viernes, 17 de diciembre de 2010

Por tierra, mar y aire

Están los nacionalistas que no caben en sí de gozo. La debilidad del gobierno socialista de Zapatero, pone en valor sus misérrimos dos escaños en el Congreso, y si éstos no son suficientes para conseguir inversiones reales, que impulsen la creación de empleo; sí les ofrece la oportunidad de manejar asuntos inanes, pero susceptibles de ser explotados electoralmente. Que, como comprenderán ustedes, tiene su aquel estando como están, las elecciones, a tiro de piedra

Tras haber agotado lo del “mar canario” que se hacía difícil de sostener, después que, en Madrid, Moratinos y Rubalcaba dijeran, aquello de que no había nada que comunicar, a las instituciones internacionales que se ocupan del derecho del mar. Por tanto, si nada había que comunicar, es que los “corredores de aguas internacionales” entre islas se mantienen. Diga lo que diga Claudina Morales, que de Derecho Internacional del Mar, está por lo visto bastante pez

Pero para que no cupiera ninguna duda, ayer el propio Perestelo, uno de los dos diputados de CC en el Congreso, reconocía que esta Ley era “el primer paso para que Canarias tenga el control de sus aguas, y eso es algo muy importante”. Así que, son las propias fuerzas vivas del nacionalismo las que ya sólo hablan de un primer paso y, eso es otra cosa.

Decía hace unas líneas que, sin embargo, los nacionalistas están contentos; que cierto es eso de que cuando una puerta se cierra otra se abre, decía alguien de la cúpula coalicionera. No se puede explotar lo de las aguas canarias, pero se abre la posibilidad de controlar el aire canario.

El Presidente Paulino Rivero “exigía” la creación de una AENA canaria, al socaire de una decisión del gobierno socialista, que en su afán de recoger unas perrillas, había anunciado que iba a privatizar la gestión de los aeropuertos. No será así, porque naturalmente, sólo se podrán privatizar los aeropuertos que den beneficios, pero si no se abre la puerta que soñaban, igual se ha abierto una ventana.

Parece que se va a privatizar la gestión de las torres de control y en esa, si están los aeropuertos canarios. Concurso público y, a quién Dios se la dé San Pedro se la bendiga, no hay otra. Pero aunque esto de la privatización sea así, no podía faltar a la cita el Presidente del Cabildo de Fuerteventura D. Mario Cabrera, que anunciaba gozoso que “como Cabildo estamos interesados en el control de la torre de Fuerteventura”.

Total, lo de los aeropuertos queda en nada, y la privatización del control, nada o poco significa para el interés general de Canarias y los canarios, pero tiene una importancia fundamental para los políticos nacionalistas. Nuevos puestos de trabajo que controlar, para poder ampliar y hacer más tupida, si cabe, la red clientelar que los sustenta y mantiene aferrados al poder, desde ni se sabe.

Yo no puedo dejar de preguntarme y estoy seguro que en esto no estoy solo, para qué diablos están buscando desesperadamente más competencias, si no son capaces de administrar con eficacia las que ya tienen. Me parece profundamente inconsecuente, ese empeño en ir consiguiendo más y más responsabilidades -que no son otra cosa las competencias- si son incapaces de manejar las que ya tienen.

No pasa año que no tengan que devolver partidas al Estado, por haber sido incapaces de llevarlas a buen término. Y esto pasa en Canarias en una época de vacas flacas y ¡devolvemos dinero! Piensen ustedes en lo que se podría hacer con ese dinero en la Sanidad Pública, la Educación, las infraestructuras hospitalarias, depuradoras, etc., etc., pero devolvemos dinero, bueno lo devuelve el gobierno de Rivero.

Y como cada vez que critico estas y otras cosas que tienen que ver con CC, me escribirá al que le toque, que ya creo que lo sortean, para afearme mi “odio patológico” al nacionalismo. Lo que no es cierto. Creo que el nacionalismo es malo, pero no lo odio, y sólo critico a los que, al amparo del amor por lo nuestro, se enriquecen ellos, sus amigos y sus familias. Eso hago y no otra cosa.

Pero no discutamos, vamos a un caso concreto. Hoy en El País. No en la Gaceta o en Intereconomía -que sería igual de cierto o más- pero si lo dicen ellos, automáticamente quedaría tachado como mentira. Como decía, en el País, hoy se puede leer esto: “…Significativo es el esfuerzo público económico por habitante y año, lo que le cuesta al contribuyente cada dependiente atendido. Desde los 183 euros que se emplean en La Rioja o los 172 de Cantabria a los 32 pelados de Canarias... El primero aporta seis veces lo que el último. La media española es de 102 euros por habitante al año, una cantidad de la que se ha extraído el copago”.

Lo dice el último estudio de la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, se considera únicamente el gasto directo, excluyendo los gastos de gestión u otros. Aquí no hay opinión, ni “odio patológico”, ni cualquier otra zarandaja. Aquí lo que se expresa, deja in púribus al gobierno de Paulino Rivero y consecuentemente a Coalición Canaria.

Por lo visto, lo importante para los nacionalistas está en conseguir almirantes, contramaestres, grumetes y gavieros de los mares canarios y controladores de los cielos de Canarias también, todos ellos lo bastantes “próximos“ al poder, para que sean elegidos y puedan disfrutar de los sueldos públicos, que pagaremos entre todos.

No son capaces de cuidar de nuestros dependientes, basta ver la diferencia de inversión. Lo mismo cabe decir de asuntos de primera prioridad, el paro, los problemas de los jóvenes, la pérdida de calidad de la sanidad canaria, el pavoroso fracaso escolar…. Pero andan “exigiendo” más competencias, que ya se sabe que “a río revuelto ganancia de pescadores”, nacionalistas naturalmente y ahora por tierra, mar y aire. ¡No queda lo que no inventen!



























No hay comentarios:

Publicar un comentario