miércoles, 22 de diciembre de 2010

El espíritu navideño y los partidos políticos

Por estos días, siempre se habla del espíritu navideño; que debe formar parte del mismo sindicato que las meigas gallegas. Esas de las que nadie, niega su existencia, pero que todavía no conozco a persona alguna que las haya visto. Todo el mundo reconoce y goza de la existencia de ese espíritu, que puntual llega hasta nosotros cada solsticio de invierno; aún cuando si uno profundiza un poco, en muchas de esas manifestaciones, se encuentre la nada más absoluta.

Desde luego, por donde no se ha arrimado ese jocundo, amable, solidario y generoso espíritu, es por el PSOE. Los socialistas están más, por prepararse para la guerra interna que se anuncia próxima, que por atender zarandajas navideñas. Que se le va a hacer.

Ayer por vez primera le falló a Zapatero, el truquito de la “geometría variable” aplicada a los pactos. Ni los nacionalistas más proclives a vender la primogenitura de la nación, por un plato de lentejas - para que se las coman su círculo más “íntimo”- se atrevieron ayer a apoyar la ley que, propiciada por la ministra de cultura, echó para atrás el Congreso de los Diputados.

Por un lado, el esplendoroso cabreo de la ciudadanía, que está hasta el mismísimo cogote de soportar a este gobierno que anuncia el crecimiento de los derechos de los ciudadanos, mientras procede a recortarlos, con una dedicación digna de mejor causa. Por otro, la espantada de los de la ceja, que ya le ven las orejitas al lobo y se muestran bastante más tibios que hace unos meses, han dejado sin argumentos a los de CiU, PNV y CC. Vamos a los que le hacen los coros de manera habitual a ZP.

Por tanto, luto parlamentario en las filas socialistas y revolcón, que anuncia otros tantos, para la próxima temporada. Y consiguientemente la ministra en el alero.

Cunde el nerviosismo en las filas socialistas, animado por la enésima frivolidad de José Luís Rodríguez Zapatero; que como no puede ir a los actos, convenientemente amordazado, se animó en la copita navideña ofrecida en Moncloa y anunció urbi et orbe, que la solución al misterio de su sucesión lo ha comunicado ya a alguien del PSOE y a su mujer.

En Ferraz no entienden a que viene hablar de estas tontadas, cuando el partido se enfrenta a problemas  importantes. Es sabido que ZP va a dejar a España como un solar, pero como va a ser difícil conseguir que carguen con esa responsabilidad Aznar o Bush; tienen que comenzar una campaña que reduzca al máximo los daños inevitables, en la imagen que de los socialistas tienen los ciudadanos. Campaña que como todos ustedes pueden suponer, va a ocasionar unas cuantas bajas en las filas de la dirección actual del PSOE.

Y en esa tarea andan, aunque por aquello del espíritu navideño, las dagas que esgrimen, están perfectamente ornadas con bolitas de árbol de navidad, musgo, estrellitas, acebo, y en Cataluña incluso algún cagané. Lleva unos días, moviendo ficha un grupo que pretende cargar con la responsabilidad de la política económica española a Elena Salgado, ministra de Hacienda.

Y algún inocente pensará que es lógico que así sea, cuando les supongo enterados de como se conoce a Salgado en el Consejo de Ministros; un mote que la define perfectamente: “La bien mandá”. La política económica de este gobierno es de la incumbencia exclusiva de ZP.

Andan los “antisalgadistas” buscando un sucesor. Les apetecería que fuera Almunia, pero no parece que el Comisario europeo tenga en su familia antecedentes nipones y por tanto extrañaría muchísimo que se hiciera el harakiri, aceptando a estas alturas, la cartera de Hacienda del gobierno de España.

Por otro lado andan la Chacón y unos cuantos barones autonómicos, intentando buscar una cómoda posición de salida, para cuando se anuncie de forma oficial la carrera por la sucesión de Zapatero. Y Bono, no nos olvidemos de Bono, si se habla de dagas, hay que hablar de él obligatoriamente; anda el hombre posicionándose también, a los mismos efectos. Todo esto es observado, desde “el lado oscuro”, por Alfredo Pérez Rubalcaba, que sonríe, consciente de que pelea contra unos aficionados, mientras, eso sí, vigila y controla a Blanco y, parece ser, tiene pinchado el teléfono de una prima espectacular, de un controlador aéreo.

Y en Canarias, si hablamos de socialistas, peor. Tras la decisión de nombrar gestoras y poner a su frente a los que habían perdido las primarias, el PSOE en Tenerife anda con poquito espíritu navideño, para que vamos a engañarnos. Aún cuando parece, van a sucederse una serie de movimientos que pueden terminar en escisiones y trasvases de militancia a otras organizaciones políticas, eso será después de Reyes.

En el PP, están tranquilos. Génova sigue apuntado a eso de “piano, piano si va lontano”. No pueden decir lo mismo los populares canarios, que van a regalar un empadronamiento municipal de la capital del reino, a su carismático líder de figura inmarcesible. Soria anda a lo suyo y a su gente, que la vayan peinando; parece, que por mucho que les duela, esa es la figura.

Están retrasando los nombramientos de candidatos, porque se espera contestación y por otra parte tienen listas importantes para las que no encuentran a quién proponer. Así que el espíritu navideño no ha pasado tampoco por Albareda.

¿Y los demás?, los demás mañana que esto se está alargando demasiado.

De todas maneras recordemos, que líderes, sub líderes, palmeros y pelotas de toda laya y condición, son también personas. Por tanto, para todos, mis mejores deseos y que el espíritu navideño haga unas horitas extraordinarias con ellos, que no les va a ir nada mal.

Feliz Navidad.

.



































No hay comentarios:

Publicar un comentario