lunes, 28 de febrero de 2011

A José Blanco se le calienta el pico

D. José Blanco, que participaba en un acto socialista en Andalucía, tuvo una intervención que me retrotrajo a los viejos tiempos en el que, al entonces conocido como “Pepiño”, no le dejaban hablar en público ni hacer declaraciones porque, decían sus compañeros del PSG-PSOE, que cada vez que abría la boca, perdían cinco mil votos.

¿Qué es lo que le pasó al ministro de Fomento el sábado pasado? Puedo entender que lo de ir en estos momentos a Andalucía a predicar la vieja cantinela socialista resulte un trabajo duro y estresante, pero un ministro del gobierno de España que además ostenta el cargo de Vicesecretario General del PSOE, no puede meterse alegremente en según qué jardines y mucho menos crear dudas en un tema tan delicado como el que trató D. José con su acostumbrado estilo de elefante visitador de cacharrerías.

En el acto del PSOE dijo D. José que "Dentro de unos días veréis cómo dicen que la consecuencia de que no haya abastecimiento de petróleo es de Zapatero porque en España no hay pozos de petróleo por Zapatero". Para cualquier lector, estas palabras interpretadas en su literalidad lo que advierten es de un próximo desabastecimiento de petróleo, no cabe otra interpretación.

Una declaración que habrá puesto de los nervios a mucha gente, y que desde luego no ayuda a que los “mercados” depositen su confianza en un país que puede sufrir, de acuerdo con sus palabras, un desabastecimiento de consecuencias difíciles de calcular. Por otra parte el viernes pasado en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, el “líder verdadero”, es decir Rubalcaba, había negado esa posibilidad y con esa declaración confirmaba las palabras del ministro de Industria, Sebastián, que ya había manifestado que España tenía garantizado el suministro de petróleo para noventa días.

Así que nos encontramos con la afirmación de Blanco que choca frontalmente con las manifestaciones “oficiales” del Gobierno de España, habrá quien piense que lo de Blanco ha sido simplemente un calentón mitinero y que no tiene mayor importancia. Pero tras sufrir durante muchos años la política de “transparencia informativa” de este gobierno, lo cierto es que a mí las afirmaciones de Rubalcaba y Sebastián me suenan más a declaraciones tranquilizadoras que a otra cosa.

Y todo esto venía a cuento de la última, por mejor decir, la penúltima ocurrencia de esta alegre pandilla paritaria de muchachos y muchachas, que conforman nuestro Gobierno y que gobernar, lo que se dice gobernar nos es que gobiernen, esas cosas se las dejan a Alfredo Pérez Rubalcaba, pero, eso sí, piensan y tienen ocurrencias.

Probablemente el otro día el ministro de Industria decidiera ganarse el salario y manifestó que se iba a reducir la velocidad en las autopistas españolas de 120 km/h a 110, porque dice Sebastián, que así demostró que de esto no tiene idea, que la medida iba a suponer una disminución de un 15% del consumo de gasolina, lo que nos supondría un ahorro muy importante.

En Europa muchísimos países tienen fijado el límite de velocidad en sus autopistas en los 140 km/h., por otra parte los expertos dicen que el ahorro anunciado por el ministro no pasa de ser una broma de mal gusto, que en todo caso ahorraríamos un 3% del consumo, pero esto es harina de otro costal.

El ministro de Fomento, nos explica que vamos a sufrir desabastecimiento de petróleo, esa afirmación contradice las de Rubalcaba y Sebastián y todo este follón está originado por el anuncio de la aplicación de una medida improvisada, como así lo reconoció Rubalcaba, lo de la limitación de la velocidad no es más que una ocurrencia de Sebastián.

Las dos versiones son contradictorias. Si a José Blanco llevado por el fervor mitinero se le calentó el pico y se le ocurrió poner un ejemplo, olvidando la existencia del modo condicional en castellano, alguien -no sé quién – debería pedirle explicaciones y aclarar el asunto para que ciudadanos, inversores, mercados y las Europas varias que nos contemplan, sepan sin ningún género de duda, que tenemos las mismas reservas de petróleo que cualquier país de nuestro entorno. Sobre lo de las autopistas y la velocidad límite, mejor no hablar.

No estaría de más que nuestros ministros, si no saben de estas cosas, ejercieran la virtud de la prudencia y el silencio, que nosotros con lo nuestro ya tenemos bastante, no nos hace ninguna falta que Blanco cree inquietud, entre los ciudadanos, ante un posible desabastecimiento de petróleo en España. Es lo que nos faltaba.



No hay comentarios:

Publicar un comentario