viernes, 18 de julio de 2014

Las milongas del "entorno" de Pablo Iglesias

Pablo Iglesias con la lupa que seguro utiliza para observar las Declaraciones de Intereses ajenas

Llevamos ya hace unos días dándole vueltas a un asunto  que ya no da más de sí. Era de suponer que ante la noticia de que D. Pablo Iglesias, presuntamente, ocultara ganancias en su obligada declaración de intereses ante la Eurocámara, el protagonista de la noticia tuviera interés en aclarar lo que realmente había sucedido o al menos en dar su versión de los hechos.

Sorprendentemente no ha sido así, parece – no hay otra explicación – que Pablo Iglesias ha entrado en modo “Líder carismático de figura inmarcesible” y no ha abierto la boca ante la noticia que lleva dando vueltas, eso sí en un prudente run run - que el caballero tiene la demanda fácil - por algunos medios de comunicación y en las redes sociales.

En su lugar se han encargado de su “defensa” portavoces autorizados de Podemos, que vuelvo a insistir  no sé qué pintan en este asunto, porque lo que se afirma, sólo compete a D. Pablo Iglesias, que es el que debe rellenar y firmar una declaración, de la que se dice está incompleta, por no figurar en la misma las ganancias habidas en las tertulias a las que acudía y eso sí que está claro, porque los pagos se hacían a su persona y no a Podemos, como hubiera sucedido si así lo hubiera estimado procedente el señor Iglesias.

El silencio del único interesado me hace suponer que  es cierto lo que se dice, cosa que desconozco al menos de manera fehaciente, pero parece que por ahí van los tiros y se está dejando pasar los días, utilizando la vieja técnica de comunicación de la casta política que cuando la pillan con el carrito del helado, saben que no deben contestar. Si no es así, si  lo que se afirma no es cierto –  que tampoco me consta de manera fehaciente –  debe ser que Pablo Iglesias está esperando a ver si  consigue que algún periodista se pase un pelo y así meterle una de esas querellas que tanto le gustan interponer  y que además le salen gratis, porque se las pagan sus seguidores afectos de una latría preocupante. Que un mileurista, en el mejor de los casos, le pague los gastos de una demanda a un señor que gana un montón de pasta, resulta sorprendente y hasta patético, para que vamos a engañarnos.

Ya digo que no sé qué es exactamente lo que está pasando, porque  la actuación de los voceros de Podemos no puede ser más infantil y rebatible. Debo pensar que gente tan inteligente y formada no pueden tener portavoces tan torpes ¿O quizás sí? Igual resulta que en esa organización no son todos tan listos como se nos ha intentado vender.

Primero fue la noticia de que la Declaración de marras estaba incompleta y la negativa de un portavoz de Podemos, torpe hasta decir basta. Luego la réplica por parte de un medio de comunicación a los argumentos del portavoz, aportando cifras y ahora viene la intervención de Podemos, que insisto que se mete en un terreno que no es el suyo.

La responsabilidad de la ocultación del dinero, en el caso de existir, es de Pablo Iglesias, que parece que está cayendo en el error de utilizar los medios de su partido para defender un asunto personal, lo que está muy mal y  de hecho lo ha criticado  cuando quién así se ha producido era de la competencia. Dicen los defensores de Iglesias –que teniendo amigos así, no sé para qué se busca enemigos – que Pablo Iglesias no va a dar explicación alguna porque “no hace falta que presente una relación de gastos e ingresos y aporte facturas de los cafés que se toma”, que ya son ganas de buscarse líos de manera gratuita, el portavoz tiene que ser un bobilín de mucho cuidado, para intentar defender el fuerte de semejante manera

Teniendo presente que tanto D. Pablo Iglesias como Podemos se presentan ante los ojos de los españoles como el epítome de la honestidad, la transparencia y el ejemplo a seguir, me parece que D. Pablo debería dar las explicaciones que dejaran claro a los españoles qué es lo que ha pasado exactamente, porque ya digo, o los han pillado in púribus o están empeñados en que lo parezca.

No se entiende que un portavoz que sepa donde tiene la mano derecha,  bueno si es de Podemos, la mano izquierda, puede afirmar y pretender que se le crea, que Iglesias no tiene que dar explicaciones de lo que ha ganado en el 2013 porque sólo hay que declarar las "actividades ocasionales cuando la remuneración exceda de 5.000 euros por año civil", que es donde ellos incluyen las  tertulias y dice el tipo, tan tranquilo, que eso significa que "no es obligatorio declarar más que el año en curso".

