miércoles, 1 de diciembre de 2010

Decíamos ayer...

Me van a perdonar que vuelva a insistir sobre asuntos económicos que atañen a Canarias, pero la actualidad tampoco me deja otro camino Ayer comentábamos que CC estaba muy ocupada en darle una mano de barniz a sus deterioradas posibilidades electorales.

Mientras, el gobierno nacionalista de Paulino Rivero anda a lo suyo, que no es otra que intentar maquillar la realidad de las cosas que están bastante mal, pero claro si dice la Sra. Oramas que los votantes no les van a castigar por aprobar el recorte de pensiones por ejemplo, pues ellos encantados a pesar de que los nubarrones económicos siguen teniendo a la economía de Canarias en alerta roja.

Hoy el Consejero de Obras Públicas Juan Ramón Hernández, se ha descolgado pidiendo a decenas de empresas, sobre todo del ramo de la construcción, que no presenten certificaciones de obras en este mes y que en todo caso, y si no hay más remedio, las presenten en enero y manifiesta el Consejero que esta medida servirá para ahorrar 250 millones de euros y con ello cumplir los objetivos de reducción del déficit fijados por el Estado.

El Consejero falta a la verdad cuando habla de ahorro, esta medida lo único que pretende es traspasar unos pagos previstos en los presupuestos del 2010 a los del 2011 aunque no haya partida prevista para tales pagos en los presupuestos del próximo ejercicio.

Suspensión de pagos temporal y solicitud del ejecutivo canario de aceptación forzosa por parte de las empresas. Esto son lentejas si las quieres las comes y si no…, que además cobrarían en vez del presente mes en el mejor de los casos en el mes de abril o mayo.

Se hace difícil de creer que el gobierno pretenda que unos empresarios ya bastante maltratados por la falta de actividad en sus negocios y sobre todo por la falta de crédito bancario sean los que financien al gobierno de la comunidad. Dicen los portavoces de los empresarios y no les falta la razón que el retraso del cobro de las certificaciones que se adeudan pone en riesgo la viabilidad de las empresas acreedoras que además no habían sido advertidas de lo que podía pasar.

El Consejero de Hacienda, Jorge Rodríguez, se ha apresurado a garantizar que el Gobierno va a cumplir los compromisos adquiridos y las obligaciones de gasto, me da la impresión que la garantía ofrecida por Jorge Rodríguez en todo caso habrá puesto a los empresarios auténticamente de los nervios. Lo decíamos ayer “excusatio non petita…”, o es que acaso no suena esta explicación como una maniobra destinada a ganar tiempo y “cuando lleguemos al río ya veremos cómo lo cruzamos”.

Así que el gobierno que no hace otra cosa que hablar, sólo hablar por desgracia, de crear empleo, ahora no es que no ayude a los empresarios a crearlo no, ahora directamente los estrangula. Ayer la mala noticia era para las empresas de servicios, hoy para las constructoras, la verdad es que Paulino y sus chicos son como el caballo de Atila, allá por donde pasan no vuelve a crecer la hierba.

Pero no sólo es el Gobierno de Canarias el que ha perdido el norte, por ejemplo en el Cabildo de Lanzarote el grupo de gobierno (CC, PP, PIL y PNL) han rechazado condenar los Presupuestos canarios del 2011 y solicitar a los parlamentarios conejeros que utilizaran el derecho a veto que les concede el reglamento porque los socialistas pretendían condenar la rebaja de inversiones de Paulino y sus chicos, pero se negaron a aceptar que en el mismo texto se exigiera al gobierno de Zapatero que cumpliera con el Plan Canarias.

Y hoy como ayer se repite el fenómeno, lo importante no es el interés general sino que por el contrario parece que lo importante es defender por encima de cualquier consideración el interés del partido al que sirven, traicionando la confianza de sus electores y me da igual quién haya sido el padre de la criatura, “entre todos lo mataron (al interés general) y él solito se murió.

Sin embargo no todo van a ser malas noticias, hoy en la prensa leíamos que el Ayuntamiento de Puerto del Rosario, y sirva de ejemplo pues tengo las cifras concretas a mano, pero lo de Puerto Rosario seguro que es de aplicación en todos los municipios canarios. Decía que hoy se han contratado a 47 ciudadanos con los fondos que generosamente procuran el Servicio Canario de Empleo (SCE) y la Federación de Municipios (Fecam)

Fondos que financian el Plan Atmósfera y que permitirán a los 47 ciudadanos dedicarse a tareas de limpieza y embellecimiento durante los próximos seis meses que ya ven ustedes lo que son las casualidades les va a durar el empleo justo hasta el mes de mayo, mes de las elecciones por si alguno lo había olvidado.

El que hace más de un mes alguno de los hoy contratados supieran que iban a ser seleccionados no resta brillo a la magnífica acción… clientelista llevada a cabo. En eso sí que no hay fallos, el dinero público llega puntual para crear un empleo ficticio que permita tupir aún más a la red clientelar.

Los de CC no sabrán gobernar la autonomía, de hecho han tenido que cerrar el ejercicio unos cuarenta días antes de la fecha prevista porque no había dinero, en vez de apoyar a los empresarios, que son los llamados a crear empleo, les exigen que financien al propio gobierno, los partidos a los suyo, el PSOE en Lanzarote, pero podría ser en cualquier otro sitio, está dispuesto a denunciar al gobierno canario por la falta de inversión y acordarse de la parentela de quién haga falta, pero sin mentar a Zapatero, y los otros si no pueden machacar al gobierno central pues mala suerte pero lo de las inversiones de Lanzarote queda arrumbado y pasa al olvido

Pero lo que funciona como un reloj suizo son los contratos de seis meses, en eso Coalición Canaria ha demostrado siempre una maestría suprema y que conste que cuando dicen que defienden lo “nuestro” no mienten, quieren decir que defienden lo suyo y lo de sus amigos. Que ya se sabe que no hay palabra mal dicha, sino mal comprendida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario