de Kaka, en serio ¿sobre qué va a aconsejar nuestra Aído a los de la ONU?, una respuesta que parece difícil, ésta es una cuestión que supone un misterio difícil de resolver.

Mientras nuestro amigo Moratinos allá que va, catapultado por Zapatero, a ser Director General de la FAO, la organización contra el hambre mundial. Lo que pueda hacer nuestro orondo Moratinos por el hambre en el mundo, da escalofríos. Sobre todo si tenemos en cuenta la capacidad demostrada al frente del ministerio de Asuntos Exteriores, en el que fue relevado por una amateur como Trinidad Jiménez que hay que decirlo porque es cierto, no ha empeorado la labor del viejo “desatinos”.

Estos son los casos de los que ya sabían que no se “contaba” con ellos, ahora y tal cómo evoluciona el panorama, habrá que ir “colocando” a Sebastián, Blanco, Conde Pumpido que suena para el Constitucional y un largo etcétera de gente de la jet set socialista que intuyen o saben que no están en el pensamiento de Rubalcaba. Añadan lo que se hizo o se está haciendo en las CCAA, Ayuntamientos y Diputaciones perdidas por el socialismo y verán que no estamos hablando de cuestiones menores. Muy caro nos está saliendo, y más que nos va a salir, la “recolocación” de los socialistas salientes.

Y si una cosa hay que llame la atención en este asunto, es la decidida, la numantina, diría yo, resistencia que ofrecen estos socialistas de salón a volver a su trabajo anterior, que muchos lo tienen y nada despreciables. Pero eso de trabajar y vivir de un sueldo de profesor universitario, fiscal o juez, parece que es poco para estos ilustres detentadores del privilegio y la prebenda.

Así que comprenderán que a pesar del título, nada tiene que ver la conducta de los amiguetes de ZP, con la de las ratas que se limitan a intentar sobrevivir. No es el caso de estos “servidores públicos” que teniendo una profesión, muy bien pagada por cierto, siguen empeñados en vivir a lo grande del presupuesto sin el menor rubor. Así que estaremos de acuerdo que estos chanchullos están, desde el punto de vista ético, muy por debajo de la conducta de los roedores tan denostada por la tradición.

Por tanto me van a permitir que cierre, este post, de manera distinta a la de su comienzo: Algunos dirigentes socialistas abandonan el barco, pero eso sí, montaditos en el dólar.





No hay comentarios:

Publicar un comentario