miércoles, 9 de febrero de 2011

CC se ocupa de asuntos vitales para los ciudadanos: ¡¡La Guanchancha!!

Será para demostrar que Coalición Canaria lucha denodadamente por los asuntos que preocupan al ciudadano y deja de lado los asuntos clientelares o propagandísticos, por lo que ayer, los periódicos canarios nos tranquilizaban poniendo en claro cuál es la situación actual de un asunto, fundamental para el desarrollo armónico de las Canarias, y explicaban con entusiasmo y todo lujo de detalles, imaginarios para qué nos vamos a engañar, que a la Guanchancha se le habían concedido nuevas competencias.

¡Qué buenos son los Padres Escolapios que nos llevan de excursión!. Primera pregunta: ¿La Guanchancha tenía alguna competencia con anterioridad o se ha limitado, desde su implantación solemne, a actuar como fuerzas auxiliares de algunas policías municipales, para que hicieran algo?. ¿Qué nuevas competencias se le ha concedido a la policía canaria, si no tenía ninguna?

Veamos, se reunió la II Junta de Seguridad y se decidió aceptar que la Policía Canaria se ocupe, como policía complementaria, es decir no en exclusiva, del traslado de menores y vigilancia de centros educativos. Está claro que la importancia de las misiones justifica el entusiasmo nacionalista.

Tiene la plantilla policial canaria cien agentes, cuya principal hazaña fue la de irse de vacaciones de verano en dos turnos, paralizando durante dos meses a la Guanchancha. Tras ese descomunal acierto organizativo –hay que distribuir a la fuerza en tres grupos y no en dos- que taparon como pudieron, los de Rivero se encontraron con que los heroicos y abnegados agentes amenazaban con una ¡huelga! – no sé yo si llevaban tres meses trabajando- si no les subían un complemento, lo que se hizo de inmediato de una manera irregular, por calificar la acción de manera caritativa.

Ahora dicen van a compartir información con el resto de cuerpos policiales españoles. Lo que no es cierto, porque lo que se ha acordado realmente es crear una comisión para estudiar y concretar la participación de la policía canaria en las bases de datos de la Policía Nacional y la Guardia Civil en aquellos asuntos que sean de interés común.

La prensa ha anunciado urbi et orbe la participación en el intercambio de información que comprendería, huellas dactilares, señalamiento, vehículos y la base de datos del DNI. Desde aquí tranquilizar a los ciudadanos, Rubalcaba ha dicho que todo eso hay que estudiarlo en una comisión. Y seguro que ustedes recuerdan el aforismo que reza: Si quieres que se haga algo, nombra a un responsable; si por el contrario pretendes que no se haga nada, nombra una comisión.

Resulta como poco extraño, que una de las funciones que justificaban la fundación de la Guanchancha, la custodia y vigilancia de edificios públicos, no esté entre las competencias que se acordaron en esa Junta de Seguridad. Sorprende sin duda. Bien, el resultado no puede ser más decepcionante, pero los responsables nacionalistas usando el politiqués están intentando vender la moto a los ciudadanos, a los que en el fondo lo de la guanchancha se la trae, más bien al pairo y me van a perdonar la manera de señalar.

Pero el que, para desgracia del gobierno canario, ha hablado en castellano, ha sido Pérez Rubalcaba que afirmó: Que cualquier aumento o asunción de nuevas competencias por parte de la Policía Canaria, necesita la conformidad del Ministerio del Interior, y que para que aumenten éstas es necesario el incremento de la plantilla, que como bien sabe Rivero, Madrid no está dispuesta a financiar, añadiendo para que no cupieran dudas, que no se iba a reducir la plantilla de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en Canarias. Así que para cualquier cosita relativa a este engendro, hay que hablar con el padre de la criatura, que ¡vaya por Dios! en estos momentos es Rubalcaba, que no parece estar muy por la labor.

Pero independientemente de la barbaridad, por no decir estupidez, que supone el estar gastando tiempo y energías en un asunto tan estéril, poco rentable, sin finalidad conocida y sin beneficio alguno para los ciudadanos; independientemente de la barbaridad, repito, que supone que en tiempo de crisis estemos gastando dinero es fruslerías y gilipolleces, quiero hacerles una pregunta ¿a ustedes no les da miedo ese empeño por tener acceso a datos de los ciudadanos?

Si la policía canaria no custodia los edificios públicos e institucionales, si la protección a la vivienda presidencial está a cargo de la Guardia Civil, si la guanchancha lo único que hace es vigilar los colegios, lo que ya hacía la policía municipal y la nacional, habrá que preguntarse si al final, todo esto sólo se ha montado para que unos cuantos políticos puedan tener acceso a unas bases de datos secretas por su contenido sensible y cuyo manejo debe responder exclusivamente a criterios profesionales.

Cuidado con los instrumentos que estamos poniendo en manos del gobierno canario. Para cuidar colegios y trasladar menores, las bases de datos del DNI, de huellas dactilares, etc.,  están de más. Recuerden ustedes unas declaraciones de Paulino Rivero, en las que afirmaba que lo importante de todo este asunto era el acceso a la información que ahora no podían manejar. La información es poder, pero esa información debe manejarla quién por cualificación profesional lo haga, con el necesario sigilo y confidencialidad y bajo supervisión judicial.

Los ciudadanos debemos preocuparnos de cómo, quién y por qué van a ser utilizadas esas bases de datos, no vayamos a tener un disgusto, que estas cosas ya se sabe, las carga el diablo.























No hay comentarios:

Publicar un comentario