Cuando la Eurocámara habla de “año civil” se refiere a ejercicio económico y precisamente es por ello que  se debe declarar lo habido en el año civil 2013 y no el 2014 que como todos  sabemos - menos los genios del entorno “eclesial” - no ha acabado todavía y a nadie se le puede exigir que profetice qué es lo que va a ganar en el ejercicio 2014 nada más y nada menos que en “actividades ocasionales”.

Eso sí, los de Podemos subrayan como si tuviera importancia, que de ese dinero que no se declara, D. Pablo no se quedó ni con un céntimo, porque lo donó a “la Tuerka”. ¿Y qué es “La Tuerka”? pues un programa televisivo de contenido político de Pablo Iglesias. O sea, que sí se quedó con el dinero y financió con él su programa. Hay que añadir que el dinero que se cobra hay que declararlo, que a efectos fiscales lo de las donaciones es otra cosa. No quiero ni imaginar que Pablo Iglesias haya cometido la "torpeza" de no reflejar en sus declaraciones a Hacienda esas ganancias, con la excusa de que las ha donado, porque la Agencia Tributaria debiera empapelarlo sobre la marcha.

Y ya lo que es para nota alta es la afirmación que hacen los “defensores” de Iglesias, que a mí me parecen agentes infiltrados de la casta que dicen muy serios y solemnes que: La declaración de intereses económicos es "una declaración modificable que hace en pos de la transparencia, pero no es una declaración jurada, con lo que si tuviera que modificarla no habría problema". Eso en román paladino quiere decir: Mire usted, nos importa un bledo todo este follón, porque al final si se descubre que la Declaración es falsa, decimos que se debe a un error, se corrige y quién Dios se la dé, San Pedro se la bendiga y eso no es así de ninguna de las maneras.

Muy probablemente los han pillado con el pie cambiado, ellos sabrán. Aunque sí pido encarecidamente que hasta que D. Pablo Iglesias personalmente, no aclare el problema con luz y taquígrafos por favor, se abstenga de dar lecciones a nadie, deje de dar la paliza con la corrupción ajena y no presuma más de esa acrisolada virtud, que está en duda y que no parece tenga demasiada urgencia en aclarar.

Esto es lo que escribí ayer  día 17 de julio, sobre las nueve de la mañana. A lo largo del día ELSEMANALDIGITAL.COM, el medio que ha seguido este asunto,  ha publicado una noticia que titula así:

Iglesias recula y reconoce que trampeó su declaración de intereses por "error


Comentaremos la jugada, el sábado en este blog.

8 comentarios:

  1. Qué mal escribes, Miguel Rives.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque el señor Rivas escribiera mal, que no es el caso, sus verdades son irrebatibles y se entienden perfectamente. Ya depende de si usted tiene, o no, comprensión lectora... O le interesa entender lo que dice, que creo que no.

      Eliminar
    2. Anónimo!!....te falto poner : !!! PODEMOS!! ; tú comentario está al nivel de tu cerebro....cortito.

      Eliminar
    3. Bravo Miguel Rives....ahí es donde les duele, así es como cazaron a Al Capone....Saludos.

      Eliminar
  2. Buenos días anónimo, te comprendo uno hace lo que puede, pero... Agradezco muchísimo el que me leas a pesar de lo mal que lo hago, un esfuerzo así merece mi gratitud.

    ResponderEliminar
  3. Buenos días Rita, le agradezco el comentario. El problema, como bien señala, no está en si escribo bien o mal, que eso va en opiniones, lo que hay que debatir en todo caso es si lo que digo es cierto o no. Pero eso, al menos en este caso, es difícilmente rebatible. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Buenos días al Anónimo, que hace una referencia a que me faltó... Le agradezco el comentario, por el que veo que lo que he escrito, a usted le parece muy malo. No estoy en la lista de los siete sabios de Grecia, pero entiendo que también hay en su comentario, mucho de aquello de "... según con el cristal que se mira".

    ResponderEliminar
  5. Buenos días Anónimo, le agradezco el bravo. Saludos.

    ResponderEliminar