jueves, 9 de diciembre de 2010

Control para la Educación

Hace unos días se ha publicado el informe Pisa (Programme for International Student Assessment) correspondiente al año 2009. Nihil novum sub solem que diría un clásico, no hay sorpresas: En Canarias nuestros jóvenes, o por mejor decir la educación de nuestros jóvenes sigue a la cola de la cola de acuerdo con las cifras de este informe internacional.

Tenemos que considerar que aún cuando andan por ahí algunos responsables nacionales y autonómicos quitando importancia a las cifras obtenidas, éstas son de estremecimiento. Lo primero que se puede deducir de su lectura es que existen dos Españas si nos referimos a la calidad educativa y eso es muy grave.

Frente a los 503 puntos obtenidos en competencia lectora por los alumnos de Madrid y Castilla y León, aquí en “las afortunadas”, obtenemos una media 435 puntos. A nadie se le puede ocultar la importancia fundamental que tiene la capacidad o la competencia lectora para poder aprender, aprehender diría yo, por tanto habrá que convenir que nuestro jóvenes están en peor situación que los de otras autonomías.

Como estará la cosa que el Secretario de Estado de Educación se ha apresurado a manifestar que las diferencias entre autonomías no son significativas y que las familias pueden estar tranquilas porque sus hijos van a tener las mismas oportunidades sea cual sea la autonomía en la que estudien.

¡Cómo puede tener las mismas oportunidades un joven teniendo un 18,69% menos de capacidad de comprensión lectora! Si los estudiantes canarios tienen un déficit de casi un 20% en este punto, lo de la igualdad de oportunidades sólo se sostendrá si en el siguiente escalón educativo, FP o universidad, estas instituciones en Canarias claro está, mantienen un nivel bajo para que sus alumnos sean capaces de aprobar sus estudios.

Tras conocer los datos no podía faltar la voz del gobierno nacionalista que justifique lo injustificable, el Viceconsejero de Educación ¿por qué será que de estas cuestiones se ocupan siempre los de segundo escalón?, digo que el Viceconsejero nos explica que realmente el problema reside en que los que hemos leído los resultados del informe Pisa 2009, “no sabemos interpretarlos”.

Bien, aceptemos humildemente que somos unos zotes y que a pesar de haber estudiado bajo otros responsables, siendo por tanto capaces de leer y comprender lo leído con cierta soltura y habilidad, no debemos de estar a la altura de la sapiencia del D. Gonzalo Marrero de cuya boca hemos podido oír la llamada al orden.

Y nos cuenta que, el problema que les preocupa es la altísima tasa de repetidores, somos ¿lo adivinan?, los que sufrimos la tasa más alta de España y que claro así no se pueden hacer medias, porque hay una gran diferencia entre los primeros de la clase y los repetidores, diferencia que llega a los 200 puntos.

Y esa diferencia define perfectamente el fracaso de la Consejería de Educación que condena a la mayoría de nuestros jóvenes a ser peones no cualificados por el resto de sus vidas. Y habla del fenómeno como si fuera algo natural y que tuviera que ver con algo que nos es propio.

No creo que haya nadie que sostenga que los niños y jóvenes canarios son más o menos listos que los de otros lugares, entonces me pregunto yo, si los niños tienen una media de coeficiente intelectual normal, si su lengua materna es el castellano y si los profesores son eficientes ¿dónde está el fallo?.

Y el gobierno de CC nos explica en “alto politiqués” ,que es el idioma propio del político y que utiliza para que no se le entienda, decir una cosa y que signifique la contraria o sencillamente cuando nos intentan meter una bola descomunal, digo que dice el gobierno por la boca del Vice de marras que justo, miren ustedes por donde, justo en este curso se iniciará un proyecto de estimulación y mejora de las habilidades fundamentales de la lectura, de la escritura y cálculo en Educación Primaria.

¿Ahora?, en enero, suponía yo que los proyectos para el presente curso estarían cerrados allá por el mes de septiembre del pasado año, por lo que la declaración parece que persiga como única finalidad mostrar  preocupación, cubrirse las espaldas y no hacer nada de nada. Para redondear la intervención nos informó el Sr. Marrero que la “alfabetización tecnológica” del estudiante canario es avanzada, y que mantiene un nivel bueno en el uso de nuevas tecnologías.

Y yo pregunto, eso traducido del alto politiqués significa por ventura que los niños usan el móvil, se comunican por sms y son unos hachas en los juegos de ordenador o, por el contrario, eso no puntúa y el twitter y el facebook o lo que quiera usen los chavales no forman parte de su alfabetización tecnológica y aquí resulta que tenemos un semillero de gente que sabe más que nadie de la computación y del funcionamiento de las nuevas tecnologías.

Sí en cálculo estamos a la cola y en lectura y ciencias ídem del lienzo, me gustaría que nos explicara el Sr. Marrero, cuando tenga un momentito, como diablos son capaces los jóvenes canarios de alcanzar cotas avanzadas en su alfabetización tecnológica.

Así que ya saben estamos a la cola de la cola, pero tranquilos que el Viceconsejero de Educación del gobierno de Rivero ya nos ha explicado que, primero no sabemos interpretar las cifras, segundo la culpa es de los repetidores y tercero los niños están muy bien alfabetizados en nuevas tecnologías.

Mientras, el resto del gobierno hablando de competitividad, mercado laboral exigente y necesidad absoluta de formación. O los niños emigran a otros lugares o fiamos de lo que nos cuenta el Sr. Marrero. Pero que conste que si esto sigue así a los jóvenes de Canarias les espera un oscuro porvenir, salvo para aquellos que tengan un carnet de CC, que a lo peor por ahí va la fiesta.

Entonces todo solucionado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario